Compartir
Publicidad

Especial retro futuro: 2001, odisea en la cocina

Especial retro futuro: 2001, odisea en la cocina
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si por el pasado fuera, la cena de la última nochevieja del milenio la habríamos preparado en una cocina completamente automatizada o, al menos, llena de avances tecnológicos. En esta entrega del especial retro futuro os vamos a enseñar la cocina del año 2001 según se pensaba que sería a principios y mediados del siglo XX.

La visión culinaria del futuro siempre ha incluido alimentos precocinados o incluso en píldoras, pero lo más divertido es echarle un vistazo a todos los maravillosos aparatos que todavía no se han hecho un hueco en nuestras cocinas, a pesar de las muchas comodidades que prometían.

En este vídeo de la cocina del futuro vemos como una ama de casa de la época disfruta de una cocina moderna que se encarga prácticamente de todo --si os fijáis, el horno semiesférico hasta le pone velas a la tarta-- y en la que todo funciona a golpe de botón.

Lo más curioso es que a pesar de que esta cocina aún resulta más futurista que las que tenemos en casa, hay cosas en las que se ha quedado sonrojantemente atrás, como las recetas que funcionan con tarjetas perforadas --la informática ha avanzado mucho más que los sistemas de cocción, eso está claro-- o la batidora, que ha sido superada por la Thermomix.

En este otro vídeo de la misma cocina podemos ver algunas propuestas hilarantes, como hacer la compra por videoconferencia directa con nuestro tendero --que nos ofrece amablemente diferentes piezas de carne--, el pollo cocinado por infrarrojos o la nevera giratoria que más bien parece un expositor de un supermercado.

De todas las ideas que vemos en el vídeo, la que más se ajusta a lo que vivimos hoy en día es la de la cocción por inducción electromagnética, solo que en este se hace a través del mármol, mientras que las vitrocerámicas de inducción modernas siguen teniendo aspecto de encimera, aunque me parece más elegante la otra opción.

Un poco más allá va un documental de Walter Cronkite para la CBS en 1967, en el que habla de la casa del año 2001. En él vemos las descabelladas ideas que tenían sobre lo que sería la cocina y la comida en el futuro.

Quizás no iban tan desencaminados en cuanto a que comeríamos alimentos precocinados congelados o irradiados --lo que se conoce como pasteurización fría-- que nos prepararía una especie de gran horno microondas, pero patinan bastante al afirmar que en el futuro no habría platos que limpiar, pues éstos serían de plástico y se fundirían para hacer unos nuevos en la propia cocina. Que digo yo, ¿qué tiene de malo el lavavajillas?

Cocina del futuro

En la segunda parte del primer vídeo que os he mostrado, vemos una de las cocinas del futuro que más se parece a las actuales, solo que con algunas innovaciones que bien querría yo para la mía, como el lavavajillas que emerge de la encimera con todos los platos ordenados.

En esta cocina, hecha enteramente en plástico --según el vídeo, el material del futuro-- más que modernos sistemas de cocción, se han motorizado todos los armarios, neveras y congeladores para que sea más fácil acceder a su contenido. Con sólo pulsar un botón, todo baja a la altura de nuestros ojos. Caro de instalar, pero muy práctico y no muy complicado de implementar.

Para despedir esta entrega del especial retro futuro sobre la cocina en el año 2001, y por si os han ido las ganas de cocinar, os dejo con un vídeo de Sandra Bullock pidiendo una pizza online en 1995 en los títulos iniciales de la alarmista-futurista The Net (la Red).

Imagen | Yesterland En Xataka Smart Home | Especial Retro Futuro: el televisor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio