Cuando tu aire acondicionado necesita un aire acondicionado: por qué puede dejar de funcionar en plena ola de calor y cómo evitarlo

Cuando tu aire acondicionado necesita un aire acondicionado: por qué puede dejar de funcionar en plena ola de calor y cómo evitarlo
Sin comentarios

Tenemos aire acondicionado fijo en casa y lógicamente cuando llega el calor decidimos encenderlo para estar más fresquitos, algo que habitualmente hacemos sin problemas la mayoría de los días logrando la temperatura ideal y un ambiente más confortable en la vivienda.

Sin embargo, un buen día, justo cuando más calor hace, los aparatos del exterior de la vivienda parecen que fallan, que no funcionan correctamente, se paran o el split expulsa aire a temperaturas superiores a las habituales no enfriando lo suficiente. ¿Dónde puede estar el problema?

Pues suponiendo que la instalación esté correctamente realizada, que no haya fugas de gas y que todo funcione correctamente, el problema de que no actúen como deberían puede ser por culpa del propio calor ambiental en el que están trabajando.

Excediendo el rango de temperatura recomendado

aire

Solemos estar acostumbrados a que cuando hace mucho calor y usamos los equipos electrónicos durante un cierto tiempo, como el móvil, llegue un momento en que nos salte alguna alarma sobre una temperatura elevada del dispositivo.

En los equipos de aire acondicionado puede suceder algo parecido, aunque su forma de avisarnos es simplemente reducir su rendimiento o pararse cuando sobrepasan un cierto límite de temperatura de funcionamiento en la unidad exterior, la que está instalada en la fachada de la vivienda.

Suele ser habitual que en los días más calurosos del verano o cuando estamos inmersos en plena ola de calor, estos aparatos encargados de expulsar el calor del circuito de refrigeración al aire exterior alcancen temperaturas muy elevadas que exceden su rango de funcionamiento, lo que provoca que entren en marcha los sistemas de prevención de daños y apaguen o reduzcan las capacidades de los equipos.

¿A qué temperatura sucede esto? Pues es algo que depende de cada modelo concreto, pero los fabricantes suelen incluir este dato en sus especificaciones en algún apartado que hace referencia al "Rango de operación", un valor que muchas veces como usuarios no solemos mirar. Por ejemplo, la temperatura máxima suele ser una cifra que oscila entre los 45 y 50 grados, dependiendo de la gama del aire acondicionado (los de gamas más altas suelen soportar mayores temperaturas de funcionamiento).

Rango Funcionamiento

Como podemos ver en la tabla de ejemplo (extraída de una línea de aires de Mitsubishi) también se suele dar un valor mínimo de temperatura y un rango de funcionamiento en invierno para los modelos con bomba de calor.

Qué hacer para no superar el rango de temperatura

Si ni siquiera hemos escogido modelo aún, podemos mirar en las especificaciones los rangos de temperatura recomendados y valorar si los equipos que queremos instalar en casa van a funcionar correctamente con las temperaturas que suele hacer en nuestra zona.

Si ya lo hemos comprado pero todavía no lo han instalado y estamos todavía preparando la vivienda para cuando venga el técnico, quizá nos convenga escoger una ubicación con orientación a zonas de sombra para que no le dé el sol directamente, aunque haya que poner tuberías más largas, sobre todo en las horas del día en donde tengamos pensado usarlo (normalmente a partir del mediodía y por las tardes).

El Servicio De Instalacion De Aire Acondicionado Te Evita Muchas Molestias

Si ya lo tenemos instalado y sufrimos este problema de sobrecalentamiento habitualmente tal vez podamos llamar al instalador para que muevan de posición la unidad exterior, aunque nos supondrá un gasto adicional pero saldrá más barato que comprar un equipo nuevo.

Si la unidad exterior está en un sitio accesible (por ejemplo en el suelo de una terraza o patio) y le da el sol directamente en algunas horas del día, también podemos probar a ponerle algún tejido, cartulina o similar que funcione como toldo para quitarle unos grados extra. Para ello no hay que colocar dichos objetos directamente sobre el equipo, sino a una distancia prudencial para que le proporcionen sombra pero sin obstruir sus rejillas de ventilación.

Temas
Inicio
Inicio