Así puede ayudar un purificador a mejorar el ambiente en casa en invierno y combatir las bajas temperaturas

Más tiempo en casa con las ventanas cerradas, hace que el aire esté más viciado con partículas y contaminantes del aire

Un purificador puede eliminar polvo, alérgenos, bacterias, virus, olores desagradables, humo y otras impurezas.

Xiaomi
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Aunque generalmente asociamos los purificadores de aire con la mejora de la calidad del aire en climas cálidos, también pueden ser útiles en invierno. En una época del año en la que es más habitual tener la casa cerrada y abrir menos las ventanas, los purificadores siguen siendo muy útiles.

Ahora, con la calefacción funcionando de forma intensiva para combatir las bajas temperaturas del exterior, es más habitual que el aire dentro de casa esté viciado y pueda aumentar el número de partículas que pueden resultar perjudiciales. Y será el purificador el que ayudará a evitarlas.

Complemento de la ventilación

Purificador Imagen | Amazon

Hay que recordar que un purificador de aire es un dispositivo diseñado para limpiar y mejorar la calidad del aire en un espacio cerrado, como una habitación o una oficina. Su función principal es eliminar partículas y contaminantes del aire, lo que puede incluir polvo, alérgenos, bacterias, virus, olores desagradables, humo, productos químicos y otras impurezas.

Entre las características más destacadas, nombrar que se trata de dispositivos que suelen tener un gasto energético muy ajustado y fáciles de instalar, pues no requieren de ninguna instalación. Además, son portables y se pueden transportar de un lugar a otro para limpiar y desinfectar varias estancias cómodamente.

Estos dispositivos ayudan a crear un ambiente más saludable y cómodo para las personas que se encuentran en la casa. Por eso no hay que perder de vista como se puede aprovechar un purificador de aire en casa durante la temporada de invierno.

Durante el invierno, es posible que pasemos más tiempo en espacios cerrados debido al clima frío y un purificador de aire puede ayudar a eliminar alérgenos como el polvo, los ácaros del polvo y otros desencadenantes comunes de alergias que pueden estar presentes en el interior.

Además los sistemas de calefacción suelen generar partículas en suspensión en el aire, como el polvo y el pelo de las mascotas. Un purificador de aire puede ayudar a reducir estas partículas y mantener el aire más limpio en tu hogar. Un purificador se encarga de limpiar el aire y al no tener que abrir tanto tiempo las ventanas, se conserva mejor el calor de casa.

En invierno, es posible que aumente el tiempo que pasamos en la cocina, preparando alimentos de más poder calórico y quizás con olores más fuertes. Un purificador de aire con filtro de carbón activado puede ayudar a eliminar o reducir los olores presentes.

Dyson Imagen | Dyson

Y en el caso de las casas con mascotas, por la ausencia de ventilación durante tanto tiempo como en verano, se puede propiciar que aumenten olores desagradables y los pelos al pasar las mascotas más tiempo en interiores. De nuevo más trabajo para los purificadores.

No hay que olvidar que algunos purificadores de aire vienen con un humidificador incorporado o se pueden utilizar en combinación con un humidificador independiente. Mantener una humedad adecuada en el interior es importante en invierno para prevenir la sequedad en la piel y las membranas mucosas, así como para reducir la propagación de virus.

Además, no podemos pasar por alto que aunque tengamos un purificador de aire en casa, debemos asegurarnos que, por una parte ventilamos el hogar de vez en cuando, incluso en invierno, para renovar el aire y permitir que el purificador funcione de manera más eficiente. Además, al usar un purificador, es importante su colocación y vigilar que esté ubicado en un lugar estratégico para que pueda circular el aire de manera efectiva.

Además, algunos purificadores de aire utilizan tecnologías como la ultravioleta germicida (UV-C) o la generación de iones para eliminar virus y bacterias del aire. Esto puede ser especialmente útil en invierno para reducir la propagación de enfermedades. En el proceso para limpiar el aire, pueden usar sensores que miden la calidad del aire y ajustan automáticamente la velocidad de purificación según sea necesario. Esto puede ayudarte a mantener un ambiente más saludable durante el invierno.

En resumen, un purificador de aire puede ser beneficioso en invierno para mejorar la calidad del aire en el hogar, reducir alérgenos, controlar olores, mantener una humedad adecuada y, en algunos casos, reducir la propagación de patógenos.

En Xataka SmartHome | Nueve termómetros conectados para saber en todo momento la temperatura y humedad de cada rincón de la casa

Inicio