Publicidad

Toca actualizar con urgencia si usas una cámara de seguridad de Nest y valoras las privacidad de tus grabaciones

Toca actualizar con urgencia si usas una cámara de seguridad de Nest y valoras las privacidad de tus grabaciones
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Normalmente estamos acostumbrados a realizar ciertos pasos cuando cambiamos de móvil. Restaurar el sistema, cifrar la información, desactivar el desbloqueo OEM son pasos necesarios para que este siga siendo usable y para que nuestros datos, los que puedan quedar, siempre queden a salvo de los nuevos propietarios.

Y es que pensar que nuestra información puede estar en manos de terceros da cierto escalofrío. El mismo que habrán sentido los propietarios de una cámara de seguridad Nest cuando se han enterado que en el caso de que se hayan desprendido de las mismas y las hayan vendido o regalado, estas pueden haber dejado al aire su privacidad.

Nest, una de las empresas que pasó a formar parte de Google, cuenta con un buen arsenal de productos para la vigilancia y control del hogar conectado y en este sentido las cámaras acaparan buena parte del protagonismo en el portafolio del fabricante.

¿Pero qué pasaría si una cámara que vendemos sigue permitiendo al antiguo propietario el acceso a la misma y por lo tanto a las grabaciones? Pues esto es lo que ha estado ocurriendo con algunas de las cámaras de seguridad del fabricante.

Un hallazgo por casualidad

Nest Cam

Como en tantas ocasiones, ha sido una casualidad la que ha favorecido el descubrimiento. El propietario de una cámara Nest Cam Indoor que había sido vendida, comprobó con incredulidad como seguía contando con acceso a la misma y de hecho logró enlazarla al hub Wink smart-home. De esta forma podía tener acceso a las grabaciones que se generaban en tiempo real.

Nest

El anterior propietario no contaba con acceso total y aunque el vídeo se representaba cómo capturas realizadas cada varios segundos, seguía suponiendo una flagrante violación de la intimidad y la privacidad, máxime cuando se habían tomado todas las medidas para evitarlo. Se había eliminado la cámara de la cuenta, lo que en teoría debería bastar para borrar todos los datos.

Google no ha tardado y ha lanzado un parche que soluciona este importante bug de seguridad, pero el daño ya estaba hecho. Si cuentas con una Nest Cam es de vital importancia que verifiques si cuentas con la última versión del firmware, máxime si las has adquirido en el mercado de segunda mano.

Las familias afectadas son las Nest Cam Indoor, Nest Cam Outdoor y Dropcam y el fallo al parecer se debe a la ausencia den dichos modelos de un sistema que permita el restablecimiento de fábrica. No hay un botón de reset o una opción en la app que permíta volver al estado original al dispositivo y por lo tanto, el propietario original podía seguir contando con acceso.

Fuente | The Verge

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir