El VRR ya ha llegado a PS5: qué aporta y qué necesitas para disfrutar de él en un televisor

El VRR ya ha llegado a PS5: qué aporta y qué necesitas para disfrutar de él en un televisor
Sin comentarios

Tras más de un año y medio del lanzamiento de PlayStation 5, los usuarios de la consola ya pueden habilitar el VRR, pudiendo mejorar el rendimiento en juegos. Sin embargo, para ello hacen falta una serie de requisitos, tanto por la parte del televisor, como de los juegos que queremos ejecutar en la consola.

Esta tecnología ya estuvo presente de salida en Xbox Series X y S, y ahora le toca el turno a los usuarios de PlayStation 5 para beneficiarse de las ventajas en el sistema. En este artículo arrojaremos algo de luz sobre en qué consiste la tecnología y qué hace falta para ponerla en marcha en una PS5.

Qué es VRR y en qué nos afecta al jugar

VRR viene del inglés 'Variable Refresh Rate', y se trata de una tecnología que adapta la frecuencia de refresco del monitor a la tasa de fotogramas del contenido que se está ejecutando en el momento. De esta manera, si un juego se está ejecutando a 60 fps y debido a las exigencias gráficas del mismo el rendimiento disminuye a los 40 fotogramas por segundo, la frecuencia del monitor disminuirá también a los 40 Hz, mejorando la fluidez del juego. Esto también funciona para cuando los fotogramas superan los 60 fps, aunque para ello hace falta contar con un televisor que incorpore un panel con 120 Hz o más de frecuencia nativa.

Este sistema es posible gracias a las tecnologías presentadas por NVIDIA y AMD. G-Sync en el caso de NVIDIA, y FreeSync, en el caso de la última mencionada. Este tipo de tecnologías llevan años presentes en la comunidad del PC, y sus usuarios están bastante más familiarizados que aquellos que juegan en consola, precisamente porque estas funciones se han incorporado en la última generación de consolas.

Este sistema viene a solucionar dos de los grandes problemas ocasionados cuando la pantalla y el juego no se encuentran sincronizados en fotogramas: el tearing y el stuttering. El primero provoca que la imagen quede deformada por una línea que la atraviesa horizontalmente de un extremo al otro, y el segundo induce la aparición de unos pequeños saltos en la cadencia de imágenes que reducen la fluidez y pueden arruinar nuestra experiencia. En cualquier caso, lo importante con lo que hay que quedarse es que, el VRR mejora la fluidez del juego con bastante eficacia.

Esta tecnología tiene un rango de actuación de entre 40 y 120 fps. De esta manera, si el juego se ejecuta por debajo de 40 fotogramas por segundo, la imagen quedará desincronizada, y por tanto, volverán los problemas mencionados. Sin embargo, las versiones más avanzadas de G-Sync y FreeSync son compatibles con la tecnología adicional de LFC (Low Framerate Compensation). Con ésta activa, es capaz de compensar la desincronización de fotogramas por debajo de esos 40 fps con un sistema muy ingenioso. Y es que al bajar de esta cifra, la tecnología duplica el renderizado de cada fotograma, obteniendo así una tasa admisible por el rango.

Cómo activar el VRR en PS5

ps5

Esta nueva opción está presente en el apartado de configuración de nuestra PS5, concretamente en las opciones de Pantalla y Vídeo. Para activarla, basta con ir a ella y dejarla en 'Automático'. Además, dispone un interruptor para activarla incluso cuando los juegos no soporten la función. Sin embargo, Sony advierte que, al activar esta función incluso en juegos que no la soporten, puede ocasionar problemas de rendimiento.

El hecho de tener la opción activada en nuestra consola PlayStation 5 no significa que podamos beneficiarnos de ella al instante. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de requisitos fundamentales si queremos ver las diferencias con el VRR activo.

Requisitos para poder beneficiarse del VRR

Lo principal es tener un televisor compatible con HDMI 2.1, y que en esta especificación se incluya el VRR. Esta tecnología no está presente en todos los televisores, incluso puede no encontrarse en televisores que ya cuentan con HDMI 2.1. De esta forma, tendremos que asegurarnos que nuestro modelo cuenta con soporte de VRR.

Los televisores que cuentan con HDMI 2.1, VRR y además un panel de 120 Hz o superior suelen ser de gama alta, y por lo tanto, su coste es mayor. Dependiendo de nuestro presupuesto, si lo que buscamos es un televisor para jugar, vendrá bien echarle un vistazo a modelos que cuenten con este tipo de tecnologías, además de modos ALLM para reducir los tiempos de respuesta.

spider-man

Que nuestro televisor tenga VRR y esté activo a través de sus ajustes no significa que podamos disfrutar siempre de esta tecnología. Y es que habrá juegos en los que no se cuente con soporte de VRR. La mayoría de ellos cuentan con un selector de modo, uno enfocado a ofrecer la máxima fidelidad posible en resolución y texturas, y otro enfocado al rendimiento, con el objetivo de alcanzar los 60 fps. De hecho, en consolas, la lista de juegos que soportan 120 fps es muy escasa.

Generalmente, aquellos juegos que cuenten con soporte de VRR es porque se quedan a dos aguas entre los 30 y 60 fps, pudiendo así adaptar la frecuencia del panel a los fotogramas del juego. En cambio, donde más se nota esta tecnología es en frecuencias mayores a 60 Hz. De esta forma, si contamos con una tasa de fotogramas de 90 fps o más, veremos una fluidez aún mayor. En PC contamos con monitores que superan incluso los 360 Hz, siendo una experiencia de juego que, desde luego hay que probar al menos una vez en la vida.

Temas
Inicio
Inicio