Tengo un altavoz Echo en casa y pese a lo bien que suena, lo uso para todo menos para escuchar música

Tengo un altavoz Echo en casa y pese a lo bien que suena, lo uso para todo menos para escuchar música
Sin comentarios

En casa tengo varios altavoces inteligentes en base a distintos sistemas operativos. De Apple, de Google y de Amazon, cada uno de ellos tiene una características diferenciadas y en función de las mismas, los uso para unas cosas u otras. Y de todos ellos, el que menos uso para escuchar música es el Echo de Amazon.

En casa tenemos altavoces distribuidos por distintas habitaciones. En unas estancias como la cocina o el baño, de forma aislada, mientras que en otras forman dúo, lo que permite la reproducción de contenido en estéreo. Y en el caso del Echo de Amazon, a pesar de ofrecer una gran calidad de sonido, no lo uso para escuchar música y sí para otros muchos menesteres.

Alexa... la música no es lo tuyo

Echo

En casa tengo un Amazon Echo Dot en el salón, y un Echo Spot en el dormitorio. Un altavoz normal y uno con pantalla, destinados a unas funciones distintas, pero ninguno de ellos usado de forma habitual para escuchar música. Su uso no pasa de esporádico.

Y lo primero que quiero decir y aclarar es el motivo por el que no uso un altavoz que suena bien para oír música. En casa contamos con suscripciones Spotify, Tidal y Apple Music, pero Amazon Prime Music no está entre las elegidas y esto tiene sus consecuencias.

Aunque los altavoces de Amazon se pueden usar con servicios de terceros para escuchar música como es el caso de Apple Music o Spotify, no ofrecen el mismo resultado, o no al menos en mi caso, que cuando se usa con la plataforma propia de Amazon.

Poco a poco he ido dejando de usar los altavoces de Amazon para escuchar música pese a lo bien que suena el Echo. Mi experiencia, con las listas que tengo creadas, no es buena

He intentado, y de hecho tengo asociado el el Echo Dot con mi cuenta de Spotify, escuchar música en streaming de la plataforma. Y pese a ser un usuario con suscripción, siempre encuentro una mala experiencia. Todo lo que no sea poner yo la música usando en el móvil como herramienta, es encontrarme cómo que Alexa termina poniendo el contenido que quiere.

Si yo le pido a Alexa que me ponga un disco o una lista que tengo creada, siempre termino escuchando cualquier disco de forma aleatoria, puesto que Alexa nunca termina de reproducir exactamente aquello que yo quiero.

Echo Dot (4.ª generación) | Altavoz inteligente con Alexa | Antracita

El hecho de tener un altavoz inteligente hace que no me apetezca sacar el móvil para ver y ordenar lo que quiero escuchar, máxime cuando los HomePod de Apple o los Nest Mini de Google aciertan de forma perfecta con todo lo que le pido... y por ahora no pienso suscribirme a Prime Music para escuchar música sin anuncios o al menos la música que yo quiero.

Este es el motivo por el que no uso el Echo Dot para escuchar música. Pero esto no quiere decir que no tenga muchas más utilidades, donde el altavoz de Amazon sí que saca pecho frente a la competencia.

Para música no, pero sí para todo lo demás

Echo Dot 2

Es que el altavoz de Amazon es un fijo en el día día para muchas tareas de la casa. Con independencia de la calidad de sonido que ofrece uno u otro, Uso a ver los altavoces para controlar los sistemas de iluminación conectada, al cuando quieren funcionar por Wi-Fi.

La integración de Alexa y de los altavoces de Amazon con una gran cantidad de dispositivos, hace que muchas veces me sirva de ellos para tareas tan básicas como encender la tele, cambiar de canal o subir o bajar el volumen de la tele o del equipo de música. Sobre todo si no tengo el mando a distancia cerca.

Además, si tienes dispositivos que pueden funcionar de forma interconectada y son compatibles con Alexa (y dado lo bien que funciona y su integración), el altavoz es perfecto para crear escenas y rutinas y no tener que andar iniciando cada cosa de forma independiente.

Además, los dos altavoces me hacen perfectamente de intermediario cuando quiero comunicarme con alguien de la familia, al pedir a Alexa que llamen a alguien que tengo en la agenda.

Por otro lado, los altavoces de Amazon son los que suelo usar para cualquier tipo de consulta, desde las más triviales que pueden aparecer mientras uno está viendo una película o una serie y que están relacionadas con los protagonistas, hasta consultar los eventos o la agenda que tengo para un día.

Y en este caso lo son no porque funcionen mejor o peor, sino por la costumbre de llamar a Alexa y porque son los que tengo en habitaciones donde paso muchas horas de tiempo libre. Y es que a la hora de realizar consultas, tanto Siri como Google Assistant ofrecen un resultado similar gracias a la integración con sus respectivos sistemas operativos. Y con el mismo número de errores.

Temas
Inicio