Publicidad

NAD quiere luchar contra la obsolescencia programada y este módulo para actualizar sus equipos de sonido es un buen ejemplo de ello

NAD quiere luchar contra la obsolescencia programada y este módulo para actualizar sus equipos de sonido es un buen ejemplo de ello
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Te compras un equipo de sonido a la última gastando una pequeña fortuna y un par de años después anuncian nuevos formatos de sonido de mayor fidelidad, conexiones con más capacidad, una nueva versión de HDMI, no se qué sistema de sonido envolvente o funcionalidad que hace que tu flamante y caro sistema quede parcialmente obsoleto.

Si bien es cierto que algunas funciones pueden añadirse posteriormente con actualizaciones de software, lo habitual es que sea necesario cambiar algún componente esencial del equipo, algo que no podemos hacer con la electrónica de consumo habitual, paradigma que NAD se propuso cambiar hace un par de años con lo que denominan Modular Design Construction (MDC).

La idea es hacer un diseño modular en el que se separa la parte de amplificación del sonido propiamente dicha de la del tratamiento y reproducción de los archivos sonoros y también de la sección relacionada con el vídeo, estando estas dos últimas etapas insertadas en sendas tarjetas extraíbles que pueden sustituirse si hay algún nuevo formato o novedad en el futuro.

El fabricante posteriormente iría sacando nuevas tarjetas con funcionalidades extra como la que acaban de poner a la venta bajo el nombre de MDC USB DSD, un complemento pensado para sus equipos de sonido compatibles con el diseño MDC (como el M33, M32, M12, C-388, C-368, C-658 y los que estén por venir) que ofrece básicamente conectividad USB con ordenadores Windows y Mac para funcionar como DAC externo capaz de reproducir archivos PCM de hasta 24 bits y 192 KHz y DSD256.

Mdc Usb Dsd For Web

La conexión USB asíncrona incorporada en el módulo ayuda a eliminar el jitter, la distorsión y el ruido presente habitualmente en los ordenadores domésticos, ofreciendo un DAC de mayor calidad que el de las tarjetas de sonido integradas y con una mejor relación señal a ruido al reproducir todo tipo de contenidos, desde nuestras colecciones de archivos hasta música en streaming.

Precio y disponibilidad

La idea de esta electrónica modular y ampliable suena bien, pero la pega viene a la hora de comprarla, ya que hacernos con esta tarjeta nos costará 499 euros, precio al que hay que sumar el del equipo de sonido que queramos actualizar y que ya compramos en su momento.

Más información | NAD

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio