El HDMI 2.1 ya es la norma en los televisores de gama alta: qué ventajas tiene esta conexión

El HDMI 2.1 ya es la norma en los televisores de gama alta: qué ventajas tiene esta conexión
1 Comentario

Posiblemente te hayas dado cuenta de que, cuando hacemos la compra de un televisor, en la parte de sus especificaciones técnicas podemos encontrar tanto el número de puertos HDMI, como la versión de esta interfaz. La gran mayoría de los televisores actuales disponen del estándar HDMI 2.0 de serie, aunque un buen número de ellos también ofrecen la compatibilidad con HDMI 2.1. ¿Qué significa esto? Os contaremos todas sus bondades en pequeño artículo.

Esta tecnología se empezó a popularizar entre el público en 2020, precisamente con la llegada de la nueva generación de consolas. ¿Y qué tienen que ver los videojuegos con esto? Bueno, de hecho mucho. Y es que la gran mayoría de usuarios que se encuentran en la tesitura de cambiar de televisor y quieren apostar por una PlayStation 5, Xbox Series X o S, buscarán como locos que la tele disponga de HDMI 2.1. Aunque sus ventajas, no sólo se centran en el mundo del gaming.

Una mayor tasa de transferencia

Si nos basamos a las especificaciones técnicas de este nuevo estándar, contamos con que su velocidad de transferencia pasa de los 18 Gbps a los 48 Gbps, todo un salto en ancho de banda. Esto principalmente es útil para transferir una mayor cantidad de datos. Esta conexión puede así fácilmente manipular resoluciones más altas como el 8K, o intercambiar señales con frecuencias de refresco mucho más altas.

hdmi

Este mayor ancho de banda se traduce para el consumidor en la posibilidad de disfrutar de un sinfín de videojuegos a través de las consolas de nueva generación, o un PC, a una tasa de frecuencia de hasta 120 Hz. No obstante, para que se cumplan estas condiciones, el televisor debe incluir al menos un puerto HDMI 2.1, tener un cable compatible con esta versión, y que el propio televisor tenga al menos una frecuencia nativa de 120 Hz. Además, para notar el cambio, los juegos deben también de funcionar a una velocidad de fotogramas mayor de 60.

Tecnologías adaptadas al gaming

xbox

Entre las funcionalidades avanzadas que también se incluyen en este nuevo estándar, encontramos la compatibilidad con VRR (Variable Refresh Rate), una característica que adapta la frecuencia de refresco del panel a la cantidad de fotogramas por segundo que se está ejecutando en el juego en cuestión. Esto es posible a través de las tecnologías de FreeSync de AMD, o G-Sync de NVIDIA. La incorporación de esta funcionalidad permite disfrutar del contenido de una forma mucho más fluida.

La tecnología de ALLM (Auto Low Latency Mode) también es una característica propia del HDMI 2.1. Esto permite ajustar automáticamente los parámetros de latencia del propio panel, dependiendo del contenido que se está visionando. De esta forma, si nos vamos a la fuente de HDMI en la que está conectada una consola, la tele pasará automáticamente al modo juego, optimizando la experiencia y disminuyendo lo máximo posible la latencia para una respuesta instantánea.

Funciones avanzadas para los fans del audio y vídeo

La adopción del estándar HDMI 2.1 no es algo que beneficie solamente a aquellos aficionados a los videojuegos, sino también a los fans del audio y video. Y es que cuando un televisor dispone de este conector, generalmente también incluye la compatibilidad con eARC.

El eARC (Enhanced Audio Return Channel) es básicamente una evolución del ARC que ya encontramos en una buena cantidad de televisores, sistemas de sonido, reproductores, etc. Antes de la llegada de esta tecnología, debíamos de utilizar un cable analógico u óptico para poder transmitir el audio digital de nuestra fuente. El hecho de que tecnologías como el ARC o eARC estén presentes, significa que solamente nos tendremos que valer de un cable HDMI para transferir la señal de audio digital de una fuente a otra.

tv

Con el eARC es posible transferir mucha más información, ya que permite un ancho de banda de hasta 37 Mbps en audio. Además, también es posible transferir audio de alta resolución, con hasta 192 kHz y 24 bits, teniendo compatibilidad con estándares como Dolby Atmos o DTS:X.

Otra de las bondades del HDMI 2.1 es su compatibilidad con los nuevos estándares de compresión de archivos, ya sean mediante los códecs AV1, VVC, o VP9. Esto permitirá una gran mejora en la eficiencia y un bitrate mayor que en archivos que posean el mismo tamaño que utilizan códecs como el H.265 o H.264.

Estos nuevos códecs permitirán que el contenido en streaming de servicios tales como Netflix, Prime Video, o HBO Max, entre muchos otros, se vean mucho mejor, mientras que el peso de esos archivos disminuye o se mantiene.

Tener HDMI 2.1 no garantiza siempre todas sus funciones

Aunque muchos fabricantes adopten el HDMI 2.1 en sus televisores, esto no siempre significa que vayamos a obtener todas las ventajas de este estándar. Y es que hay algunas marcas que incluyen una adopción parcial de este estándar, como la inclusión de eARC, pero sin contar con ALLM y VRR debido a que la frecuencia nativa del panel alcance únicamente los 60 Hz.

hdmi 2.1

Otro de los aspectos que debemos de tener presentes cuando optamos a un televisor con HDMI 2.1 es que puede que no todos sus puertos HDMI tengan esta versión. Muchos de los televisores actuales solamente ofrecen un único puerto, y esto puede perjudicar a aquellos que necesiten de varias fuentes compatibles con dicho estándar.

Para poder utilizar el puerto HDMI 2.1 que incluye el televisor, bastará con buscar en la propia conexión esta nomenclatura, junto a las siglas de eARC. Este puerto es idéntico al HDMI 2.0, así que tendremos que poner especial atención en lo que nos marca en cada una de las entradas de la parte posterior de la tele. Se puede identificar también si indica en el puerto "4K@120 Hz" o el icono de un mando de consola.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio