Apagar el router WiFi todas las noches no te dará más velocidad: por qué debes dejarlo encendido salvo momentos concretos

  • Se trata de un aparato electrónico diseñado para funcionar en todo momento

  • Te contamos por qué le estás causando un sobreesfuerzo a tu router cuando lo apagas y enciendes continuamente

Router3
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

En casa contamos con algunos electrodomésticos y aparatos electrónicos que están continuamente funcionando. Entre estos últimos se encuentra el router, aparato que nos permite conectarnos a Internet desde cualquier dispositivo que tengamos en casa o controlar nuestro hogar conectado. Se trata de una puerta de entrada de la que hoy por hoy cuentan muchas personas en casa.

Sin embargo, es comprensible que surjan preocupaciones cuando un dispositivo está las 24 horas del día y los 7 días de la semana funcionando sin descanso. Como cualquier otro aparato electrónico, acaba calentándose. Esto es perfectamente normal. No obstante, también son dispositivos diseñados para estar funcionando en todo momento, por lo que no, no hace falta que apagues tu router cada noche. Y en este artículo te contamos por qué.

Si apagas el router no estás mejorando su rendimiento

Desde pequeños nos han enseñado a que, si no estás usando algo en casa, es mejor que lo apagues. Esa filosofía se puede aplicar a prácticamente todo. Además, así ahorramos también en nuestra factura de la luz. Sin embargo, en lo que respecta al router, es un dispositivo que por ciertos motivos debe de estar conectado, ya que es nuestro medio para conectarnos a Internet desde casa.

Además de que el coste que genera en nuestra factura es residual, debemos tener claro que no, el rendimiento de nuestro router no se ve afectado a mejor si lo apagamos y encendemos cada noche. De hecho, hay un concepto que nos explica por qué es más destructivo apagar y encender el router de manera regular que dejarlo funcionando tal cual está: los ciclos térmicos.

Router1

Un ciclo térmico es básicamente el momento en el que el dispositivo alcanza su temperatura máxima y mínima. Cuando los fabricantes hacen pruebas de rendimiento térmicas, suelen recurrir a esto para ver la resistencia a temperaturas extremas de los componentes. Esto genera un efecto de estrés mecánico inducido donde se pueden obtener cambios permanentes en las características físicas y eléctricas de estos dispositivos.

Estos desajustes térmicos pueden provocar diversos fallos en el dispositivo, como una rotura de las uniones soldadas, o daños en algún componente. Esto no quiere decir que apagando y encendiendo el router de manera continuada garantice que se acabe estropeando en poco tiempo. Sin embargo, le estás sometiendo más esfuerzo al dispositivo si haces esto, que dejándolo funcionar continuadamente.

Los aparatos electrónicos generan calor en funcionamiento, y esto es completamente normal. De esta manera, no estamos alterando el estado del dispositivo, y puede seguir funcionando con total normalidad hasta el fin de su vida útil.

Hay momentos en los que es inevitable

Lógicamente, habrá momentos en los que tengamos que apagar el router por diversos motivos, ya sea porque no vayamos a estar en casa durante un tiempo prolongado, cortes de electricidad, por el hecho de que nuestra conexión a Internet no funcione adecuadamente, o queramos actualizar su firmware.

También habrá que hacerlo si queremos cambiar la IP pública, o cortar de raíz la conexión si sospechamos que hay personas no deseadas que están usando nuestra conexión. Sin embargo, si no presentas ninguno de estos problemas, el router estará bien tal y como está.

Router2

Si cuentas con numerosos dispositivos en casa que depende de conexión a Internet, puede que varios de éstos acaben desconfigurándose cuando apagues el router, por lo que en esta situación también es algo bastante molesto si tenemos que hacerlo reiteradamente.

En definitiva, al apagar y encender el router de forma recurrente le estamos induciendo un sobreesfuerzo debido a la diferencia de temperatura en sus estados. Además, que esta acción mejore el rendimiento del dispositivo es un mito. ¿Soluciona problemas? Desde luego, no hay nada mejor que apagar y encender el router para solventar cualquier fallo puntual y simple de conexión. No obstante, si no presentas problemas, lo mejor que puedes hacer es dejarlo tal y como está.

En Xataka Smart Home | Router de operadora o router neutro: cómo saber cúal es el más interesante para cada usuario

Inicio