Compartir
Publicidad
Audiciones: dos equipos de alta fidelidad de precio dispar y altas prestaciones
Altavoces

Audiciones: dos equipos de alta fidelidad de precio dispar y altas prestaciones

Publicidad
Publicidad

Las audiciones que prepararon hace dos fines de semana Clave Audio y Sarte Audio Élite nos han deparado varias sorpresas muy agradables. Los equipos más impactantes que tuve ocasión de escuchar durante este evento fueron el formado por las cajas acústicas Alexia de Wilson Audio y la electrónica de D'Agostino, por una parte, y el constituido por las deliciosas Extrema de Sonus Faber y la electrónica de la nueva serie G de Audio Research por otra. Ambas propuestas tienen una calidad excepcional, pero son equipos muy caros a los que muchos melómanos y audiófilos no pueden acceder.

Afortunadamente, en estas jornadas también tuvieron cabida equipos más «modestos», como los dos de los que voy a hablaros en este post. El primero de ellos es un equipo de alta fidelidad de carácter y configuración clásicos en el que reclaman el protagonismo, en mi opinión, las cajas Amati Futura de Sonus Faber y el preamplificador Reference 5 SE de Audio Research, mientras que en el segundo, que es mucho más asequible, el protagonista indiscutible es el versátil y sofisticado amplificador Devialet D120. Eso sí, ambos tienen una cosa en común: una musicalidad fuera de toda duda.

Sonus Faber y Audio Research

Los componentes de este equipo pertenecen a dos marcas cuya sinergia he tenido la ocasión de comprobar innumerables veces, por lo que es evidente que Clave Audio y Sarte Audio Élite han apostado sobre seguro. Como os he adelantado unas líneas más arriba, las cajas son unas Amati Futura de Sonus Faber, y la electrónica de amplificación ha sido puesta a punto por Audio Research. El previo es el extraordinario Reference 5 SE, y la etapa de potencia la DS 225, curiosamente un diseño con componentes de estado sólido (la veterana firma de Minnesota es una firme defensora de las topologías híbridas que recurren a válvulas de vacío). La fuente digital durante las audiciones fue un algo antiguo pero aún muy competente lector de CD KAV280CD de Krell.

Dsc00412

Este equipo destaca por su gran nivel de detalle, y, al mismo tiempo, enorme calidez, por lo que es posible escucharlo durante horas sin fatiga

Vamos ahora con lo realmente importante: su sonido. Como cabe esperar de un equipo con electrónica de Audio Research y cajas de Sonus Faber, nos ofrece un nivel de detalle y una precisión tímbrica de gran nivel, pero, al mismo tiempo, una enorme calidez y una ausencia de fatiga absoluta. La escena sonora era amplia y tenía una estabilidad aplastante, aunque posiblemente en una habitación algo mayor estas cajas acústicas habrían generado una imagen estereofónica aún más amplia. En mi opinión, aunque es un equipo versátil, se siente especialmente cómodo con música clásica y jazz.

Y, para concluir, solo un apunte estrictamente personal. Me gustó el control que ejercía la DS 225 de Audio Research sobre las cajas de Sonus Faber, pero, con total honestidad, prefiero el sonido algo más voluptuoso de las extraordinarias etapas a válvulas de la compañía de Minnesota. En cualquier caso, quien quiera hacerse con él tendrá que invertir unos 47.000 euros.

Devialet y Atohm

He dejado para el final un equipo muy especial. Esta propuesta es con mucha diferencia la más económica de las jornadas (cuesta en total 6.990 euros), pero lo cierto es que su musicalidad no tiene nada que envidiar a la de los otros equipos, aunque, claro está, su imagen estereofónica tiene una escala menor. Su corazón es, indiscutiblemente, el amplificador D120 de Devialet (del que ya hemos hablado en Xataka Smart Home), que no solo se encarga de excitar las cajas acústicas; también ejerce como preamplificador y DAC. Quien piense que por ser un dispositivo tan versátil flaquea en algún apartado, se equivoca; todo lo que hace, lo hace bien.

Dsc00413

El amplificador de Devialet es capaz de sacar el máximo partido a los monitores de Atohm, «transformándolos» en unas cajas mucho más grandes

Los monitores, de un tamaño bastante comedido, son unos Atohm GT1 adaptados al dispositivo de Devialet. Bueno, en realidad es este último el que ha sido milimétricamente adaptado por la firma francesa al comportamiento en régimen dinámico de las cajas de Atohm con la firme intención de sacarles el máximo partido. Y os aseguro que lo consigue. Bajo la batuta del D120, las GT1 parecen unas cajas mucho mayores dotadas de un nivel de detalle muy alto, un control de los graves fantástico y una escena sonora amplia y bien estratificada. Además, este equipo es realmente versátil, lo que le permite enfrentarse sin ningún complejo a todo tipo de música. Es evidente que 7.000 euros no son ninguna ganga, pero si apreciamos lo que nos ofrece y queremos un equipo de auténtica alta fidelidad que tenga un precio razonable, esta propuesta merece ser considerada.

Más información | Clave Audio | Sarte Audio Élite
En Xataka Smart Home | Audiciones: Wilson Audio y D'Agostino, protagonistas de uno de los mejores equipos HiFi que hemos escuchado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio