Compartir
Publicidad

¿Podríamos ver la llegada de los primeros televisores 8K en la IFA 2018? Estos indicios apuntan en esa dirección

¿Podríamos ver la llegada de los primeros televisores 8K en la IFA 2018? Estos indicios apuntan en esa dirección
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras en España seguimos hablando de definición estándar a la hora de hablar del TDT (algo vergonzoso se mire por donde se mire), el 4K ya es una realidad que podemos disfrutar con algunos servicios de vídeo bajo demanda. Y el 8K ya empieza a asomar la patita por debajo de la puerta.

Respecto a este último, es cierto que su presencia en el mercado por ahora es anecdótica. Pocos televisores y exclusivos, más que nada a modo de avanzadilla, pero sobre todo pocas emisiones que puedan aprovechar en ese potencial y casi todas en modo de prueba. Sin embargo no tardaremos demasiado en ver de forma más habitual el logo 8K en distintos productos.

El 4K ya tendría sucesor, antes de lo esperado

Y es que al parecer, los rumores indican que en el IFA 2018, que cómo cada año se celebrará en Berlín, los televisores con resolución 8K podrían ser en parte protagonistas. Marcas cómo Sony o Samsung podrían aprovechar la feria berlinesa para presentar sus primeros televisores 8K.

8K

El fabricante coreano, según indican medios cómo, Digitimes, podría aprovechar la feria para presentar sus primeros televisores QLED 8K, modelos que llegaría con varias diagonales de pantalla. Un paso más tras el que presentaron a principios de este año en el CES de Las Vegas. Tanto es así que en declaraciones de Nacho Monge, TV & AV Marketing Manager de Samsung España, vimos cómo QLED tenía más papeletas para acompañar al 8K, antes incluso que los paneles microLED.

Paneles de 8K ya hay disponibles. ¿Cuándo llegarán a los hogares? Es algo en lo que estamos trabajando duramente para tenerlos cuanto antes. ¿Hay posibilidades de que se traigan en la segunda parte del año 2018? Sí, hay posibilidades.

Por su parte Sony podría presentar nuevos modelos, evoluciones de sus actuales televisores en catálogo. Se habla de un posible AF9 OLED y un ZF9, que sucederían a los actuales 4K pero doblando la resolución. El primero un OLED y el segundo un LCD y es este último el que tendría más opciones de ser real. De hecho la compañía japonesa exhibió un prototipo de televisión 8K en el CES a principios de este año, al igual que Samsung.

8k

LG, la otra gran empresa en el mundo de los televisores, no en vano son el fabricante más importante si hablamos de OLED, es la tercera en aparecer en las quinielas. A principios de este año, LG mostró un prototipo OLED 8K de 88 pulgadas, pero el alto precio que supondría hace pensar que el paso lógico para el 8K sería debutar con un modelo más asequible.

Por lo tanto de llegar al mercado, lo más probable es que las marcas optaran por paneles LCD de grandes diagonales que no ofrecieran un coste tan alto, muy lejos de los 11.200 euros del primer televisor 8K de Sharp. Y una vez conquistada la opinión pública, lanzarse a por los paneles OLED 8K.

¿Contenido en 8K? Ese es el reto

8K

La feria alemana de la electrónica podría así ser el escenario ideal para conocer modelos de distintas marcas que sí que tuvieran ya un perfil más orientado al gran público. Televisores en los que por fin veríamos aparecer la conexión HDMI 2.1 con la cual podría recibir señales 8K de forma nativa. De hecho, Nacho Mongue ya dio su opinión al respecto:

Lo que es difícil es que ese televisor sea capaz de leer contenidos que no vienen en 8K, ya sea en 4K (que sería bueno) y otros contenidos que no vienen en 4K, y cómo hacer ese escalado. Y ahí es donde vendrá la grandísima innovación

Hdmi

En su momento incluso se rumoreo que la Xbox One X podía haber adoptado un estándar que permite trabajar con una resolución de 8K a hasta 120 fotogramas por segundo (con compresión sin pérdida), pero al final todo quedó en nada. La conexión HDMI 2.1 se antoja cómo fundamental para poder sacar partido de la resolución 8K, aunque puede que algunos fabricantes se decidan a lanzar televisores 8K sin HDMI 2.1.

Lo que sí es cierto es que, tarde más o menos, el 8K será una realidad. Veremos pantallas más grandes que seguirán la tónica de un aumento de diagonal con cada salto en resolución. Si con el Full HD se asentaron las 42 pulgadas y con el 4K es habitual ver modelos de 55 cómo punto de partida, las 65 pulgadas se antojan cómo la base para entrar en el mundo 8K.

El IFA 2018 está a la vuelta de la esquina y aunque veamos algunos modelos con esta tecnología, creo que sería demasiado pronto para intentar venderla a nivel usuario, sobre todo porque al 4K aún le queda camino por delante. Muchos hogares acaban de dar el salto a esta tecnología y otros aún siguen en Full HD, por lo que empezar a vender ya 8K cómo futuro, podría causar un perjuicio a los modelos 4K del mercado.

Fuente | Digitimes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos