Compartir
Publicidad
Audiciones: Wilson Audio y D'Agostino, protagonistas de uno de los mejores equipos HiFi que hemos escuchado
Altavoces

Audiciones: Wilson Audio y D'Agostino, protagonistas de uno de los mejores equipos HiFi que hemos escuchado

Publicidad
Publicidad

Los aficionados a la música que adoramos la alta fidelidad estamos de enhorabuena. Aunque en España por el momento no tenemos una feria dedicada a esta afición que esté realmente consolidada (Elitexpo este año no se ha celebrado), sí contamos, afortunadamente, con importadores y tiendas comprometidos con unos aficionados que, a pesar de la que está cayendo, siguen ilusionados por encontrar nuevos equipos que les permitan disfrutar su música favorita preservando la capacidad emotiva de un buen concierto en directo.

Clave Audio y Sarte Audio Élite son dos de los principales actores de este mercado en nuestro país. La primera es una veterana tienda ubicada en un respetable barrio de Madrid en la que ya hemos realizado otras audiciones muy interesantes, y Sarte Audio Élite es, sin duda, el más relevante importador español de componentes de alta fidelidad. En cualquier caso, lo realmente importante es que gracias a la colaboración de estas dos empresas el pasado fin de semana los audiófilos hemos podido disfrutar varias audiciones de esas que tienen la capacidad de calar hondo. Empezaremos con el equipo que más me impresionó, un auténtico titán de la alta fidelidad.

Hi-Fi sin compromiso alguno

No tengo ninguna duda al respecto. De los cuatro equipos de los que voy a hablar en la serie de posts que inicio con este artículo, este es el que consiguió impresionarme con más contundencia. He escuchado equipos con una estética más impactante y un precio mayor, pero, si mi memoria no me engaña, esta propuesta de Clave Audio y Sarte Audio Élite se encuentra entre los tres mejores equipos que he podido disfrutar hasta ahora. Y es que basta echar un vistazo a sus componentes para darse cuenta de que todos ellos se encuentran entre los más codiciados del mercado mundial en su categoría.

Todo en este equipo está muy cuidado: sus componentes, el cableado, el desacoplamiento mecanoacústico de todos los elementos...

En mi opinión, los elementos más destacados de esta propuesta son las cajas acústicas y la electrónica de amplificación. Las primeras son las Alexia de Wilson Audio, unas cajas dotadas de una arquitectura y una envergadura similares, que no idénticas, a las de las también estupendas Sasha W/P, pero avaladas, como veremos más adelante, por una mayor coherencia temporal. Y el preamplificador y las etapas de potencia monofónicas son una apuesta segura: los monumentales componentes de la serie Momentum creada por Dan D'Agostino, el hasta no hace mucho alma máter de Krell.

Dsc00400
Giradiscos Brinkmann Oasis, reproductor SACD Esoteric K-03X, preamplificador D'Agostino Super Analogue y previo de fono Audio Research Reference Phono 2 SE

Como acabamos de ver, el nivel de las cajas acústicas y la amplificación de este equipo es de referencia absoluta, pero lo cierto es que las fuentes no se quedan atrás. La digital es un excepcionalmente bien construido lector de CD y SACD K-03X de TEAC Esoteric, un aparato que, en mi opinión, no solo destaca por su construcción, sino también por su sofisticada sección de conversión del dominio digital al analógico, y por incorporar un reloj de sincronismo muy preciso, que, no obstante, puede ser mejorado si queremos la máxima precisión posible conectándolo a uno de los relojes externos de rubidio de la propia Esoteric.

La fuente analógica es un giradiscos de la alemana Brinkmann, el modelo Oasis, una solución con tracción directa que estaba acompañada por la cápsula fonocaptora EMT de la propia Brinkmann y el que, en mi opinión, es uno de los mejores preamplificadores de fono del mercado actual: el excepcional Reference Phono 2 SE de la estadounidense Audio Research. Y, por último, todo estaba cableado con Transparent en modulación y cajas, y Shunyata para las secciones de alimentación.

Realismo sin concesiones

Como acabamos de ver, el nivel de todos y cada uno de los componentes de este equipo es de auténtica referencia. Pero lo realmente importante es su sonido. No sería la primera vez que escucho un equipo con elementos de «altos vuelos» que, sin embargo, no ofrece un sonido a la altura por falta de sinergia entre sus componentes. Afortunadamente, esto no sucedió con este equipo. Todas sus «piezas» se entienden a las mil maravillas, lo que les permite entregar un sonido con un realismo y una capacidad emotiva que en algunos momentos resultan sobrecogedores.

Las Alexia, de Wilson Audio, destacan por su escena sonora, resolución, precisión tímbrica y absoluta coherencia temporal

Empezaré por las cajas acústicas. De las Alexia de Wilson Audio me sorprendió su enorme capacidad de análisis, precisa tímbrica, y, sobre todo, su absoluta coherencia temporal, fruto de su muy bien pensado filtro divisor de frecuencias, y, sobre todo, de la capacidad de ajuste fino de la posición que ocupan los módulos que albergan los altavoces de medios y agudos. La escena sonora que entregan estas cajas acústicas es descomunal tanto en anchura, como en altura y profundidad. Con estas prestaciones es muy difícil ponerles una sola pega. Además, su elevada resolución no provoca en ningún momento fatiga, ni es la responsable del más mínimo atisbo de frialdad, aunque pienso que en este terreno una parte de la responsabilidad la tienen el previo y las etapas de potencia monofónicas de D'Agostino.

Dsc00408
Altavoz de medios y tweeter de las Wilson Audio Alexia

Como podemos esperar de un producto concebido por Daniel D'Agostino, las monumentales e increíblemente bien construidas etapas Momentum no se arrugan ni siquiera durante los pasajes orquestales dotados de una mayor carga dinámica. Esta cualidad revela su muy notable capacidad de entrega de corriente, y, por tanto, de potencia a cualquier impedancia. Además, tienen la calidez y recrean la cadencia asociadas a las mejores amplificaciones que trabajan en clase A pura. Y su estética, como podéis ver en las imágenes, combina elegancia y originalidad a partes iguales. Es imposible no dejarse seducir por una amplificación como esta.

Vamos ahora con las fuentes. El reproductor de CD y SACD de este equipo, el K-03X de Esoteric, ya lo había escuchado en otras ocaciones, y lo cierto es que esta vez ha afianzado aún más mis impresiones iniciales. Es un lector refinado, muy preciso y con una calidez poco habitual en las fuentes digitales que solo he encontrado, hasta ahora, en fuentes mucho más caras de Accuphase y dCS. El giradiscos de Brinkmann lo conocía, pero no lo había escuchado hasta ahora, y la verdad es que de él me gustaron, sobre todo, su capacidad dinámica y resolución, aunque no me cabe ninguna duda de que una parte del mérito lo tienen la cápsula fonocaptora EMT de la propia Brinkmann y el excepcional preamplificador de fono de Audio Research.

Conclusiones

Un equipo como el que nos han propuesto en esta ocasión Clave Audio y Sarte Audio Élite es el sueño de cualquier aficionado a la alta fidelidad. Lo que nos ofrece es, sencillamente, la capacidad emotiva de un concierto en directo, con todo lo que esto conlleva. Ni más, ni menos. Basta elegir una buena grabación, digital o, mejor aún, analógica, y dejarse llevar para ser transportado directamente al acontecimiento musical del que procede la grabación original. La única pega que puedo poner a esta propuesta es su precio, que es tan alto como sus prestaciones. Su coste total oscila alrededor de los 200.000 euros, lo que, obviamente, lo coloca fuera del alcance de la mayor parte de los audiófilos. Eso sí, podemos soñar con él. Afortunadamente, es gratis.

Más información | Clave Audio | Sarte Audio Élite
En Xataka Smart Home | Estas son las cajas acústicas que han hecho de Wilson Audio el que muchos consideran el mejor fabricante del mercado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio