Compartir
Publicidad

¿Por qué es importante en ocasiones apostar por un cable HDMI de calidad?

¿Por qué es importante en ocasiones apostar por un cable HDMI de calidad?
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco más de un año publicamos un post en el que intentamos explicaros con rigor, pero de una forma fácilmente comprensible, en qué circunstancias puede resultarnos interesante adquirir un cable HDMI de elevada calidad, y no uno económico.

Grosso modo, lo que expusimos en aquel artículo es que para distancias de 2 o 3 metros no existe una diferencia real entre utilizar un cable económico o uno mucho más caro. Estos últimos, al contar con conductores de mayor calidad, un revestimiento más eficaz y conectores con una menor resistencia al paso de la corriente eléctrica, pueden permitirnos transportar nuestras señales sin problemas utilizando tiradas muy largas de cable.

La importancia del apantallamiento

Hay una excepción en la que un cable de cierta calidad, aunque sea corto y no necesariamente caro, pero dotado de un buen revestimiento, puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza. Si tenéis un equipo de cierta envergadura conformado por numerosos dispositivos, os habréis percatado de lo difícil que resulta distanciar los cables de alimentación de los que transportan las señales de audio y vídeo. Sin entrar en detalles farragosos, nos interesa saber que cuando una corriente eléctrica circula a través de un conductor, genera un campo magnético proporcional a la intensidad de la corriente, tal y como enuncia la Ley de Biot-Savart.

La corriente que circula a través de los cables de alimentación puede ser intensa, por lo que es habitual que en el espacio que envuelve un cable de alimentación mal revestido resida un campo magnético. Si por esa zona de influencia pasan uno o más cables diseñados para transportar una señal analógica o digital, cabe la posibilidad de que resulte modificada.

Cable HDMI convencional

Es en este escenario en el que adquieren relevancia estos dos consejos. El primero es muy sencillo: en la medida de lo posible, intentad alejar los cables de alimentación de los que transportan señales de «bajo nivel». Si, aun así, tenéis problemas con alguno de ellos, reemplazadlo por un cable con un revestimiento de calidad. Los cables diseñados para transportar señales en el dominio digital, como los USB, DVI o HDMI, son bastante sensibles a este problema.

Pero, como veis, tiene fácil solución. Y lo mejor de todo es que un cable con un revestimiento de calidad no tiene que ser necesariamente caro. Buscad con un poco de perspicacia y encontraréis cables HDMI de gran calidad y longitudes de hasta 3 metros por unos 30 euros.

En Xataka Smart Home | Cables HDMI, la verdadera diferencia entre un cable caro y barato

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio