Cómo activar la reducción de graves en el HomePod para no molestar al vecino cuando escuchamos música

Cómo activar la reducción de graves en el HomePod para no molestar al vecino cuando escuchamos música
Sin comentarios

Cómo poseedor de varios HomePod y HomePod mini en casa he de reconocer que nunca los he usado a una gran potencia. Y no es por falta de ganas, sino porque en mi caso y en un piso en el que estoy rodeado de vecinos puede resultar molesto. Y para intentar solucionar ese aspecto los altavoces de Apple cuentan con una función para reducir los graves.

En mi caso los HomePod ofrecen una gran potencia que quizás no puedo aprovechar y por eso me parece interesante la función para reducir los graves. Una opción que impide que ese tipo de sonidos puedan resultar molestos a las personas que viven con nosotros e incluso a los vecinos.

Para no molestar al vecino y la familia

Homepod

Aunque el primer paso para no molestar suele ser el bajar el volumen del altavoz, otra solución pasa por reducir los graves del contenido que en ese momento estamos reproduciendo. Esto permite seguir disfrutando a un volumen adecuado y a la vez tener un sonido menos contundente.

No siempre es una opción bajar el volumen. Podemos perder parte de los diálogos, matices en la música... y es aquí donde loe HomePod permiten reducir los graves y por lo tanto mitigar el penetrante sonido de los sonidos más agudos.

Reduccion De Graves

Para poder aprovechar la reducción de bajos necesitamos de un dispositivo con iOS 15 o iPadOS 15 y como es lógico, un HomePod original o un HomePod mini. Si cumplimos con estos requisitos, esto es lo que tenemos que hacer:

  • Abrimos la app Casa en nuestro iPhone o iPad.
  • Desde el iPhone o iPad mantenemos presionado sobre el botón del HomePod y tocamos el botones forma de rueda dentada de la parte inferior derecha para acceder a los "Ajustes".
  • Activamos la opción "Reducir graves".

De esta forma será el algoritmo de audio computacional del HomePod o HomePod mini el encargado de reducir los sonidos de frecuencia más baja, los graves y de esta forma limitar el sonido que puede molestar fuera de la habitación. Una vez activada la reducción, esta es fácilmente perceptible.

Si queremos volver a activarla no tenemos más que repetir los pasos anteriores y desactivar la reducción de bajos una vez hayamos terminado de escuchar música o ver esa serie o la película que tanto nos gusta.

Imagen portada | James Yarema

Temas
Inicio