Publicidad

18 barras de sonido de calidad para tu televisor: Desde las más baratas a lo mejor del mercado

18 barras de sonido de calidad para tu televisor: Desde las más baratas a lo mejor del mercado
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si nuestro televisor de pantalla plana no tiene un buen sonido, algo que por cierto es de lo más habitual, una buena y sencilla opción es complementarlo con una barra de sonido, de fácil instalación y consumo eléctrico moderado.

Una vez que sabemos más o menos qué debemos buscar a la hora de elegir uno de estos equipos, lo más probable es que nos veamos abrumados con las decenas de marcas y cientos de modelos disponibles en el mercado. A continuación, una recopilación con 18 de los más interesantes, desde los más baratos hasta los más exclusivos.

Hasta 300 euros

Wharfedale Vista 100

Wharfedale Vista 100

Por unos 180 euros podemos acceder a una Wharfedale Vista 100. Con unas dimensiones de 81 × 11 × 9,8cm nos encontramos un equipo de sonido Bluetooth con seis altavoces físicos (2 de 75 mm, 2 de 70 mm y 2 de 50 mm) alimentados por un amplificador de 60 vatios, que pueden simular efectos de sonido envolvente gracias a la tecnología Sonic Emotion Absolute 3D.

Aunque la marca asegura que no es necesario utilizar un subwoofer adicional, la respuesta en frecuencia teórica se queda en unos discretos 65Hz – 18kHz (±3dB), por lo que no estaría de más ayudar a la barra de sonido con un subwoofer externo. Cuenta con conexiones coaxial, óptica, RCA y jack de 3,5 mm.

Yamaha YAS–103

Yamaha YAS-103

Situada en la gama media y con un precio de unos 280 euros, la Yamaha YAS–103 cuenta con conectividad Bluetooth y control remoto para enviar el sonido de forma inalámbrica desde un terminal móvil.

Tiene también dos entradas ópticas, una coaxial más otra entrada analógica. Además es compatible con la tecnología Air Surround Xtreme, Dolby Digital y DTS.

Incluye dos subwoofers en la misma barra, de modo que los usuarios no tendrán que preocuparse del desorden o “molestias” que un subwoofer externo puede generar con cables de por medio o más espacio ocupado. Su potencia total es de 120 vatios.

Denon DHT-T100

Denon DHT100

Por 299 euros podemos adquirir una Denon DHT-T100, pensada para que coloquemos nuestra pantalla sobre ella (soporta un máximo de 27 kilos) y para que la conectemos mediante un cable óptico, coaxial o analógico, ya que no dispone de puertos HDMI.

Si lo que queremos es reproducir música de forma inalámbrica podremos hacerlo a través de la interfaz Bluetooth aptX que permitirá obtener una calidad similar a la del Audio-CD.

Tiene dos altavoces ovalados de 2×5 pulgadas más dos tweeters de media pulgada, embutidos en una caja de 60×7×35.5cm. Puede decodificar señales Dolby Digital, soporta cinco modos de audición y un modo de sonido envolvente virtual.

Entre 300 y 600 euros

Yamaha YAS-152

Yamaha YAS-103

Con un precio de 350 euros y pensada para pantallas de hasta 55 pulgadas, la YAS-152 es un equipo capaz de manejar señales 7.1 simulando efectos de sonido envolvente a través de la tecnología Air Surround Xtreme, pero que en la práctica es un sistema estéreo con dos altavoces para medios-agudos de 2 pulgadas y media más dos para graves de 3 pulgadas y media.

Están amplificados por 30+30 vatios para las frecuencias medias y agudas y por 60 vatios para las graves, aunque también se da la opción de conectar un subwoofer externo que se encargue de todos los graves.

Es compatible con Bluetooth tanto para enviarle música en streaming como para controlar sus funciones a través de la Home Theater Control App disponible para Android y iOS. Es capaz de decodificar señales Dolby Digital y DTS, pero sólo tiene conexiones óptica, digital coaxial y analógicas, por lo que si queréis usar vuestros puertos HDMI no podréis hacerlo.

Sony HT-CT770 y HT-CT370

Sony HT-ct770

Por 350 y 450 euros respectivamente podemos adquirir una HT-CT770 o HT-CT370 de Sony. Son equipos que cuentan con la tecnología ClearAudio+, que promete un sonido más nítido y puro mediante el ajuste de la ecualización en función del tipo de programa que estemos viendo (juego, cine, televisión convencional, etc.).

Soportan Dolby TrueHD y DTS-HD, son compatibles con comunicaciones inalámbricas Bluetooth y emparejamiento rápido vía NFC. Los dos modelos vienen con tres entradas HDMI, una salida HDMI, una entrada de audio óptica y otra auxiliar analógica de 3,5 mm.

Sony HT-Ct370

Las principales diferencias entre ambas las encontramos en el tamaño del subwoofer y de la barra en sí. Mientras que la HT-CT370 viene con dos woofers de 60 mm y un subwoofer compacto de 100 vatios, la HT-CT770 monta tres woofers de 60mm y el subwoofer externo alcanza los 120 vatios de potencia.

Yamaha YSP-1400

Yamaha YSP-1400

Con un precio de 450 euros, el YSP-1400 utiliza la tecnología Yamaha Digital Projector para lo cual usa muchos pequeños altavoces cada uno de los cuales reproducirá uno de los canales de la pista de audio y aprovechará los rebotes de la onda sonora en las paredes de la sala para recrear los efectos surround.

Este modelo es de tipo 5.1 y cuenta con 8 altavoces principales de 1 pulgada y un octavo en el centro de la barra y con dos altavoces de 3 pulgadas y cuarto en los extremos de la misma que hacen las veces de subwoofer.

La potencia total del conjunto es de 76 vatios y se reparte de la siguiente forma: 2 vatios a cada uno de los 8 altavoces principales y 30 vatios para cada uno de los subwoofers.

Soporta Bluetooth para manejar la barra desde smartphones y para enviar señales de audio en streaming. Viene con un conector óptico y otro digital coaxial así como con las típicas entradas analógicas jack de 3,5 mm y RCA, pero no trae conectores HDMI. También tiene una salida RCA para conectar un subwoofer externo.

Q Acoustics Media 4

Q Acoustic Media4

Por menos de 500 euros tenemos la Q Acoustics Media 4, un equipo con subwoofer integrado y configuración 2.1. Con unas dimensiones de 1000mm x 90mm x 142mm, cuenta con altavoces de forma elíptica que aseguran mejoran la dispersión del sonido.

En concreto, monta dos drivers de 65x65mm para frecuencias medias y agudas y otro de 120x150 para el subwoofer, alimentados con una potencia de 2x25 vatios en el primer caso y de 50 vatios en el segundo.

Tiene compatibilidad con Bluetooth y NFC y aunque viene con entradas analógicas y digitales de audio no trae un puerto HDMI.

Entre 600 y 1.000 euros

KEF V700 y V720W

Kef barra sonido

Las V700 y V720W de KEF han sido concebidas, para convencer a los usuarios exigentes que buscan un producto con un diseño refinado, bien construido, y, cómo no, con un sonido de alta calidad.

La V700 incorpora cuatro woofers de 4,5 pulgadas y dos tweeters de 1 pulgada con los que consigue restituir las frecuencias en el rango que va desde los 80 Hz hasta los 30 kHz.

De la entrega de potencia se encargan dos amplificadores que trabajan en clase D, y que son capaces de suministrar 50 vatios cada uno. Además, esta barra de sonido incorpora dos entradas digitales: una HDMI y otra S/PDIF.

Por otra parte, el modelo V720W no es otra barra de sonido, sino la combinación de la V700 y del subwoofer inalámbrico V-20W de KEF, un altavoz de subgraves con un transductor de 8 pulgadas y un amplificador en clase D capaz de entregar 200 vatios.

Kef subwoofer

La barra de sonido V700 cuesta unos 600 euros y el conjunto V720W tiene un precio de unos 730 euros.

Sonos Playbar

Sonos Playbar

Con un precio de 699 euros, la Playbar se Sonos se perfila como una barra de sonido que busca ofrecer la mejor experiencia sonora en nuestro televisor. Se trata de un sistema con nueve altavoces que ofrece sonido envolvente, seis de ellos de alcance medio y tres tweeters para agudos ofrecen un sonido más claro.

Para conectarlo al televisor usaremos un cable óptico, única opción disponible. La otra forma de hacer uso de Playbar es como con el resto de dispositivos Sonos, a través de conexión Ethernet. La barra incluye dos puertos Ethernet, uno para conectar a nuestra red y un segundo para compartir el control inalámbrico.

Samsung HW-F750

Samsung HW-F750

Por unos 690 euros podéis haceros con una Samsung HW-F750, probada a fondo por un servidor, que además de integrar las últimas tecnologías en procesamiento digital del sonido, incorpora un amplificador de válvulas con una potencia máxima total de 310 vatios.

Es un equipo 2.1 que viene con un subwoofer separado que funciona de forma inalámbrica para facilitar su ubicación en nuestras salas. Además, viene con un sensor giroscópico incorporado para de este modo detectar la altura, la rotación y la inclinación de la barra de sonido para, mediante un procesamiento interno, optimizar la calidad del sonido.

Cuenta también con otras tecnologías extra, como la función Airtrack ON que enciende automáticamente la barra cuando encendemos el televisor y nos permite controlarla con el mando de la tele, y el 3D Sound Plus que genera un sonido surround virtual que depende de la profundidad de las imágenes en 3D de la película.

Fidelio Soundbar HTL9100

Fidelio soundbar

Por menos de 800 euros podemos acceder a una Fidelio Soundbar HTL9100, que cuenta con la sorprendente característica de poder separar los altavoces de efectos del cuerpo principal de la barra, para colocarlos en una posición más conveniente como por ejemplo en los laterales del sofá o detrás del oyente.

Además, los altavoces se comunican de forma inalámbrica con la barra principal, por lo que no tendremos que andar tirando cables y podremos tenerlos recogidos hasta que vayamos a ver una película sin que su instalación nos lleve más de un minuto.

Viene acompañada de un subwoofer inalámbrico que al igual que los altavoces de efectos tiene una batería que le da aproximadamente 10 horas de autonomía y nos evita tener que enchufarlos a una toma eléctrica de forma constante durante su uso. De hecho, para recargar los altavoces surround sólo tendremos que volver a conectarlos en la barra principal.

En cuanto a la conectividad, viene con dos entradas HDMI, conector óptico y una interfaz Bluetooth para poder transmitirle música directamente desde nuestros terminales móviles. Además, trae un sensor que detecta si la barra está colocada en una estantería, sobre el suelo o montada en la pared, para ajustar mejor la calidad del sonido.

Paradigm Soundtrack 2

Paradigm Soundtrack 2

Si vuestro presupuesto asciende a unos 900 euros podéis optar por la Paradigm Soundtrack 2, una barra de sonido que cuenta con dos tweeters de una pulgada (amplificados por 2×25 vatios), dos drivers activos de 4,5 pulgadas (amplificados por 2×50 vatios) para medios y graves y otros dos pasivos de 4 pulgadas que ayudan a bajar más en frecuencia, aunque su respuesta se queda en unos modestos 140 Hz – 20 kHz, por lo que requiere de un subwoofer externo incluido en el pack.

Este subwoofer cuenta con un driver de 8 pulgadas en configuración bass-reflex que le permite bajar sin problemas hasta 40 Hz y que es alimentado por un amplificador de 100 vatios RMS y 250 vatios de pico.

En cuanto a las conexiones, nos encontramos con entrada óptica, una RCA, otra auxiliar y también con la opción de reproducir música desde terminales móviles compatibles con Bluetooth aptx, todo ello controlable desde el pequeño mando a distancia incluido.

Más de 1.000 euros

Sony HT-ST7

Sony HT-ST7

Por unos 1.200 euros podéis haceros con una Sony HT-ST7, un sistema 2.1 compuesto por la propia barra más un subwoofer externo con conexión inalámbrica.

Construida en aluminio, contiene 9 altavoces (7 de medios-graves más dos tweeters para agudos situados en los extremos), es compatible con señales Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio y monta 7 amplificadores independientes (no se ha especificado la potencia).

En cuanto a la conectividad, además de las clásicas conexiones analógicas y digitales para audio incorpora tres puertos HDMI de entrada más otro de salida y es compatible con Bluetooth y NFC.

Monitor Audio ASB-2

 monitor-audio_asb2a

En la gama de 1.200 euros encontramos la ASB-2 de Monitor Audio, que incorpora en su alargado cuerpo de poco más de un metro, dos drivers de 5,5 pulgadas, otros dos de 4 pulgadas y dos tweeters de 1 pulgada alimentados con amplificadores de 2×60, 2×35 y 2×15 vatios.

Es compatible con AirPlay Direct, con UPnP y DLNA para reproducir en streaming los contenidos de nuestros smartphones, PCs y Macs. Además, decodifica señales de audio en alta definición y de hasta 7.1 canales a las que aplicará un procesado digital para simular efectos surround si lo deseamos.

En cuanto a la conectividad, va muy sobrada para lo que suelen ser este tipo de dispositivos, ya que tiene 3 entradas y una salida HDMI, una entrada óptica y otra coaxial, otra analógica RCA y una salida para conectar un subwoofer externo en el caso de que necesitemos más potencia de graves, lo que siempre es de agradecer.

Paradigm Soundscape

Paradigm Soundscape

Por unos 1.500 euros podemos comprar la Paradigm Soundscape un equipo que presume de tener todo lo necesario para disfrutar del mejor sonido sin necesidad de un subwoofer externo.

Se trata de un dispositivo con unas dimensiones de 14×106,7×12,7cm y pensado para colocarlo junto a televisores de 42 o más pulgadas. En su interior monta cuatro woofers de 4 pulgadas y tres tweeters de una pulgada alimentados cada uno de ellos por amplificadores de 25 vatios RMS (es decir, cuenta con un total de 7×25 vatios).

Se incluye una salida de audio por si queremos conectar un subwoofer extra y un módulo inalámbrico para no tener que llevar cables hasta el mismo. Viene con mando a distancia, con controles en la propia carcasa y con un pequeño display en el que se muestran las funciones básicas.

En cuanto a la conectividad, tiene dos entradas ópticas digitales, una coaxial digital y otra típica RCA analógica (no viene con HDMI). También es compatible con señales Bluetooth.

B&W Panorama 2

Panorama 2 B&W

Por 1.900 euros podemos aspirar a poseer una Panorama 2 de B&W. Cuenta con 3 conectores HDMI (dos de entrada y uno de salida), control por detección de proximidad del usuario y una interfaz mejorada.

Tiene un total de 9 altavoces bajo su carcasa, dos para graves de 3,5 pulgadas, dos de medios de 3 pulgadas, 4 para efectos surround de 3 pulgadas y un tweeter en el centro del conjunto, todos ellos amplificados por 6 amplificadores de clase D con una potencia combinada de 175 vatios.

Es capaz de decodificar Dolby Digital y DTS, aunque no audio en HD.

En Xataka Smart Home | Especial Televisores 2014 | Qué debemos buscar al elegir barra de sonido
En Xataka | Barras de sonido y kits compactos multicanal, ¿merecen la pena?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir