Publicidad

Investigadores logran ampliar la cobertura Wi-Fi de nuestro hogar sin que tengamos que hacernos con nuevos dispositivos

Investigadores logran ampliar la cobertura Wi-Fi de nuestro hogar sin que tengamos que hacernos con nuevos dispositivos
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En distintas ocasiones hemos hablado de cómo mejorar la cobertura Wi-Fi en casa y lo hemos hecho aludiendo al uso de distintas aplicaciones, monitorizando la congestión en la red, usando nuestro portátil o buscando la mejor ubicación para el router.

Y con todos estos pasos, ahora nos hacemos eco de las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Brigham Young (BYU) en la que muestran una fórmula para mejorar la cobertura Wi-Fi en casa y además hacerlo de forma gratuita, sin tener que comprar ningún tipo de aparato, ya sean antenas de alta ganancia, PLC's, o repetidores.

Mejora de la cobertura en hasta 60 metros

Cobertura

Según este estudio, para hacer que la señal Wi-Fi llegue hasta el rincón más apartado de la casa y a cualquier dispositivo compatible, basta con servirse de un protocolo de software De esta forma se puede ampliar la cobertura de nuestra red en más de 60 metros.

El nombre de este protocolo es On-Off Noise Power Communication (ONPC son sus siglas en inglés) y gracias al mismo se puede optimizar el uso de la señal Wi-Fi al no requerir de velocidades tan altas para mantener la señal. Con el protocolo ONPC basta el uso de una velocidad de un bit por segundo para llevar la señal frente al megabit o cifra cercana, que se ha venido usando hasta ahora. No se trata de aumentar la velocidad, sino de facilitar la llegada de la señal a una mayor distancia si bien dejan claro que no se trata de algo similar a lo que ofrece LoRa.

La ventaja del protocolo ONPC es que no requiere nuevo hardware y funciona con dispositivos existentes. De hecho, para los investigadores, esta cifra de 1 bit es más que suficiente para muchos dispositivos habilitados para Wi-Fi que simplemente necesitan un mensaje de encendido/apagado (por ejemplo activar puertas o persianas) y no requieren un gran tráfico de datos. En las pruebas llegaron a aumentar la cobertura de un dispositivo, permitiendo establecer una conexión a una distancia de hasta 67 metros, una diferencia sustancial en comparación con el alcance del Wi-Fi estándar.

En dicho informe avisan que este protocolo ONPC no está destinado a reemplazar al Wi-Fi que venimos usando ni tampoco a sistemas de cobertura de largo alcance como es LoRa. De hecho, un planteamiento que realizan es que se pueda usar cuando el dispositivo haya perdido su conexión y entonces comienza a transmitir datos usando ONPC.

La ventaja principal, es que el protocolo ONPC puede añadirse al protocolo Wi-Fi existente y por lo tanto puede implementarse en cualquier dispositivo que ya esté en el mercado por medio de la correspondiente actualización de software.

Vía | Engadget
Más información | Universidad de Brigham Young

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir