Cómo elegir un calefactor compacto portátil para el hogar: características, ventajas, inconvenientes y modelos recomendados
Electrodomésticos innovadores

Cómo elegir un calefactor compacto portátil para el hogar: características, ventajas, inconvenientes y modelos recomendados

Llega el otoño y con él los primeros días fríos que nos animan a poner a punto y encender los sistemas de calefacción que tengamos en casa para adecuar la temperatura interior de la vivienda a un valor más confortable.

Puede que contemos en casa con una instalación general de calefacción que suministre calor a todo el hogar, pero aún así suele ser habitual que haya puntos que se queden un poco fuera de servicio o que necesiten un apoyo extra de calorías, como por ejemplo puede suceder en los cuartos de baño a la hora de ducharnos, bañarnos, asearnos, etc.

En estos casos tenemos muchas opciones en el mercado que pueden satisfacer nuestras necesidades, siendo los más versátiles los denominados como calefactores portátiles compactos, capaces de ofrecer una considerable potencia térmica en poco tiempo. ¿En qué te tienes que fijar a la hora de comprar uno de estos aparatos? A continuación te señalamos los puntos clave para elegir bien.

calefactor

Calefactores compactos portátiles: ventajas e inconvenientes

Los equipos de calefacción portátiles de tipo compacto son sistemas en general muy versátiles que permiten calentar una habitación de forma relativamente sencilla simplemente enchufándolos a la corriente eléctrica, sin instalación de tubos, tuberías ni demás accesorios.

Cuentan en su interior con todo lo necesario para funcionar, incluyendo resistencias, ventiladores para extraer el calor, termostato para seleccionar la temperatura deseada, incluso en algunos modelos programadores, temporizadores y selector de la potencia. Solo hay que enchufarlos y listo.

El funcionamiento suele estar basado en una o varias resistencias eléctricas que se calientan con el paso de la corriente, extrayendo el aparato al exterior el calor por convección o mediante algún ventilador con diferentes velocidades de giro. Esto tiene la ventaja de ser un sistema muy sencillo y económico, con equipos que se sitúan en general con un precio muy por debajo de los 100 euros.

Taurus Calefactro

Sin embargo, dicha forma de calentar tiene importantes inconvenientes. Para empezar, en general suelen tener muy poca inercia térmica. El calor se emite directamente al aire y tras apagar el aparato éste se enfría rápidamente al contrario que otros sistemas basados en fluidos como los radiadores de aceite.

Además, son mucho menos eficientes que otras tecnologías más modernas basadas en bombas de calor, ya que consumen mucha electricidad para el relativamente poco rendimiento térmico que generan. Por ello no son adecuados para funcionar de forma continuada ni para calentar salas grandes, estando su uso recomendado en habitaciones pequeñas como cuartos de baño, cocinas, cuartos de estar, etc. y durante cortos periodos de tiempo si no queremos gastar una fortuna.

Otra de sus desventajas es el nivel de ruido que generan, habitualmente mucho más elevado que otros sistemas pasivos como los radiadores e incluso que los aires acondicionados con bomba de calor. Los ventiladores encargados de extraer el aire al exterior del calefactor suelen ser ruidosos, aunque cada vez los fabricantes están tratando de minimizar este inconveniente en sus modelos más punteros.

Calefactores portátiles: en qué debo fijarme

Si llegado a este punto nos decidimos a comprar uno de estos aparatos de calefacción portátiles pero no tenemos mucha idea de cómo elegirlo, ya que todos parecen prácticamente iguales al verlos en la tienda, sí hay algunos parámetros que conviene tener en cuenta.

Cecotec Horizontal

Para empezar el nivel de protección que tengan ante las salpicaduras de agua. Son equipos que probablemente vayamos a usar en sitios húmedos como el baño, por lo que conviene ver si resisten a la humedad, condensación, etc. Los fabricantes suelen facilitar estos datos de protección de forma explícita en la caja, pero aún así podemos fijarnos además en algunas características adicionales como que las resistencias no estén al aire, que no se vean a simple vista, que el dispositivo esté bien recubierto y protegido por todos sus lados y que en la publicidad se indique que está indicado para uso en el baño, si es que es donde queremos utilizarlo.

Y relacionado con este punto está el de la seguridad del calefactor. Los modelos más seguros son aquellos que cuentan con un termostato que nos permite por un lado seleccionar la temperatura deseada, pero sobre todo que es capaz de apagar el aparato si ocurre un sobrecalentamiento del equipo por ejemplo porque una prenda de ropa ha tapado los ventiladores. Si nuestro posible calefactor portátil no cuenta con este tipo de termostato, corremos el riesgo de que se caliente en exceso e incluso tengamos un accidente.

El siguiente punto a considerar es el de la potencia eléctrica, indicador directamente proporcional a la capacidad de entregar calorías a la habitación. Lo habitual es encontrarnos con equipos que tengan potencias de entre 1.000 y 2.500 vatios, ya sea de forma fija o con la posibilidad de usar un selector con varios niveles de ajuste. Lo más útil suelen ser estos últimos, ya que permiten ajustar el calor a nuestras necesidades en cada momento.

Si queremos además que el calor se empiece a generar lo más rápido posible, los modelos que cuentan con resistencias de tipo cerámico suelen ser los que mejores resultados ofrecen, aunque también tienen un precio más elevado.

calefactor

También es interesante que el equipo cuente con algún tipo de programador para encenderse y apagarse a unas horas determinadas o tras un cierto tiempo de uso. Y por supuesto, conviene que el interruptor de encendido esté accesible, bien aislado y sea de buena calidad.

Otra funcionalidad que puede resultar útil es la relacionada con la oscilación del calefactor. Hay modelos que cuentan con sistema de giro integrado que permite un reparto del flujo de aire caliente por la sala, muy útil para que no se quede concentrado cerca del aparato. Además, si queremos poder usar el equipo como ventilador en verano, debemos buscar que cuente con esta función en su hoja de especificaciones.

Seis modelos recomendados

Taurus Gobi-Calefactor

Taurus Gobi

El Taurus Gobi-Calefactor es un termoventilador compacto de 23.5 x 13.6 x 28 cm con una potencia máxima de 2.000 vatios, termostato ajustable, función ventilación para el verano, dos posiciones de calor, asa de transporte y un precio contenido que se sitúa en los 22,90 euros.

Taurus Gobi-Calefactor, termoventilador, silencioso, 2000 W, termostato Ajustable, función ventilación, 2 Posiciones de Calor, asa de Transporte, plastico, Multicolor

Taurus Gobi-Calefactor, termoventilador, silencioso, 2000 W, termostato Ajustable, función ventilación, 2 Posiciones de Calor, asa de Transporte, plastico, Multicolor

Jata TV63

Jata

Otro modelo interesante es este Jata TV63, un termoventilador de diseño horizontal con dimensiones de 25 x 26 x 9 cm, selector rotativo con 3 posiciones (ventilación, calor medio y calor máximo) y potencia de calefacción de 1.000 y 2.000 vatios. Cuenta con protección contra sobrecalentamiento, rejilla frontal e indicador luminoso de funcionamiento. Su precio ronda los 23 euros.

Jata TV63 Termoventilador Horizontal, 2000 W, Negro

Jata TV63 Termoventilador Horizontal, 2000 W, Negro

Cecotec Ready Warm 7000

Cecotec Horizontal

El Cecotec Ready Warm 7000 Quartz Bath es un equipo de formas alargadas pensado para usarse en cuartos de baño, ya que cuenta con protección IP24. Tiene una potencia de 1200 vatios, termostato regulable, dos niveles de calor, rejilla de seguridad y está recomendado para superficies de unos 10 metros cuadrados. Su precio ronda los 26 euros.

Cecotec Radiador Eléctrico Bajo Consumo Ready Warm 7000 Quartz Bath 1200W, Especial para Baños, Termostato regulable, 2 Niveles, Rejilla de Seguridad, IP24, 10m2

Cecotec Radiador Eléctrico Bajo Consumo Ready Warm 7000 Quartz Bath 1200W, Especial para Baños, Termostato regulable, 2 Niveles, Rejilla de Seguridad, IP24, 10m2

Ufesa CC1800IP

calefactor

Dentro de los modelos con resistencia cerámica tenemos a este de tipo vertical Ufesa CC1800IP, un modelo con potencia de 1800 vatios, certificación IP21 para uso en ambientes húmedos, termostato regulable y tres niveles de temperatura: 2 potencias de calor y función ventilación para el verano. Cuenta con interruptor antivuelco y protector térmico de seguridad. Su precio ronda los 36 euros.

Rowenta Instant Comfort Aqua

Rowenta Aqua

Uno de los modelos más interesantes del mercado es este Rowenta Instant Comfort Aqua (número de modelo SO6510F2), un equipo compacto de solo 15 x 31 x 22 cm pensado para usar en lugares muy húmedos como cuartos de baño. Tiene un modo silencioso con potencia de 1.200 vatios y 45 dBA y otro de máximo calor con 2400 vatios, contando con sistema antigotas, doble aislamiento de seguridad, asa de transporte, termostato y función de aire sin calentar. Su precio ronda los 52 euros.

Rowenta Instant Comfort Aqua SO6510F2 - Calefactor Comfort Aqua 2400W, apto para baños, función Silence

Rowenta Instant Comfort Aqua SO6510F2 - Calefactor Comfort Aqua 2400W, apto para baños, función Silence

Rowenta SO-2330

Rowenta

El Rowenta SO-2330 es un modelo versátil con unas dimensiones de 19,5 x 26 x 13 cm y de diseño vertical con selector de potencia de hasta 2.400 vatios, indicador luminoso, opción de solo ventilador para el verano, asa de transporte y modo silencioso que reduce la potencia y el nivel de decibelios. Su precio es de 55 euros.

Temas
Inicio