El cuerpo de este altavoz sirve para cargarlo y hacerlo funcionar: se alimenta de luz ambiental y su autonomía es ilimitada

El cuerpo de este altavoz sirve para cargarlo y hacerlo funcionar: se alimenta de luz ambiental y su autonomía es ilimitada
Sin comentarios

Cuando hablamos de dispositivos sin cables, la autonomía es algo fundamental. Por lo general, estos hacen uso de unas baterías que debemos cargar de forma periódica y que ofrecen una duración limitada. Algo con lo que quiere acabar este altavoz Bluetooth que llega de la mano de la empresa de audio holandesa Mayht y que se alimenta de la iluminación ambiental.

Un altavoz compacto y con un diseño de tipo "industrial" que basa su funcionamiento en el uso de la tecnología Powerfoyle. Un desarrollo de la empresa sueca Exeger basado en el uso de la energía solar que destaca por no requerir baterías que sirvan para alimentar el dispositivo de turno.

El secreto está en su recubrimiento

Mayht
El altavoz con tecnología PowerFoyle se sitúa en el lado derecho. Imagen: Mayht

La energía solar para dar vida a un aparato no es nuevo pero la diferencia es que en esta ocasión esa energía solar es la que sirve para hacer funcionar el altavoz, sin tener que contar con baterías que almacenen energía. De esta forma la empresa asegura que puede funcionar mientras haya luz.

El altavoz que ha presentado Mayht es el primero que cuenta con una "batería ilimitada". Este altavoz recibe su energía del sol. Además, el prototipo que han presentado puede cargarse y funcionar en interiores con luz ambiente y con la luz natura del exterior.

El altavoz basa su funcionamiento en el uso de un material adaptable y flexible que puede ser impreso con distintas formas de forma que se adapten a las necesidades de cada aparato. Según la marca, esto no afecta ni al rendimiento ni a la capacidad para dotar de energía al dispositivo.

El altavoz de Mayht se basa en la tecnología Powerfoyle. El producto recibe energía solar gracias al empleo de un material flexible que sirve para recubrir todo el exterior del altavoz y que puede captar la luz del sol y convertirla en energía para hacerlo funcional.

En este caso y para optimizar el consumo de energía, el altavoz emplea unos altavoces modificados para necesitar hasta 10 veces menos energía de lo habitual. De esta forma no requieren una cantidad de energía significativa para hacerlo funcionar.

Por ahora se trata de un prototipo del que se desconocen especificaciones como potencia o la calidad del sonido que puede ofrecer. Se trata de una tecnología que ya hemos visto en unos auriculares de Urbanista que funcionaban con energía solar.

Más información | Exeger

Temas
Inicio