Compré un ventilador de techo inteligente con Alexa y ahora un fantasma lo enciende solo
Domótica

Compré un ventilador de techo inteligente con Alexa y ahora un fantasma lo enciende solo

Hace un par de meses, en previsión de que el verano iba a ser caluroso en la provincia en la que vivimos, Sevilla, en casa decidimos comprar un ventilador de techo para el salón. Conocíamos sus limitaciones, como que en un día de 40 grados y mucho sol incidiendo no hará demasiado, pero dadas las características del lugar donde iba a ir instalado, nos parecía una gran opción. El año pasado, con ventiladores de pie nos fue muy bien para rebajar el calor, pero era algo incómodo tener que estar transportándolos y con cables por medio.

Eso, unido a que después de casi un año en la casa seguíamos sin lámpara en el salón, nos hizo convencernos de la compra. Teníamos algún prejuicio sobre estos ventiladores, sobre todo por lo que habíamos conocido en casa de nuestros abuelos, pero tras entender que ahora pesan muy poco, consumen "poca" energía y son muy silenciosos, la decisión estaba tomada.

Lo que queríamos y necesitábamos en un ventilador

Fungo

Al ser un ventilador de techo para un salón, teníamos ciertos requisitos de estética. Hay ventiladores eficientes y que cumplen su cometido por poco precio, pero con diseños muy genéricos y plasticosos. Para algún cuarto donde no se busque demasiado diseño están bien. En nuestro caso, optamos por una estética de madera moderna que encajara más o menos. Pero las cosa no acababa ahí.

Necesitábamos un ventilador con aspas relativamente grandes, pues el salón tiene 35 metros cuadrados, y no todos los ventiladores mueven aire como para que se note en un espacio tan grande. De hecho, la mayoría no lo hace. Junto a la estética, el tamaño se convirtió en la segunda variable a filtrar, porque además necesitábamos que como lámpara fuera potente, no para el día a día, pero sí para eventos navideños, etc.

Broadlink RM Mini3 - Control Remoto Universal para domótica, por Infrarrojos, función Wi-Fi, Color Negro

Por último, había una "necesidad" extra: que fuera controlable con Alexa. Este punto es importante, pero antes de seguir hay que saber que gracias a móviles que tengan infrarrojos y a dispositivos como el Broadlink, ventiladores que usen infrarrojos para el mando a distancia también pueden ser igualmente controlables de forma inteligente.

En nuestro caso, no tenemos Broadlink, porque en el salón tanto tele, barra de sonido, bombillas y enchufes inteligentes son compatibles con el asistente de Amazon, así que lo que buscábamos era algo que se integrase en el ecosistema de Amazon sin tener que añadir un dispositivo de control más.

Finalmente, el modelo que más se acercaba a lo que queríamos por un precio relativamente contenido fue el Fungo WiFi blanco en Leroy Merlin. Su instalación fue sencilla aunque algo laboriosa, y a la espera del verano y teniendo ya otras bombillas, tras probarlo con el mando, su uso e integración con Alexa quedaron aparcadas a la llegada del calor.

Con el calor llegaron los problemas

Alexa

Hace unas semanas, llegó el calor a España, y con ello, a nuestra casa. Con ello, me quise poner manos a la obra a integrar el ventilador con Alexa, pues hasta entonces su uso puntual lo hacíamos con el interruptor de pared. A la hora de enlazar, llegaron los problemas. Lo primero que hay que saber es que la aplicación de Sulion da muchos problemas, haciendo imposible en mi caso llegar a conectar el ventilador a Alexa.

Tras varios intentos, logré que el ventilador apareciera en la aplicación. Sin embargo, Amazon no me permitía activar la skill de Alexa necesaria para que el asistente le diera órdenes al ventilador. En este punto, este hecho grave significaba quedarme con un ventilador con mal funcionamiento, y que ya no podría devolver por haber pasado el plazo de desestimiento de la compra. Podría recurrir a la garantía, pero por lo que he leído en Internet, hay usuarios con el mismo problema, y sin solución.

Si compras enchufes inteligentes, bombillas inteligentes y otros, y su aplicación no funciona, busca en qué aplicación grande puede estar basada. A Smart Life la clonan muchas otras apps.

Sin embargo, esta parte de la historia acabó bien. Desde hace algún tiempo tengo detectado que aplicaciones como esta de Sulion son clones o se basan en el funcionamiento de aplicaciones grandes como Smart Life, pero no se me habría ocurrido probar el ventilador con una app no autorizada o recomendada por el fabricante. Sin embargo, como último recurso, leyendo entre las reseñas de la Skill de Sulion, un usuario comentaba que con Smart Life el funcionamiento era bueno, así que enlacé el ventilador a Smart Life tras haberlo desvinculado de la app de Sulion y... bingo.

Por fin tenía una ventilador inteligente, controlable por Alexa, y con un funcionamiento óptimo. O eso pensaba.

Tengo un ventilador inteligente que yo no controlo del todo

 Alexa
La integración con Alexa es buenísima, pese a que tanto la app como la skill de Smart Life no sean la recomendanda por el fabricante.

La integración con Alexa fue muy bien gracias a la skill de Smart Life. Ahora, desde la app de Alexa puedo controlar la temperatura de color de los LED, la intensidad, y la potencia del ventilador, desde apagado hasta máxima potencia (0-6). Con decir "enciende la luz", Alexa lo hace y siempre funciona. Lo mismo con "pon ventilador en 6". Lo de la luz era especialmente importante, porque el interruptor del salón no pilla muy a mano de donde nos sentamos para comer, y hace falta levantarse y dar la vuelta para encender (problemas del primer mundo, lo sabemos).

Una vez configurado el ventilador, todo debería ser camino de rosas, pero no lo es. Durante estos meses, como apenas utilizábamos la luz y no usábamos el ventilador, el interruptor que le da energía estaba apagado. Esto quiere decir que por mucho que intentaras encender la luz con el mando, no podrías, porque el ventilador no tenía corriente. Sin embargo, desde que lo tenemos con Alexa, la idea es dejar el interruptor siempre pulsado, para que siempre tenga corriente y así poder encenderlo y apagarlo con Alexa o el mando.

Tenemos un ventilador que se enciende solo, sin que podamos hacer (casi) nada para remediarlo.

El gran problema es que, ahora que pasa las 24 horas con corriente, nos hemos dado cuenta de que se enciende solo sin ningún estímulo por nuestra parte. Algunos días se enciende (la luz) a las tres de la tarde, otros días durante la madrugada, etc. Ha llegado a pasar con el ventilador, pero la parte conflictiva son los LED, y ha habido casos en los que ha sido grave porque la luz llega a molestar.

Hace unos días se quedó un amigo en casa, y durmió en el sofá. En ese momento, yo no recordé apagar el interruptor del ventilador, y justo esa noche, a eso de las 4 AM, la luz se encendió sola y encandiló a nuestro invitado, que no sabía cómo apagarla y que tuvo que buscar el interruptor, ya totalmente desvelado, porque son muchos lúmenes sobre tu cara a plena oscuridad.

Cuando se enciende solo, Alexa lo detecta como encendido, pero no detecta qué es lo que lo enciende. Como durante el tiempo sin calor no ha estado integrado en el ecosistema, pero tampoco conectado a la corriente, no podemos saber cuál es exactamente el origen del problema, porque llevamos poco tiempo sufriéndolo. Hemos contactado con el fabricante por mail, pero nos remite, como a otros usuarios, a sustituir el receptor. Es algo fácil de hacer, pero según otros usuarios no soluciona nada.

Cómo lidio con el zombie

Dado que de momento no parece haber solución a la vista y que la app de Sulion para iOS lleva 11 meses sin actualizarse, decidí que de momento teníamos que aceptar que el ventilador sería así. No es inusable, porque la mayoría del tiempo ni el ventilador ni la luz se encienden solos, ni solemos tener a gente durmiendo en el sofá, con lo que la luz encendida solo sería un problema energético, pero no de confort (o mejor dicho, de falta del mismo por deslumbramiento).

Con este escenario en mente, ahora hacemos dos cosas:

  • Cuando nos vamos de casa un fin de semana o más tiempo, dejamos apagado el interruptor. De esta manera, eliminamos por completo el impulso zombie que tiene, y no hay consumo energético no pretendido por nosotros. Serían unos 35 vatios del ventilador a máxima potencia, unidos a 20 vatios de la lámpara LED, también a máxima potencia. 55 vatios para un producto que no estás usando es mucho.

Sulion
Así he conseguido que Smart Life me avise cada vez que el ventilador se enciendo. De esta forma controlo que no se quede encendido muchas horas si se ha encendido solo.

  • Recibir notificaciones en el móvil cuando el ventilador se enciende. Si estamos en casa, pero en otra habitación, o fuera de casa, pero cerca, dejamos el interruptor encendido, de forma que podemos dar órdenes a Alexa sobre el ventilador, que seguirá conectado a WiFi. Para enterarnos de que la luz se ha encendido sola, he configurado una automatización por la cual, cada vez que la luz se encienda, el móvil me notificará. No puedo pedir a la app de Smart Life que distinga entre encendidos voluntarios y los aleatorios zombies, pero es una luz que en general encendemos tan poco, que recibir avisos una vez cada ciertos días no es problemático.
Temas
Inicio