Publicidad

¿No tienes aire acondicionado? El saber popular y la lógica te pueden ayudar a mantener fresco el ambiente en casa
Trucos y bricolaje smart

¿No tienes aire acondicionado? El saber popular y la lógica te pueden ayudar a mantener fresco el ambiente en casa

Estamos ya en pleno verano, la época más calurosa del año al menos en el hemisferio norte y mientras el cambio climático no diga lo contrario. Una estación del año en la que cuesta sobrevivir no sólo al sol, sino también en casa con temperaturas que llegan a ser extremas y que ponen a prueba nuestra resistencia y nuestro ingenio.

Está claro que se puede sobrevivir al verano con un buen sistema de climatización, pero no todos pueden hacer uso de un aire acondicionado, bien sea por economía o por salud (el COVID19 tampoco lo pone fácil). Además, pensemos que nuestros abuelos pasaron veranos y no tenían ni un ventilador. ¿Y cómo sobrevivieron? Pues tirando de saber popular y de unos cuantos consejos como los que ahora vamos a detallar.

Ventilar el ambiente

Jumpstory Download20200706 184920

Y es que el no contar con un aire acondicionado no impide que podamos tener un ambiente relativamente fresco en casa. Y el primer consejo, que aún recuerdo de mi abuela, era ventilar. Era otra época, pero recuerdo el dicho que me decía: "abre las ventanas que entre la gracia de Dios". Y lo cierto es que ventilar la casa por la mañana limpia y de paso refresca el ambiente en una hora en la que, por regla general, la temperatura es más baja.

A primera hora de la mañana y al final de la tarde, cuando el Sol se pone y cae la noche a la vez que bajan las temperaturas (si es que bajan, claro). Al mismo tiempo que refrescamos la casa estamos buscando crear corrientes de aire que bajen la temperatura de las habitaciones.

 ¿Tienes un toldo? Aprovéchalo

Toldo

Y en el intervalo, cerramos ventanas, persianas, cortinas y si podemos, intentamos beneficiarnos del uso de un toldo. Con las primeras, evitamos que la luz solar y el aire caliente entren en las habitaciones, mientras que con el uso del toldo lo que hacemos es crear una especie de colchón de aire entre la lona y la pared, menos caliente que el exterior, que además hace de frontera.

En este sentido, debemos bajar el toldo en las horas en las que las temperaturas son más altas. Hay que evitar que el calor entre en casa. Y si no tienes un toldo y piensas en instalar uno, es interesante optar (si la comunidad de propietarios lo permite) por modelos de colores más claros, pues éstos no acumulan el calor.

 Cuida el aislamiento

Cierre

Las ventanas son tu principal aliado y en este sentido vas a lograr un mejor aislamiento si los cierres son recientes y están preparados para combatir el calor. Si estás pensando en cambias los cierres, opta por modelos de aluminio o de PVC con vidrio carglass de varios milímetros de bajo emisivo con gas argón y una combinación de persianas de lamas de aluminio térmico, un sistema que ayuda a regular la temperatura en casa.

Si tienes cierres en casa antiguos, de esos por los que se filtra el frío y el calor... tendrás más trabajo para evitar que entre en calor, pero también puedes sacarles partida. Se trata de revisar si hay fugas, ya sea en la madera, metal o las juntas. Si hay grietas, sobre todo en cierres de madera, que hacen que fluyan las temperaturas y por lo tanto se pierda el calor o el frío almacenado, puedes emplearte en sellarlas convenientemente.

 Usa luces LED

Led

La iluminación en casa es uno de los factores que más ayudan a que aumente la temperatura en casa, sobre todo cuando se usan luminarias tradicionales. ¿Alguna vez has acercado la mano a la luz que emite una bombilla incandescente o halógena? En este caso el consejo es que poco a poco cambies la iluminación tradicional por una de tipo LED.

Las luminarias tradicionales tienen una peor relación calor generado y luz producida. Generan mucho calor y gastan mucha energía para producir poca luz. Al contrario que una luminaria LED, que alumbra lo mismo y casi no se calienta.

Opta por colores claros

Calor

Puede que a todos nos guste una casa en madera, acogedora, con esos tonos cálidos... pero en verano no es lo ideal. Para combatir el calor es mejor optar por colores claros, que ayudan a reflejar los rayos del sol y acumulan menos calor.

Si tienes pensado pintar en verano, una época muy propicia, puede ser aconsejable si te cuadra con la decoración, el pintar las paredes en colores claros. Y no sólo paredes, puertas, ventanas y persianas se llevan mejor en color blanco con el calor, aparte del por efecto rebote, por la sensación de frescor que producen.

Aparatos eléctricos

Aparatos

Frigorífico, horno, lavavajillas, lavadora... pero también televisor, ordenador, videoconsola, equipo de música... todos los aparatos desprenden calor y la temperatura aumenta si tenemos un buen número de aparatos conectados. En este sentido, podemos optimizar el uso.

En el caso del frigo o el horno, es casi imposible. El primero tiene un funcionamiento perenne y el segundo lo usamos cuando vamos a comer, pero por ejemplo, podemos poner el lavavajillas o la lavadora por la noche y no dejar el televisor o el ordenador encendido cuando no lo estamos usando. De hecho puedes notar el incremento de temperatura al entrar en una habitación en la que un ordenador ha estado encendido toda la noche. Como bonus, puedes incluso usar una campana extractora, no sólo para acabar con los olores de la cocina, sino también para renovar el aire de la cocina.

 Aprovecha los espacios

Casa

Este consejo va dirigido a personas que viven en casas de dos plantas o en aquellos pisos orientados en varias direcciones. Aprovecha siempre para realizar tu día a día aquellas zonas menos castigadas por el Sol. Es hora de plantearse vivir de otra forma. Se trata de evitar desarrollar tu actividad en una estancia en la que el Sol está "pegando" de pleno.

Las paredes, muros... acumulan el calor, por eso con el calor cuesta dormir en una habitación donde el Sol ha estado dando de pleno. Aprovechar la zona en la que da la sombra, bien sea por orientación o en el caso de las casas con varias plantas, aprovechando las del nivel inferior donde mejor temperatura vas a encontrar. Es algo así al sistema en que se basan las casas cueva.

Las plantas son tus aliadas

Plantas

La vegetación, las plantas, son el mejor refrescante natural. Ya sea en un jardín o en un pequeño balcón, si tienes plantas, aprovéchalas. Puedes regarlas por la noche, ya que ayudan a disminuir la temperatura en las paredes que dan a la calle.

El regar las plantas por la noche, lo que hace es que favorece la absorción del agua y de paso ayuda a refrescar el ambiente tanto dentro como fuera de casa.

Se trata de una serie de consejos, muchos de ellos bebedores de la sabiduría popular. Consejos que nos ayudan a mitigar las las altas temperaturas y que en muchos casos no van a requerir el tener que realizar desembolso alguno.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios