Compartir
Publicidad

¿Quieres unos graves atronadores? Pues echa un vistazo al nuevo subwoofer 212SE de REL

¿Quieres unos graves atronadores? Pues echa un vistazo al nuevo subwoofer 212SE de REL
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los subwoofers tienen un rol muy importante: reforzar la carga dramática del mensaje sonoro, permitiéndonos escuchar y sentir las ondas sonoras de baja frecuencia. Un equipo de música dotado de unas cajas acústicas capaces de bajar de forma efectiva por debajo de los 40 Hz probablemente puede prescindir de un subwoofer, pero, en mi opinión, este altavoz es imprescindible en cualquier buen equipo de cine en casa. Afortunadamente, hoy en día tenemos subwoofers con una calidad indiscutible, y el nuevo 212SE de REL Acoustics tiene toda la pinta de ser uno de ellos.

Como podéis ver en la imagen que abre este post, esta caja acústica de subgraves se desmarca de la mayor parte de sus competidoras por utilizar dos altavoces en distribución vertical, lo que dota a su recinto de un perfil más estilizado de lo habitual. Aunque, en realidad, el 212SE no incorpora dos altavoces: tiene cuatro. Dos de ellos, los frontales, son activos, y los dos restantes, alojados en los paneles posterior e inferior, son pasivos. Una auténtica bestia.

Una «mole» capaz de bajar hasta los 19 Hz

Podríamos intuir que al recurrir a cuatro altavoces REL se ha «relajado» integrando transductores de un tamaño comedido, pero nada de eso. De hecho, el diafragma de cada uno de estos altavoces tiene un diámetro de 300 mm, y está fabricado en una aleación metálica de baja masa y gran rigidez. De «atacar» los dos altavoces activos se encarga un amplificador NextGen3 que trabaja en clase D, como es habitual en los subwoofers, y que es capaz de entregar un máximo de 1.000 vatios continuos. Ahí es nada.

Rel2

¿Y todo esto para qué? Pues, si nos fijamos en las especificaciones de este pequeño monstruo, para bajar hasta los 19 Hz, alcanzando cada altavoz un nivel de presión sonora máximo de 110 dB sin distorsión. Esto es, al menos, lo que asegura REL. Sin duda, es más que suficiente para provocar un infarto a todo un bloque de vecinos. Un detalle interesante: carece de filtro de paso alto, por lo que, sobre el papel, debería convivir sin problemas con cualquier caja acústica, al margen de las características de su sección de graves.

En lo que concierne a la conectividad, nada que objetar: incluye entradas de nivel alto y de línea, monofónicas y estereofónicas, con conectores Speakon y RCA. Además, es posible conectarlo opcionalmente de forma inalámbrica utilizando un receptor LongBow. Y, para concluir, sus especificaciones físicas. Mide 436 x 815,5 x 507 mm, y pesa 55,3 Kg. No es un producto barato (cuesta 3.890 euros), pero, dada su envergadura y especificaciones, este precio parece bastante razonable. Así que toca ahorrar.

Más información | REL Acoustics
En Xataka Smart Home | Saca el máximo partido a tu subwoofer optimizando su ubicación en tu sala

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio