Qué es VRR y por qué es tan importante para aquellos que juegan a videojuegos en la tele o en el monitor

Qué es VRR y por qué es tan importante para aquellos que juegan a videojuegos en la tele o en el monitor
Sin comentarios

Con la llegada de las altas frecuencias nativas en los televisores de más alta gama y el puerto HDMI 2.1, llegaron una serie de características que beneficiaban sobre todo a los más jugones de la casa. La reproducción de juegos en alta resolución y con la máxima calidad posible vino acompañada también con las consolas de última generación. Sin embargo, los usuarios de PC llevan un tiempo experimentando con el VRR, una tecnología que aporta fluidez al contenido.

VRR (Variable Refresh Rate), no es más que una tecnología presente en ciertos televisores y monitores que hace adaptar la tasa de refresco de la pantalla a la tasa de fotogramas por segundo del juego que se esté ejecutando. De esta manera, la experiencia de juego será mucho más fluida, ya que la frecuencia se corresponderá con la cantidad de fps del título.

AMD FreeSync y NVIDIA G-Sync, los principales impulsores

gsync

Esta técnica de refresco adaptativo se consigue a través de dos tecnologías principales: AMD FreeSync y NVIDIA G-Sync. De esta manera, si una pantalla incluye VRR, significa que es compatible con al menos una de estas dos tecnologías.

El VRR ayuda a combatir dos de los defectos más molestos a la hora de jugar a videojuegos: tearing y stuttering. El primer defecto hace referencia a cuando vemos una línea que fragmenta la imagen del contenido que se está ejecutando, mientras que el segundo induce la aparición de unos pequeños saltos en la cadencia de imágenes que reducen la fluidez y pueden arruinar nuestra experiencia.

Antaño, los jugadores de PC tenían que depender del V-Sync para hacer que la tasa de fotogramas se correspondiera con la frecuencia nativa del monitor. Sin embargo, el hecho de que la frecuencia del panel se adapte de forma automática gracias al VRR, ya no hace falta tener activa esta opción, despreocupándonos al completo de ello.

Ambigüedad entre versiones

Desde su implementación en monitores, y más adelante en televisores, tanto AMD FreeSync como NVIDIA G-Sync han ido contando con más y más versiones mejoradas. Estas versiones dependen de las características del monitor o televisor y se ha ido ofreciendo soporte de HDR, duplicación de fotogramas a frecuencias bajas, etc. De esta manera, en caso de que vuestra pantalla contenga un brillo y HDR mayores, puede que os encontréis con la etiqueta de FreeSync Premium Pro o G-Sync Ultimate en el panel.

A la hora de la verdad, no hay prácticamente diferencias entre usar la tecnología de AMD o la de NVIDIA, ya que ambas se basan en el mismo principio: adaptar la tasa de refresco automáticamente, y su funcionamiento es impecable.

En televisores con HDMI 2.1 de alta gama, el VRR está siendo cada vez la norma, aunque su uso está mucho más extendido aún en monitores de ordenador. Tener un televisor con VRR y HDMI 2.1, nos permite poder disfrutar de títulos a una resolución y frecuencia máximas de 4K y 120 Hz. Sin embargo, para obtener esta cifra, el hardware desde donde estemos ejecutando el juego debe de ser capaz de alcanzar dicha tasa.

Temas
Inicio