Compartir
Publicidad

El formato físico recibe un nuevo varapalo: Samsung anuncia que renuncia al mercado del Blu-ray en los Estados Unidos

El formato físico recibe un nuevo varapalo: Samsung anuncia que renuncia al mercado del Blu-ray en los Estados Unidos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En distintas ocasiones hemos hecho referencia a cómo el streaming de vídeo y las nuevas plataformas que ofrecen este tipo de servicio, están cambiando nuestros hábitos a la hora de que consumamos contenido en casa. No sólo no se trata de sentarnos ante la "caja tonta" y ver un canal de televisión. Ahora los formatos físicos también están en riesgo.

Lo hemos visto en la música donde ya casi todo se consume en formato digital, pero también en los videojuegos donde la descarga y el streaming amenazan seriamente las ventas en soporte físico. Un abismo al que también se asoma el vídeo, pues lejos quedan ya los tiempos en los que acudíamos a un videoclub para hacernos con una cinta de VHS, un DVD o incluso una película en Blu-ray. El streaming está acabando con el soporte físico y los primeros en caer son los fabricantes de reproductores, siendo Samsung el siguiente en abandonar dicho soporte.

Sólo tenemos que darnos una vuelta por cualquier gran superficie comercial o navegar por los comercios online para comprobar cómo el número de opciones para hacernos con un reproductor de Blu-ray cada vez son más escasas. Un lastre para todos aquellos que gustamos de tener una colección en casa con estuches y carátulas y que cada vez lo tenemos más difícil.

Blu-ray

Es cierto que aún hay alternativas potentes de la mano de marcas cómo LG, Sony, Panasonic o Pioneer, pero no es menos cierto que otras tantas se han caído del barco. Lo vimos con Oppo y ahora es Samsung la que ha anunciado que no lanzará ningún nuevo reproductor Blu-ray, al menos en los Estados Unidos.

Ni Blu-ray tradicional para resoluciones 1080p, ni tampoco Blu-ray UHD. Y es que estamos ante un formato que lucha tanto con el streaming como con la competencia que ofrecen las consolas de la actual generación, que ya lo ofrecen incluido de serie. De hecho, en el mercado estadounidense, el mercado del Blu-ray se queda sólo en un 5,3% de las ventas totales de películas y series en formato físico.

Samsung no ha lanzado modelo alguno en el pasado año y se ha limitado a lanzar actualizaciones para los que había en catálogo en su gama de reproductores Blu-ray a lo largo de 2018, por lo que estamos ante una decisión que ya se veía venir. Otras marcas siguen en la brecha, pero a Samsung parece que las cuentas no le salen y prefieren enfocar sus esfuerzos en otros segmentos que sí le sean más rentables.

Por ahora la decisión afecta al mercado en los Estados Unidos, pero no es de extrañar que con el paso del tiempo la misma política se extienda a otros países. Estaremos atentos, no obstante, a cualquier comunicado que ofrezca la empresa.

Vía | CNET
Fuente | Forbes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio