Compartir
Publicidad
Audiciones: Sonus Faber y Audio Research se lucen en un equipo HiFi que todos querríamos tener en casa
Altavoces

Audiciones: Sonus Faber y Audio Research se lucen en un equipo HiFi que todos querríamos tener en casa

Publicidad
Publicidad

El pasado fin de semana será recordado por muchos de los aficionados a la alta fidelidad que vivimos en Madrid y sus alrededores. Clave Audio y Sarte Audio Élite, una veterana tienda madrileña y el importador más destacado de productos de alta fidelidad de nuestro país, nos permitieron disfrutar durante dos días algunos de los mejores equipos HiFi que podemos encontrar actualmente en nuestras fronteras.

Ayer mismo dedicamos un post a un excepcional equipo en el que destacaron las magistrales Alexia de Wilson Audio y las electrónicas Momentum ideadas por el inagotable Daniel D'Agostino, y hoy voy a hablaros de otra propuesta que también entusiasmó a los audiófilos y melómanos que pudimos asistir a las audiciones el pasado fin de semana. Este equipo está formado esencialmente por componentes de la italiana Sonus Faber y la estadounidense Audio Research, dos pesos pesados de la alta fidelidad. Veamos qué nos ofreció esta propuesta.

Una configuración de infarto

Las cajas acústicas que podéis ver en la imagen que abre el post y en la que tenéis debajo de estas líneas son las Extrema de Sonus Faber, unos altavoces de alta gama diseñados para conmemorar el 30 aniversario de la fundación de la empresa creada por el ya desaparecido Franco Serblin. El modelo original de estas cajas fue ideado por Serblin en 1991, y estas nuevas Extrema, al igual que aquellas, recurren a una arquitectura de dos vías y tres altavoces: un tweeter y un transductor de medios/graves frontales, y un radiador de graves pasivo situado en el panel posterior. Un detalle muy interesante que revela la increíble sofisticación de estas cajas: su recinto está construido a partir de una estructura monocasco de fibra de carbono. Una auténtica maravilla de la ingeniería acústica.

Dsc00374

Tanto las cajas acústicas como la electrónica de este equipo tienen una calidad excepcional

Como hemos visto, las cajas de este equipo son espectaculares, pero la verdad es que la electrónica no lo es menos. De la preamplificación se encarga el nuevo previo GSPre de Audio Research, un componente con arquitectura híbrida y unas especificaciones extraordinarias en cuyo interior podemos encontrar seis dobles triodos 6H30P. Y la responsable de excitar las cajas de Sonus Faber es la GS150, una etapa de potencia estereofónica, también con arquitectura híbrida, capaz de erogar 155 deliciosos vatios por canal sobre cargas de 4 y 8 ohmios. La fuente era el reproductor de CD de referencia de Audio Research, el REF CD 9, y todo ello estaba cableado con Transparent y Van den Hul. Las dos características que, en mi opinión, definen con más claridad a este equipo, son coherencia y equilibrio.

Un sonido refinado y muy detallado

Vamos ahora con lo más importante: el sonido de este equipo. A pesar de las relativamente modestas dimensiones de su recinto, las Extrema son capaces de entregar unos graves generosos y extensos poco habituales en los monitores de su tamaño. Lo que más me llamó la atención es que se mantienen imperturbables incluso en los pasajes orquestales más intensos, y su tímbrica subjetiva es prácticamente perfecta siempre, independientemente de la intensidad de los contrastes dinámicos. Su escena sonora, por otra parte, es amplia y tiene una coherencia y una estabilidad muy evidentes, aunque lo cierto es que no ofrece la sorprendente amplitud de las Alexia de Wilson Audio que reinaban en el equipo del que os hablé ayer, algo, por otra parte, lógico porque estas últimas son dos cajas de suelo con un recinto mucho mayor.

Dsc00377

Los medios y los agudos de este equipo me sorprendieron por su detalle y total ausencia de frialdad, dos cualidades en las que también tiene responsabilidad la muy deseable electrónica de Audio Research. Y es que los ingenieros de la firma de Minnesota (Estados Unidos) son unos expertos en afinar topologías híbridas que ante todo destacan por su resolución y calidez. Este equipo puede con casi todo, pero escuchar en él una buena grabación de música clásica o jazz es un auténtico privilegio.

Conclusiones

Dsc00420

Si tuviera que destacar solo dos cualidades de este equipo, me quedaría con su precisión tímbrica y gran calidez

Cuando un equipo está tan afinado como esta propuesta de Clave Audio y Sarte Audio Élite, e incorpora componentes de tanta calidad, es muy difícil ponerle pegas. Yo no recomendaría esta opción a un adepto a determinados tipos de música moderna, como la electrónica o el rock más duro, pero con la clásica, el jazz, el pop, la música étnica, e incluso el rock progresivo, se siente como «pez en el agua». Este equipo es una auténtica delicia tanto visualmente como, por supuesto, por su sonido.

El problema, como en tantas otras ocasiones, es su precio y su exclusividad. Sonus Faber tan solo ha construido 30 parejas de las Extrema, y tanto su precio como el de los demás componentes aleja este equipo de la mayor parte de los aficionados a la alta fidelidad. Aun así, me parece justo agradecer a Clave Audio y Sarte Audio Élite que nos hayan permitido disfrutarlo durante unas horas en las que todos los que pudimos escucharlo nos sumergimos en un profundo éxtasis. Una pequeña maravilla de la alta fidelidad.

Más información | Clave Audio | Sarte Audio Élite
En Xataka Smart Home | Audiciones: Wilson Audio y D'Agostino, protagonistas de uno de los mejores equipos HiFi que hemos escuchado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio