Pantallas OLED en monitores de PC: características, ventajas e inconvenientes de su uso

Pantallas OLED en monitores de PC: características, ventajas e inconvenientes de su uso
Sin comentarios

Cuando nos decidimos a comprar un monitor para nuestro PC, generalmente solemos preguntarnos acerca del tamaño y resolución que queremos, o tipo de panel, ya sea TN, IPS o VA. Sin embargo, en muy pocos casos nos replanteamos el OLED, principalmente por la poca oferta de mercado, y porque nos asusta el riesgo de quemado en el panel. Pero, ¿hasta qué punto esto es un problema?

El CES 2022 nos ha dejado interesantes propuestas de paneles 4K OLED enfocados al gaming o a su uso en PC. Ejemplos de ellos son los nuevos ROG Swift de ASUS, el Predator CG48 de Acer, los primeros QD-OLED de Samsung y Dell, o incluso los televisores OLED de 42 pulgadas de LG y Sony. Parece que a partir de 2022 los fabricantes se animarán a proponernos esta tecnología también en monitores, así que el problema de la oferta se irá solucionando con el tiempo. Pero, ¿qué ventajas nos puede ofrecer este tipo de panel en monitores? En este artículo intentaremos dar respuesta a esto.

Los favoritos en televisores, pero desconocidos en PC

Durante los últimos años, los fabricantes han ido mejorando la tecnología que ofrece el OLED, con mejor calidad de imagen, brillo, y demás parámetros. Estos paneles son muy demandados en los televisores, siendo los favoritos de entre los consumidores para todo tipo de contenido audiovisual. Sin embargo, esta tecnología aún no se ha consolidado del todo en monitores para PC. Existen diversas razones para ello, pero la que más en boca de todos está es el tema de las quemaduras en el panel.

oled
Imagen: Acer

Si nos vamos a la propia definición del OLED, se trata de un diodo que, gracias a sus propiedades electroluminiscentes y componentes orgánicos, puede reaccionar ante un estímulo eléctrico, permitiendo apagarse o encenderse según se requiera y emitir luz por sí mismo. En paneles, pueden emitir luz de forma independiente, y en caso de que se necesite representar el color negro, se apagan directamente, a diferencia de los paneles con retroiluminación LED, los cuales necesitan de una matriz de diodos LED en su parte posterior para emitir luz.

El hecho de que los paneles OLED no necesiten de retroiluminación hace que los televisores o monitores puedan ser más delgados, debido a que no cuentan con una matriz de diodos LED en su parte posterior. Y gracias a la propia naturaleza de estos diodos orgánicos, producen un gran nivel de contraste, obteniendo unos negros muy profundos. Sin embargo, el hecho de que dispongan de elementos orgánicos, también afecta a la vida útil de los productos que cuentan con esta tecnología, además del problema de quemado.

Menor vida útil, pero calidad de imagen superior

La vida útil teórica de estos paneles según LG puede alcanzar las 100.000 horas. Sin embargo, hay que contar que en un monitor, además de ocio, también solemos utilizarlo para trabajo, por lo que estará encendido durante un tiempo prolongado, aunque eso dependerá del uso personal que le demos. Lo bueno de utilizar un panel OLED en este sentido es el ahorro energético, pues los diodos que necesiten representar el color negro se apagarán, provocando un mayor ahorro.

asus
Imagen: Asus

En cuanto al defecto de las quemaduras, en los paneles OLED existe cierto riesgo en este sentido cuando en pantalla se tienen que representar elementos estáticos, ya sean logos, menús, etc. En un monitor de PC, el OLED estará más expuesto ante estas situaciones, debido a casos como la barra de herramientas de nuestro escritorio, los logos en videojuegos, etc. A día de hoy sigue existiendo ese riesgo, pero los fabricantes han mejorado los paneles con tecnologías que corrigen el brillo de los elementos estáticos, funciones de ahorro energético para no tener encendido el panel, o incluso disipadores para mantener una temperatura idónea cuando el monitor está en funcionamiento.

La vida útil y este riesgo de quemaduras pueden presentar un hándicap demasiado alto por el precio al que estamos obligados a pagar por este tipo de monitores, ya que desde ya os avisamos de que no son nada baratos. Sin embargo, pueden encajar de buena manera en aquellos escritorios más exigentes donde se busque una calidad de imagen superior, ya que el contenido del que disfrutemos en un panel OLED se verá bastante mejor que en cualquiera de los demás tipos de pantallas para monitores que existen hoy día en el mercado. Principalmente por su alto nivel de contraste, resoluciones, y manejo del alto rango dinámico (HDR).

Linus
Imagen: Linus Tech Tips

Otra de las ventajas de estos paneles son su ínfimo tiempo de respuesta, haciendo que hoy día podamos encontrar monitores OLED con hasta 0,1ms de tiempo de respuesta, algo ideal sobre todo en videojuegos. Además, las altas frecuencias de refresco tampoco suponen un problema, ya que la mayoría de monitores OLED que están a la vuelta de la esquina tienen como mínimo 120 Hz de frecuencia, y son compatibles con VRR, y ALLM.

En monitores, no es algo para todo el mundo

Aquellos que se decanten por un panel OLED encontrarán una calidad de imagen superior y grandes tamaños en los paneles. Sin embargo, no son una solución para todo el mundo, ya que actualmente son caros, existe una escasa disponibilidad por el momento, y hay que adecuarse a ellos para su uso en escritorio. No obstante, en 2022 más fabricantes se sumarán a esta nueva ola, por lo que encontraremos mayor variedad y alternativas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio