Me he comprado una tele de gama alta y esto es todo lo que he hecho nada más sacarla de la caja
A fondo

Me he comprado una tele de gama alta y esto es todo lo que he hecho nada más sacarla de la caja

Comprar una nueva tele en casa supone en muchas ocasiones un paso importante por el desembolso que supone hacerse con un dispositivo que además lo normal es que permanezca con nosotros durante varios años. Un televisor no es algo que de forma habitual, se pueda cambiar a modo de capricho cada año, como sí que puede ocurrir con un móvil. Por eso cuando una nueva tele llegue a casa, siempre hay algunos pasos que realizo de forma casi automatizada.

Aunque con el paso de los años, los televisores se han ido modernizando y facilitando mucho el proceso de configuración, hay algunas cosas que cambiando la forma siguen estando presentes. Por eso voy a contar los primeros pasos siempre doy cuando me he comprado una tele nueva.

Desde el desembalado hasta el primer click

Tele

De hecho, hace unos días coincidiendo con el final de las Navidades, llegaba a casa un nuevo dispositivo. Una tele equipada con Google TV, que venir a reemplazar al modelo que veníamos usando desde hace unos años, este con Android TV. Con las mismas dimensiones que la anterior, puesto que ese es el límite de espacio que tengo ahora mismo, he mantenido la marca, Sony y he buscado en mejorar las prestaciones.

De una Sony AF8 con la que pasamos el confinamiento en casa, hemos dado el salto a una Sony A95K. Los meses que estuvimos encerrados en casa, me hicieron ver la importancia de estar a gusto en el hogar y por eso valoro ver con calidad las sesiones de cine o maratones de series.

Una tele que llegó en su embalaje y que me dispuse a montar dedicándole el tiempo necesario. Como cada cacharro que llega, con independencia del precio o el tamaño, disfruto sacándolo de la caja y configurándolo... así que mejor hacerlo sin prisas.

De esta tele en cuestión no voy a entrar en aspectos técnicos, que para eso está el análisis que ya hicieron los compañeros de Xataka, pero sí comentar algunas cosas que no he visto reflejadas en los medios y que he observado a medida que la ponía en marcha.

De entrada, comentar la gigantesca y pesada base que se puede colocar tanto en la zona trasera como en la delantera. Tras el consiguiente montaje, yo lo he ubicado en la zona trasera para así dejar el frontal limpio y que parezca que el televisor flota. El problema que presenta este dispositivo, es que pese a contar con unos paneles que ocultan el cableado en la zona trasera (eso lo lleva haciendo Sony años en algunos modelos) al final estos terminan quedando al aire por encima de la base.

Cables
Los cables por fuera... tanto diseño y podían haber ingeniado algo para ocultarlos

Y ojo, son varios cables HDMI, el del Fire TV, el de alimentación... podían haber ideado un sistema para ocultarlos en la base con que simplemente estos pasaran por debajo. Otros modelos de la marca sí que los disimulan, así que muy mal Sony.

Los Cables Mejor Tapados Antes
Los cables mejor tapados antes

Dejando a un lado este mal sabor de boca inicial, he continuados con el proceso de configuración que siempre llevo a cabo. Pasaba en primer lugar por acceder a la red Wi-Fi introduciendo la contraseña oportuna. En este caso no ha sido así y ha bastado solo con introducir la cuenta de Google para hacer que se conectara a la red automáticamente. El motivo es que ya tengo la contraseña sincronizada con mi cuenta en la nube.

Conectar a la red

Conectar

Conectar la tele a la red Wi-Fi es algo básico, tanto para buscar las posibles actualizaciones que puede haber lanzado el fabricante, como también para poder instalar aplicaciones. Y esto es algo que con Google TV este modelo y supongo que otros, ya han optimizado. Lo segundo, que hago con mi cuenta de Google, añadida y la Wi-Fi habilitada, es instalar las aplicaciones más usuales.

En este caso, el televisor propone algunas en función de las que ya hemos tenido instaladas en otros dispositivos. Pero son pocas y he tenido que añadir algunas más que he buscado de forma manual en Play Store. Además he observado como en este caso aparecen una serie de aplicaciones pre instaladas que eliminado pagar ganar espacio de almacenamiento.

Y es que aquí hay otro toque de atención para la marca, puesto que no es normal que pasado cinco años, este televisor siga ofreciendo la misma capacidad de almacenamiento que uno lanzado en 2018. Sigue contando con 8 pírricos gigas que obligan a estudiar muy bien qué aplicaciones queremos instalar, porque además este espacio lo comparte con el sistema operativo. Ni han mejorado la capacidad ni la toma de Ethernet que no es gigabit de forma que cómo mucho tendremos 100 Mbps de velocidad por cable.

Medidor

Para confirmar que todo está correcto y que no hay problemas de rendimiento, lo que siempre hago es medir la velocidad de la conexión y para ello suelo tener dos métodos. Uno es usar una aplicación como es "Speed Test Analizador WiFi", de forma que puedo medir la velocidad tanto por red como por cable y de paso ver más parámetros como redes disponibles, canales... pero si quieres algo más sencillo puedes usar el medidor de velocidad que ya incorpora la app de Netflix.

Velocidad con Netflix
Medidor de Velocidad con Netflix

Llegados a este punto, ya he completado los dos primeros pasos: conexión a la red Wi-Fi y descarga de aplicaciones. Ahora toca sintonizar los canales, porque aunque hay opciones para acceder a la TDT sin tener que buscarlos, me gusta tenerlos ordenados, al menos los 7 u 8 más usuales.

Y si el proceso de sintonización es automático, el hartazgo viene tradicionalmente cuando tenemos que ordenarlos y de reconocer que en este caso la tarea se ha facilitado bastante al tener un sistema que se mueve con mucha más agilidad. No me ha resultado pesado ordenar los canales.

En este caso incluso existe una aplicación para establecer el orden de los canales usando el móvil que facilita aún más el proceso y que se puede descargar desde Play Store de forma gratuita.

Con todos estos pasos dados, ya solo resta comenzar a registrarme y loguearme en todas las aplicaciones que voy a usar y configurar cada una, según mis necesidades para comenzar a usarlas. Además, y ya de forma más pausada, me toca cuidar el panel y realizar los cambios de parámetros necesarios para obtener la mejor calidad de imagen posible.

Temas
Inicio