Compartir
Publicidad

Sharp demanda a HiSense para recuperar sus derechos y volver a vender sus propios televisores

Sharp demanda a HiSense para recuperar sus derechos y volver a vender sus propios televisores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tiempos complicados los que vive el otrora estandarte de la electrónica en Japón como es Sharp. Un fabricante de gran prestigio que en su momento inundó los hogares con radios, equipos de audio, televisores o incluso teléfonos móviles (la línea Aquos en Japón marcó tendencias) y que sin embargo ahora no juega en la "champions" de la electrónica.

Una crisis de la que no supo o no pudo salir y en la que por ejemplo destaca el papel que jugó dentro de los televisores, donde no supo dar el salto a tiempo a las nuevas tendencias con los resultados que todos conocemos. Y de esto trata la noticia que traemos hoy que tiene a los televisores como protagonistas.

El fabricante japonés hoy propiedad de Foxconn (posee un 66% de la compañía), fruto de su mala situación cedió el uso de su licencia para comerciar y fabricar televisores en los Estados Unidos a la firma HiSense lo mismo que en Europa los ha cedido a la marca UMC. Una cesión con la que ahora no está para nada contento de forma que quiere que recuperar los derechos antes suyos asegurando que los modelos que HiSense oferta no tienen la calidad adecuada.

Sharp

Materiales de mala calidad, procesos de fabricación defectuosos, incumplimiento de normas de fabricación... lo que conlleva a debilitar la imagen de marca que antes tenía de cara al usuario la empresa japonesa. Sharp esgrime todo tipo de razones para tratar de recuperar para su "logo" el espacio en los televisores en los que ahora se puede leer HiSense.

Un proceso que va para largo, pues HiSense se hizo con los derechos en el año 2015 y ahora no quiere renunciar a los mismos, pues el acuerdo firmado por Sharp tiene una vigencia de cinco años. Así, ambas firmas se verán las caras en los tribunales para dilucidar quién es el que pone el sello a los televisores.

Mientras tanto Hisense sostiene que no es así y “niega categóricamente” las acusaciones:

"Hisense continuará fabricando y vendiendo televisores de calidad bajo las marcas de Sharp con licencia"

Una situación, esta en Estados Unidos, que no sabemos si terminará dando el salto a Europa y afectando de igual forma a UMC. Estaremos pendientes a los acontecimientos y al dictamen para conocer si Sharp vuelve a vender sus propios televisores en los Estados Unidos.

Vía | CNET
En Xataka | Sharp quiere pasarse al OLED antes de que acabe 2017

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos