Compartir
Publicidad
Publicidad

Hisense sale de compras y se hace con la división de televisores de Toshiba para mejorar su presencia en el mercado

Hisense sale de compras y se hace con la división de televisores de Toshiba para mejorar su presencia en el mercado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Terremoto en el mundo tecnológico y de nuevo motivado por la adquisición de una empresa por parte de otra o quizás en este caso deberíamos usar el término fagocitar. Hace unos días veíamos como Broacom intentaba con Qualcomm, algo que esta última ha rechazado y ahora es Hisense, el fabricante chino, el que se ha hecho con la división de televisión de Toshiba por 97 millones de euros.

Toshiba, es una empresa japonesa, de esas que nos llevan acompañando desde hace décadas y que sin embargo no está atravesando su mejor momento, al menos fuera de Japón. Con ordenadores, equipos de audio o televisores, las cuentas no le salen y de esto se beneficia el gigante chino Hisense que se hace con la división de televisión con el ánimo de facilitar su crecimiento.

Con este motivo, Hisense comunica la adquisición de un 95% de Toshiba Visual Solutions. Esto hace que desde la empresa china tengan acceso a la cartera de clientes pero también, a la producción y al I+D de Toshiba en lo referente al desarrollo de televisores.

Buscando ganar mercado

Hisense Expansion

Una vez formalizada la compra, Hisense se hace con los derechos de la marca Toshiba TV durante un plazo de tiempo de 40 años y podrá usarla en mercados de Europa o el sudeste asiático. De esta forma espera expandir el poderío con el que cuenta en China, su país de origen, donde es el mayor fabricante de televisores.

Una estrategia con la que busca aprovechar el músculo de Toshiba para crecer en el mercado de los televisores utilizando las tecnologías de pantallas de la empresa japonesa y todo su potencial en I+D.

Toshiba pasa por lo tanto a ceder los derechos de la marca en cuando a televisores a Hisense, que recordamos, ya cuenta con los derechos para vender televisores de marca Sharp en los Estados Unidos durante otros dos años. La operación tendrá un coste de 12.900 millones de yenes, casi 97 millones de euros al cambio, y tienen planificado que se complete a después de febrero del 2018.

Mientras tanto, Toshiba sigue buscando salir de la crisis y junto a esta venta a Hisense se plantea el vender su división de chips a un consorcio multinacional liderado por el fondo de inversión Bain Capital.

Fuente | ABC News
En Xataka SmartHome | Sharp demanda a Hisense para recuperar sus derechos y volver a vender sus propios televisores

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos