Publicidad

He usado varios altavoces inteligentes en casa y este es el partido real que les saco en el día a día
Domótica

He usado varios altavoces inteligentes en casa y este es el partido real que les saco en el día a día

Publicidad

Publicidad

Tengo que reconocer que aunque era reacio, con el tiempo terminé cediendo. No me atraían los altavoces inteligentes, pero con el tiempo me decidí a probarlos. Primero por un modelo económico, como es el Google Home Mini y luego aprovechando la oferta de lanzamiento de Amazon, me hice con un Echo Spot para usarlo en la mesita de noche.

Ya hace tiempo que los tengo, por lo que he creído conveniente comentar mi experiencia de uso con los mismos, independientemente de la plataforma sobre la que funcionan. Analizar el día a día, cómo y para qué los uso y si realmente son algo necesario en casa, al menos en la mía. Una situación que supongo se puede extrapolar a otros hogares.

¿Son prácticos realmente?

Altavoces

Algunos hablan de los altavoces inteligentes (me niego a usar el término smart speakers contando con un idioma tan bello como el nuestro) como un capricho pasajero y tengo que reconocer que en mi caso, se acercan más a este concepto que a cualquier otro. No me venden la moto afirmando que son algo muy aprovechable, porque al menos en mi caso, no lo son y mi vida sería exactamente la misma sin ellos. Pero vamos al día a día.

Tanto el Echo Spot como el Google Home Mini, que son en los que baso mi opinión, ofrecen un diseño de altura. Se diferencian por la inclusión de la pantalla en el modelo de Amazon, pero poco más. El resto de las funciones son esencialmente las mismas, sólo que para interactuar con ellos debemos hacer uso de Alexa o de Google Assistant.

Asus

Y llegados aquí ¿funciona uno mejor que otro? Si y no, y me explico. Hay situaciones en las que Alexa se ha quedado "pillada" y Google Assistant sí que ha respondido ante una cuestión, y viceversa. Empate técnico entre asistentes, supuestamente inteligentes, aunque en muchas ocasiones no lo parecen.

Al sacarlos de la caja y empezar a usarlos, con alguna visita, para hacer el "tonto" o con niños, han dado juego, pero puntual. Preguntar por el tiempo es algo que ya presuponemos, o pedirle que nos relate las noticias del día. Es lo básico. Luego están las pruebas: cuenta un chiste, canta una canción y en el caso del Echo Spot, jugar con los skills disponibles.

Pero pasada esa actividad frenética del estreno... ¿en qué ha quedado todo? Si me preguntan por el sonido, sí, es verdad que puedo escuchar música de un servicio en streaming, en mi caso Tidal o Spotify. Pero ¿para qué voy a usar un altavoz de sonido ratonero cuando el equipo de música ofrece mucha más calidad y lo puedo controlar desde el móvil? Por lo tanto, para el audio, los he descartado más allá de su uso en momentos puntuales.

Control del hogar

Asistentes 2 Xataka

El control de los elementos conectados del hogar, es otro de los puntos que ofrecen y este puede ser el que más estoy aprovechando. Sobre todo para gestionar luces y enchufes inteligentes. Actualmente tengo en casa tres bombillas conectadas, dos enchufes y una regleta. Bombillas y enchufes de TP-Link y regleta de Koogeek y son las bombillas y los enchufes los que activo por medio de comandos de voz. La regleta no hay forma de conectarla a Alexa o Google Assistant, así que la uso por medio del móvil.

Tengo que reconocer que resulta cómodo apagar, encender, programar por medio de comandos de voz, pero no es nada que no pudiera hacer antes con el móvil al contar con la aplicación Alexa y Google Home ya instaladas. Por lo tanto, ¿es útil? Sí ¿Algo sin lo que no podría vivir? No.

Echo

El resto de elementos conectados de casa, un robots de limpieza, el televisor, el sistema de cine en casa... no los he usado más que puntualmente con este fin. Tengo mandos a distancia, aplicaciones en el móvil... métodos ambos que ofrecen un mejor resultado que el control por voz, que supone una espera de varios segundos hasta que por fin nos obedece y eso cuando no falla. En este sentido no me parece, al menos a mí, que en este momento sean algo esencial.

Por lo tanto, encuentro que ahora mismo, al menos en mi caso, un altavoz inteligente no es algo práctico y si me apuran, no es una compra recomendada. Si te gusta probar cualquier cacharro, "si te consideras un friki", como yo, puedes intentar buscarle una excusa para hacerte con uno, pero en mi caso, si me preguntan, diría que ahora mismo, más que una compra acertada, suponen un capricho que aún no se puede explotar en todo su potencial, al menos, repito, en mi caso y otros afines.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir