WiFi 7: qué es, qué ventajas ofrece, mejoras que incorpora y para qué sirve

WiFi 7: qué es, qué ventajas ofrece, mejoras que incorpora y para qué sirve
Sin comentarios

La tecnología de conexión inalámbrica evoluciona rápidamente y si hace solo un par de años nos sorprendía la llegada de WiFi 6 a nuestras casas, poco más tarde lo hacía WiFi 6E y ahora ya tenemos lista a su sucesora, el nuevo estándar WiFi 7, que promete revolucionar el sector de la conectividad doméstica.

La llegada oficial de WiFi 7 a los hogares estaba prevista en principio para la primavera de 2024. Sin embargo, en el último año empresas como MediaTek ya han venido haciendo las primeras pruebas bajo este estándar e incluso fabricantes como TP-Link se han adelantado ofreciendo los primeros modelos de routers y equipos compatibles para este 2023.

Muy bien, pero, ¿qué es realmente WiFi 7?, ¿qué ventajas aporta y cómo puede afectar a nuestra forma de conectar equipos dentro de casa?

Qué es WiFi 7 y qué mejoras ofrece

wifi

WiFi 7 es el nombre de batalla del estándar bajo el nombre técnico IEEE 802.11be, un protocolo de comunicaciones inalámbricas que nace con la idea de ofrecer un mejor rendimiento, mayor ancho de banda y más eficiencia energética con respecto a WiFi 6 y WiFi 6E.

Para ello sus responsables han dotado a la nueva versión de una serie de mejoras y nuevas tecnologías con las que pretenden sea posible alcanzar nuevas cotas de rendimiento en las conexiones de routers y terminales móviles. Las más importantes son las siguientes:

  • WiFi 7 funciona con un sistema de conectividad basado en triple banda real, siendo compatible con las de 2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz, pero a diferencia de las versiones anteriores del estándar será posible utilizar varias de ellas de forma simultánea.

  • Para poder hacer uso de múltiples bandas al mismo tiempo WiFi 7 utiliza la tecnología denominada Multi-Link Operation (MLO), un sistema que además de agrupar bandas de frecuencia y canales para lograr más velocidad, es capaz de reducir la latencia e incrementar la estabilidad de las comunicaciones.

  • WiFi 7 también duplica el ancho de banda y la velocidad con respecto a los estándares anteriores. Para ello maximiza el ancho de banda del canal, aumentando desde los 160 MHz de WiFi 6/6E hasta unos destacables 320 MHz. Esto permite ofrecer velocidades máximas que superan los 40 Gbps, lo que se traduce en un aumento de cuatro veces con respecto a WiFi 6E.

wifi

  • El estándar también cuenta con una modulación mejorada. Así, WiFi 7 adopta el nuevo esquema de modulación 4096-QAM, lo que permite transportar 12 bits en lugar de 10 bits, logrando un aumento del 20% con respecto al sistema 1024-QAM de WiFi 6.

  • Tecnología Multi-RU: WiFi 7 permite asignar múltiples unidades de recurso (RU) a un solo usuario para alcanzar una mayor eficiencia en la transmisión de datos. Hasta ahora cada usuario solo podía enviar o recibir datos en una unidad de recurso asignada. Ahora podrá hacerlo en varias de ellas al mismo tiempo.

  • También se ha mejorado el sistema MIMO (multiple input, multiple output) ya presente en protocolos anteriores pasando de 8 flujos de datos a un total de 16. Con ello se ofrecen mayores tasas de transferencia, más cobertura, más cantidad de usuarios conectados al mismo tiempo y una red en general más estable.

Con todas estas mejoras WiFi 7 pretende equiparar las conexiones inalámbricas a las cableadas de última generación como USB 4 que logran velocidades máximas alrededor de los 40 Gbps y reduciendo algunos de los problemas habituales hasta ahora en las redes WiFi como la baja cobertura o la saturación de las bandas de frecuencia en entornos con múltiples routers y dispositivos.

Para qué servirá WiFi 7 en el hogar

wifi

Ofrecer una velocidad que ronde los 40 Gbps puede que sea demasiado para los usos actuales de la tecnología en los hogares. Sin embargo, WiFi 7 nace pensando en ser el estándar que permita implantar de forma masiva la llegada de nuevas formas de ocio y teletrabajo.

Por ejemplo, fabricantes como MediaTek apuntan a que WiFi 7 será una importante base para asentar la reproducción de contenidos 4K y 8K sin cables en cualquier parte del hogar sin problemas de cortes o parones. Del mismo modo se permitirá reducir al mínimo la latencia en juegos, punto relevante en plena era del juego en streaming.

También será clave para impulsar aplicaciones y usos del Metaverso que todavía están por desarrollar, abriendo la puerta a experiencias en realidad aumentada y virtual con mínima latencia y conexiones más estables.

Además, como señalábamos en el apartado anterior, la posibilidad de agregar varias bandas de frecuencia permitirá lograr conexiones más estables sin los problemas de saturación que tenemos ahora, por lo que resultará ideal para la Internet de las cosas o de los cientos de objetos conectados que está por venir.

Temas
Inicio