Los peligros de dejar aparatos enchufados por la noche. Esto es lo que tienes que vigilar para evitar sustos

Los peligros de dejar aparatos enchufados por la noche. Esto es lo que tienes que vigilar para evitar sustos

Buscar espacios ventilados, controlar el estado de cables y enchufes, no usar regletas... todo puede ayudar a evitar problemas

Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Pexels Mike Bird 210018

Hace un rato hemos hablado sobre el fallecimiento de una persona en Bera, una muerte causada por la explosión de un dispositivo electrónico. Todo indica que el responsable no es el móvil y esto sirve para avisarnos de los riesgos que tiene dejar aparatos enchufados toda la noche.

Dejar durante horas un aparato conectado a la corriente eléctrica puede suponer un riesgo importante, pero este se multiplica de forma exponencial si además lo hacemos cuando no estamos en casa o simplemente por la noche, en las horas en las que estamos durmiendo. Por eso vamos a ver algunos aspectos en los que es conveniente fijarse para evitar posibles problemas.

Stop sustos

Cuadro De Luz Imagen | Jose Antonio

Es importante tener precaución al dejar aparatos enchufados a la corriente por la noche. Se trata de garantizar la seguridad y evitar problemas y aunque hay dispositivos que deben estar enchufados sí o sí, no conviene pasar por alto algunos aspectos en los que es es conveniente fijarse.

Podemos encontrarnos con algunos aparatos electrónicos, como cargadores de dispositivos móviles, tabletas, consolas, altavoces inteligentes... que pueden calentarse cuando están conectados durante largos períodos.

Para evitar posibles sustos lo mejor es asegurarse de que estén colocados en superficies planas y bien ventiladas para evitar el sobrecalentamiento. Debes evitar cubrirlos con objetos que puedan atrapar el calor y en la medida de lo posible que ni cargador no enchufe estén ocultos o cubiertos total o parcialmente para que ventilen lo mejor posible. Además, asegúrate de que no haya objetos inflamables o combustibles cerca de los enchufes, cables o aparatos eléctricos.

Debes vigilar que los cables y enchufes en buen estado. Comprueba que los cables de alimentación y los enchufes estén en buen estado y si notas desgaste o daño en los cables (un cable que puede dejar al aire parte del cableado, el famoso cable pelado), reemplázalos para evitar cortocircuitos o incendios.

Enchufe Imagen | Steve Johnson

En la medida de lo posible, cuando no estés utilizando un aparato desconéctalo de la corriente o utiliza regletas de enchufes con interruptores para apagar varios aparatos a la vez. Esto ayuda a reducir el consumo de energía y minimiza el riesgo de incendios o problemas eléctricos.

Puedes pensar en utilizar protectores contra sobretensiones: Es una medida interesante que emplear junto a dispositivos electrónicos sensibles, como computadoras, televisores, consolas y otros sistemas de entretenimiento en el hogar. Estos dispositivos ayudan a proteger tus aparatos de fluctuaciones de voltaje y picos de energía y por lo tanto evitar posibles explosiones o incendios.

Siempre que compres aparatos electrónicos, fíjate en la calidad de los mismos, porque a veces lo barato sale caro. Que tengan certificaciones de seguridad reconocidas de organismos, en el caso de los países de Europa como CE (Conformité Européene) y así tener garantizado que cumplen con estándares de seguridad.

Nunca sobrecargues enchufes o regletas. Debes evitar conectar demasiados aparatos a un solo enchufe o regleta, ya que esto puede causar sobrecarga y aumentar el riesgo de incendio. Y esto es de máxima importancia cuando se trata de "aparatos que tiran de un alto consumo" como estufas, calentadores... Distribuye adecuadamente la carga eléctrica.

Cuidado con las regletas. Muchas veces tendemos a conectar demasiados aparatos en una sola regleta y esto puede desencadenar problemas como una subida de la tensión que puede terminar provocando un incendio.

Nunca está de más revisar de vez en cuando los aparatos enchufados durante la noche para asegurarte de que no haya problemas evidentes, como calentamiento excesivo o cables dañados y si tienes niños en casa, edúcales sobre los peligros de la electricidad y la importancia de no tocar cables o enchufes, especialmente cuando están mojados.

Por último, si se trata de aparatos electrónicos antiguos, estos son susceptible de padecer un mayor riesgo de problemas eléctricos. Además de vigilar cables, enchufes y comprobar si se calientan en exceso, plantéate reemplazarlos por otros más modernos.

Siguiendo estas precauciones, puedes reducir significativamente los riesgos asociados con dejar aparatos enchufados a la corriente por la noche y mantener un entorno seguro en tu hogar.

Imagen portada | Mike Bird

En Xataka SmartHome | El router no funciona al volver de vacaciones. Estas son las posibles causas y la soluciones para revertir el problema

Inicio