Un enchufe inteligente barato puede causarte un estropicio en casa cuando se va la luz: dos malas experiencias reales

Pexels Steve Johnson 1694830
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

A la hora de comenzar a domotizar y automatizar el hogar, uno de los consejos que hemos dado en estas páginas es empezar con dispositivos baratos y asequibles. En este sentido, enchufes conectados y bombillas inteligentes son los principales candidatos.

Sin embargo, pese a que se trate de productos baratos, siguen existiendo categorías. Los hay más económicos y otros con precios más elevados y a veces, optar por el más barato puede salirnos muy caro y terminar provocándonos un importante dolor de cabeza. Y eso es lo que me ha ocurrido al usar un enchufe barato cuando se ha ido la luz de casa.

Lo barato sale caro

Enchufes
Estos son los enchufes "buenos" que tengo en casa

Poco a poco cada vez son más los usuarios que se animan a introducirse en el mundo de la automatización del hogar y de la domótica y las bombillas y los enchufes inteligentes son la mejor forma de hacerlo. Aunque un poco más caros que los convencionales, siguen siendo productos asequibles, mucha más que si se quiere probar otro tipo de dispositivo. El problema, es que incluso hablando de dispositivos que no cuestan demasiado, siguen existiendo las categorías.

Posibles problemas

Imagen | Qimono

Podemos comprar un enchufe conectado a un precio razonable o comprar uno barato. Y por ahorrarnos unos cuantos euros, al final podemos enfrentarnos algunos problemas.

El primero y el más importante es la seguridad. Los enchufes inteligentes baratos pueden no cumplir con los estándares de seguridad necesarios. Esto podría resultar en un mayor riesgo de sobrecalentamiento, cortocircuitos e incluso incendios. Es esencial asegurarse de que cualquier dispositivo eléctrico que conectes a un enchufe inteligente cumpla con las normas de seguridad adecuadas.

La falta de características es otro de los posibles problemas. Los enchufes inteligentes más económicos suelen tener menos características y funcionalidades en comparación con los modelos de mayor calidad. Esto puede limitar tu capacidad para programar horarios, controlar el consumo de energía u otras funciones avanzadas que podrías desear.

Danger
Imagen | Jose Antonio

Además y puesto que hay que meter la tijera por algún sitio, pueden tener una menor compatibilidad con otros dispositivos inteligentes y sistemas de automatización del hogar. Eso, por no hablar de que puedes olvidarte en muchos casos de controlarlos con asistentes como Alexa, Google Assistant o Siri.

Los enchufes inteligentes baratos pueden presentar algunos problemas, como una menor calidad en la construcción debido sobre todo a que usan materiales de menos calidad (ojo, que no todos los plásticos son iguales) y una electrónica que bueno... puede causar problemas de seguridad eléctrica (es el primer problema que luego comentaré) pero también causar interferencia de señal con otros dispositivos. Además pueden presentar fallos y problemas a la hora de conectarse a la red WiFi. Da igual que sea la de 2,4 GHz, porque se pueden desconectar con frecuencia o directamente que no se conecten si están lejos del router.

La privacidad y la seguridad son otros puntos en los que pueden flaquear. Algunos enchufes inteligentes económicos pueden requerir una conexión constante a Internet y depender de servicios en la nube de terceros para funcionar correctamente. Esto podría plantear preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad de tus datos personales si los servidores o la infraestructura de la empresa sufren una violación de seguridad o si tus datos se utilizan con fines no deseados.

En general, es recomendable invertir en enchufes inteligentes de marcas reconocidas y confiables, incluso si son un poco más costosos. Esto garantiza una mayor calidad, seguridad y fiabilidad en el funcionamiento de tus dispositivos conectados.

Los sustos que me ha dado un enchufe

Enchufe

Y repasados todos estos problemas, voy a enumerar algunos susto que me ha provocado un enchufe "low cost". Porque sí, los enchufes suelen ser dispositivos baratos, pero cuando dentro lo económico se comprarlo más barato, podemos llevarnos sustos como estos.

Uno de los problemas se generó cuando en una ocasión estaba fuera de casa y se produjo un corte de luz. El brasero lo tenía conectado a un enchufe inteligente y el susto nos lo llevamos cuando en nuestra ausencia volvió la luz y el enchufe, a la hora de reconectarse no se lo pensó dos veces y en lugar de dejar la corriente cortada, así que hacen otros enchufes de casa, permitió que se encendiera el brasero. Llegamos y no había pasado nada más allá de tener la casa caliente... pero el problema podría haber sido enorme.

El otro problema que me ha dado un enchufe barato que me regalaron, fue que a los pocos meses de estar usándolo, me encontré que la aplicación había desaparecido de la tienda de apps, tanto de la App Store cómo de Google Play Store. De hecho es algo que también me ha pasado con bombillas, y de marca. De esa forma el enchufe ha vuelto al cajón, de dónde nunca más ha salido.

Fallos que hacen que me reafirme en lo que antes he comentado. Si bien los enchufes inteligentes de marcas conocidas pueden tener un precio ligeramente más alto que las opciones genéricas, los beneficios en términos de calidad, seguridad, compatibilidad y soporte técnico generalmente superan la diferencia de costos. Al final, invertir en un enchufe inteligente de una marca reconocida puede brindarte una mejor experiencia de uso y una mayor satisfacción a largo plazo.

Imagen portada | Steve Johnson

En Xataka Smart Home | Cómo controlar lo que gasta un aparato en casa usando un enchufe barato y así evitar sustos en la factura de la luz

Inicio