Compartir
Publicidad
¿Esperando los monitores G-Sync con HDR? El funcionamiento a 144 Hz está ofreciendo algunos problemas
Accesorios

¿Esperando los monitores G-Sync con HDR? El funcionamiento a 144 Hz está ofreciendo algunos problemas

Publicidad
Publicidad

Los usuarios gamers puede que estén sobradamente al tanto. La llegada de los monitores G-Sync con HDR es inminente. Pantallas que permiten jugar en resoluciones 4K en teoría con una gran calidad de imagen que servirán para lucir esos 3.840 x 2.160 píxeles con los que pueden trabajar algunos equipos y videoconsolas.

Hemos hablado de dos de los modelos que lucirán esta especificación: el Asus PG27UQ y el Acer Predator X27. Es de esperar que no tarden mucho en llegar a las tiendas. El problema es que al parecer, algunos afortunados que han podido probarlos se han encontrado con que no es oro todo lo que reluce y presentan algunos problemas de funcionamiento.

¿Cómo funciona G-Sync?

Pero antes de seguir vamos a recordar un elemento ¿qué es o hace realmente G-Sync? Se trata de una tecnología desarrollada por Nvidia que llega a los monitores y se integra en los mismos con el ánimo de mejorar la experiencia jugable al proporcionar una imagen más fluida con una velocidad de respuesta mayor a la que cualquier otro monitor "tradicional" podría ofrecer.

Estos monitores integran un procesador capaz de sincronizar los datos que se muestran en la pantalla con la GPU (tarjeta gráfica de nuestro ordenador) para así facilitar que las gráficas rendericen las imágenes a la misma frecuencia y evitar problemas cómo la falta de sincronía, la cual provoca tearing, fragmentación de las imágenes. G-Sync busca evitar el problema entregando imágenes al monitor a la misma velocidad que la GPU renderiza cada frame, siempre a la misma frecuencia de refresco máxima del monitor.

 Problemas a 144 Hz

Estos dos nuevos monitores pueden trabajar con una tasa de refresco de hasta 144 Hz y es aquí donde han encontrado el problema, pues al usarla la imagen pierde en calidad, algo que no ocurre si se usa a 120 Hz.

Esta falta de calidad se nota sobre todo en los textos, que aparecen menos nítidos, más difuminados, algo que se aprecia sobre todo si la pantalla muestra una escala de grises en lugar de colores.

Acer

Un problema que parece venir dado por un cuello de embudo que ofrece la conectividad DisplayPort 1.4, la cual ofrece un ancho de banda de 26 Gbits/s que permite trabajar sin problema en 4K a 120 Hz. Pero ¿y los 144 Hz? Para poder trabajar con esta frecuencia a 4K se usa una mejora llamada submuestreo de crominancia.

El problema parece venir dado en que ese submuestreo que funciona bien para contenido relacionado con cine o series, no se adapta por igual a la hora de ofrecer texto, algo que se aprecia sobre todo en los menús de pantalla. Estas imágenes sirven para mostrar cómo funciona el submuestreo cromático y cómo afecta la calidad de la imagen.

Problemas Submuestreo

De hecho este submuestreo 4:2:2 se usa sobre todo en televisores, donde se aprovecha mejor, pero no ofrece el mismo resultado en monitores, donde su uso puede provocar problemas de perdida de calidad de imagen y eso pese a que las especificaciones del monitor sean realmente buenas.

Asus

El caso es que tras las pruebas de algunos medios se han topado con la perdida de calidad si se usan esos 4K a 144 Hz y se hace más interesante jugar a 120 Hz, algo que contrasta con la publicidad donde se incide bastante en la cifra más alta. Recordemos que se trata de pantallas de más de 2.000 euros que deberían ofrecer un rendimiento impecable, algo que al parecer no sucede. Y poca solución parece que hay al respecto. Quizás apostar en un futuro por el uso del HDMI 2.1, algo por ahora todas luces imposible.

Fuente | Guru3D

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio