Paradójicamente, un ventilador de techo puede ser la solución para calentar la casa y gastar menos en calefacción
A fondo

Paradójicamente, un ventilador de techo puede ser la solución para calentar la casa y gastar menos en calefacción

Llegan los primeros fríos y este año parece que poner en marcha la calefacción va a costarnos más dinero. Ya sea con electricidad o gas, el encarecimiento de la energía augura un invierno complicado y por eso tendremos que buscar soluciones que nos ayuden a caldear el hogar.

Y una de las posibilidades pasa por aprovechar el ventilador de techo que quizás tenemos instalar en casa. Lejos de lo que puede parecer, este tipo de dispositivo, aparte para de para refrescar el aire, también puede colaborar a la hora de crear una habitación y el secreto está en el movimiento de sus aspas.

Que el ventilador haga de radiador

Ventilador

De la misma forma que en verano podemos usar un ventilador para acelerar que se refresque la casa al mismo tiempo que usamos una ir acondicionado, en verano podemos aprovechar cualquier ventilador y en este caso un ventilador de techo, para ayudar a la calefacción y que esta sea más eficiente.

En primer lugar, debemos tener claro si nuestro ventilador de techo es uno de los que cuentan con dos sistemas de funcionamiento: modo verano y modo invierno o algo similar. Con solo pulsar un botón, se puede seleccionar el tipo de movimiento de las aspas y por lo tanto, que se genere más o menos aire frío.

Y es que en el modo verano las aspas giran hacia la izquierda o en sentido contrario a las las agujas del reloj, lo que provoca que las aspas lleven el aire frío que en verano se encuentra en las capas más bajas creando luego una corriente de aire hacia abajo y provocando que descienda la sensación térmica desciende refrescando el ambiente.

Frente al modo verano, el modo invierno o "reverse mode", que puede aparecer en algunos modelos, hace que las aspas del ventilador giran hacia la derecha, o en el mismo sentido que las agujas del reloj. En este caso y debido a que en invierno, el aire caliente está más cerca del techo, el movimiento de las aspas lo devuelve a la zona más baja de la estancia haciendo que rebote en el techo para regresar al suelo usando las paredes.

Cuanto más alto es un techo, más diferencias de temperatura podemos encontrar y en este intercambio de aire frío y caliente, al contrario de lo que sucede en el modo verano, no se genera brisa, ya que el ventilador suele funcionar a muy baja velocidad.

Techo

Se podría decir, que en invierno, un ventilador de techo no calienta el aire por sí sólo, sino que lo que hace es que colabora a distribuir de una forma más eficiente el aire caliente que tenemos en casa y así no tenemos que subir a un número determinado de grados la temperatura de la habitación.

De esta forma se logra una temperatura homogénea en toda la habitación, haciendo uso de la circulación de aire generada por las aspas del ventilador (giran despacio) y siempre será más barato que usar una calefacción de gas o eléctrica a más potencia.

No obstante, he dicho todo esto, para poder aprovechar esta ventaja, debemos tener en casa un ventilador que cuente con función reversa o modo invierno y activarlo cambiando el sentido de giro de las aspas.

Si no estás seguro, fíjate en el ventilador que tienes en casa o mira en su manual de instrucciones para comprobar si poseemos de invierno. En el caso de los ventiladores que funcionan con un mando a distancia, puedes encontrar una tecla dedicada a este modo en dicho mando o una pequeña palanca en la carcasa del ventilador, al igual que en los ventiladores que se activan con cadena. La posición puede venir determinada por una letra como "S" para "summer" o "modo verano" o "W" "Winter" o "modo invierno

Si por el contrario, tienes en casa un ventilador conectado al Wi-Fi y es compatible con el modo invierno, podrías activarlo desde la aplicación de la marca del ventilador, o si es posible con un comando de voz a través del asistente con él que es compatible.

Vntilador

Eso, en el caso de que ya tengas un ventilador en casa y quieras conocer si posee o no modo invierno. Si por otro lado estás pensando en hacerte con uno, además de que tenga modo invierno es interesante que busques otra característica que hará que consuma aún menos electricidad como es el que cuente con un motor DC o de corriente continua, pues gasta menos que uno con motor AC o de corriente alterna y además es más silencioso.

Usando de forma combinada un ventilador de techo y el modo invierno, y bajando algunos grados el termostato de la calefacción, se puede lograr una temperatura homogénea y uniforme en toda la habitación, y de paso bajar unos céntimos o euros la factura energética de cada mes.

Temas
Inicio