Compartir
Publicidad
Los cables HDMI ofrecen distintas prestaciones según la versión ¿sabes cual es el que debes comprar?
Accesorios

Los cables HDMI ofrecen distintas prestaciones según la versión ¿sabes cual es el que debes comprar?

Publicidad
Publicidad

A principios de año hablamos de los cables HDMI (High-Digital Multimedia Interface), en concreto del estándar 2.1 del que conocimos todas sus especificaciones. Un tipo que que pone al día sus cifras y que se sitúa a la altura del DisplayPort 1.4, su gran rival en lo referente a las conexiones.

Lo cierto es que los cables HDMI se han convertido en algo habitual en nuestros hogares a la hora de facilitar la interconexión entre los distintos dispositivos. Tanto es así que hemos visto cómo poco a poco y sin pausa se han ido encargando de jubilar al resto de conexiones, muchas de las cuales llevaban años a nuestro lado. Pero ¿conoces las diferencias entre los cables HDMI? ¿Y los tipos? Con esta guía vamos a intentar ayudarte a diferenciarlos.

Tipos de cables HDMI

Con colores, acabados y formas, todos los cables HDMI se diferencian en dos apartados. Por el tipo de conector que usan y por la versión del estándar HDMI que adoptan. Y en función de ambas vamos a poder acceder a distintas prestaciones, por lo que hay que tener claras las diferencias.

Conectores

Conexiones

Es la diferencia más palpable y más diáfana. Es lo primero que debemos tener en cuenta cuando compramos un cable HDMI y así tenemos que distinguir entre tres tipos de conectores: standard (A), mini (C) y micro (D). Además hay un tipo E, pero de uso minoritario:

  • HDMI tipo A: El más habitual, consta de 19 pines y un tamaño de 13,9 x 4,45 milímetros. El que casi con toda seguridad tendrás que comprar para conectar tu televisor con la videoconsola o el Home Cinema.

  • HDMI tipo B: Usa 29 pines permitiendo transportar el doble de ancho de banda que el anterior y cuenta con unas dimensiones de 21,2 x 4,45 milímetros. Es el usado en dispositivos portátiles, cómo cámaras de vídeo.

  • HDMI tipo C: Es un clon en características del tipo A pero con dimensiones reducidas que bajan hasta los 10,42 x 2,42 milímetros. Es el usado en aparatos cómo cámaras de fotos y algunos reproductores portátiles. Cuidado con no confundirlo con el conector microUSB.

  • HDMI tipo D: Con 19 pines es el más utilizado en dispositivos portátiles y cuenta con un tamaño de 5,8 milímetros.

  • HDMI tipo E: Con un uso minoritario, su estructura está diseñada para soportar altas temperaturas y movimientos de forma que se suele usar sobre todo en la industria del automóvil.

Versiones de HDMI

Versiones

Si al hablar de tipo de conector hemos visto diferencias físicas, ahora, al hablar de la versión que adoptan cambiamos de torna. Ahora, para apreciar si estamos ante uno u otro tendremos que atender a las indicaciones del embalaje. En ellas nos indicará no la versión, estos es. si estamos ante un HDMI 1.4, 2.0 o cualquier otra versión, sino las prestaciones que ofrecen (soporte para HDR, 4K...). Así que ojo, que las diferencias de optar por una u otra son importantes.

Desde la llegada de la conexión HDMI hemos ido pasando por distintos estándares, estableciendo una progresión que les ha ido haciendo ganar en el tiempo en funciones y prestaciones. Esta es la escala en lo que a la evolución del HDMI se refiere:

  • HDMI 1.0: Es la primera versión que salió a la luz y permite hasta 1080p/60Hz de resolución y 8 canales de audio en 192 kHz/24-bit con una tasa de transferencia máxima de 4,9 Gbit/s.

  • HDMI 1.1: añade el soporte para DVD Audio.

  • HDMI 1.2: Exactamente igual que la anterior y además añade soporte para One Bit Audio, utilizado en SACD.

  • HDMI 1.3: Ahora el ancho de banda aumenta hasta 10,2 Gbit/s y se añade soporte para Dolby TrueHD y DTS-HD.

  • HDMI 1.4: Ahora las diferencias son notables, pues ahora permite enviar y recibir datos a través de una conexión Ethernet en el mismo cable. Además la resolución máxima se incrementa hasta 4096 × 2160 píxeles a 24 FPS o 3840 × 2160 a 30 FPS. Igualmente se añade soporte para sistemas de sonido envolventes conectados directamente a una TV.

  • HDMI 2.0: El ancho de banda sube hasta 18 Gbit/s, permitiendo vídeo en resoluciones 4K, soporte para 32 canales de audio a 1536 kHz y capacidad para transportar la señal simultánea de hasta 2 streaming de vídeo. Es la actualización más importante.. Además ofrece soporte para HDR dinámico.

  • HDMI 2.1: la última versión aumenta todavía más el ancho de banda, permitiendo hasta 8K a 120 Hz, aunque este nuevo ancho de banda es solo aprovechable con un tipo especial de cable llamado 48G.

El cable que nos interesa

Hdmi

Llegado el momento más o menos tenemos claro con estas indicaciones cual es el cable que debemos usar en función de nuestras necesidades. Por regla general y cómo ya hemos apuntado, el más común para los usos habituales es el cable HDMI tipo A. Es el cable más normal y sólo tenemos que observar la versión que adopta.

Lo idóneo a estas alturas es optar por un cable HDMI 2.0, ya que ofrece acceso a prestaciones cómo son el soporte para resolución 4K a una gran cantidad de Hz y soporte para HDR con una gran calidad de sonido. Y es que aunque el estándar HDMI 2.1 ya está aquí, se trata sobre todo de una opción que sólo vamos a aprovechar con resoluciones superiores al 4K, algo que a día de hoy pasa por ser algo casi anecdótico al existir pocos dispositivos compatibles.

En Xataka SmartHome | HDMI ARC, la conexión menos conocida de tu televisor ¿Sabes distinguir para que sirve y cómo usarla?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio