Compartir
Publicidad
Publicidad
Te damos algunos factores a valorar antes de elegir el aire acondicionado ideal para tu casa
Electrodomésticos innovadores

Te damos algunos factores a valorar antes de elegir el aire acondicionado ideal para tu casa

Publicidad
Publicidad

Llega el verano y con la estación más ociosa del año por excelencia y con el sol rindiendo a toda potencia sobre nuestras cabezas el calor se vuelve en muchos casos insoportable, tanto es así que en muchos casos se hace más que necesario el contar con un sistema de aire acondicionado en casa.

Lo dice una persona del sur de España, donde fabrican el calor y es que el año pasado las ventas de este tipo de aparatos se dispararon con unas ventas increíbles tras varias olas de calor consecutivas. Una compra, la de un sistema de frío en casa, que muchas veces hacemos sin tener en cuenta unos aspectos básicos y eso es lo que vamos a tratar de aclarar en este artículo.

Primero hay que aclarar como funciona un aire acondicionado, algo que todo el mundo cree conocer pero no siempre de forma correcta. Para ello, el dispositivo que tenemos en casa se encarga de procesar el aire ambiente de la casa, enfriándolo y limpiándolo a la vez, para lo cual se sirve de un fluido refrigerante. Por medio de este liquido se absorbe el calor del aire de la habitación, evaporándose, para después recorrer el circuito de refrigeración hasta la unidad exterior y eliminar, así, el calor absorbido al condensarse después de su compresión.

Ya sabemos a grandes rasgos como funciona un sistema de frío en casa y ahora llega el momento de la compra, así que hay que tener en cuenta una serie de factores antes de hacernos con un aire acondicionado. Unos valores que tenemos que revisar como son por ejemplo el consumo de energía y su eficacia energética del aparatos escogido, el tipo de aire (si ventana, portátil o split), las frigorías...

Hay tres tipos de aire acondicionado

Distintas formas de enfriar y de colocar el sistema en nuestras casas y es que no a todo el mundo puede servirle el mismo modelo de instalación y porqué no decirlo, de coste de aparato.

  • De ventana: ya casi no se instalan aunque se siguen viendo muchos. Son los más antiguos (aunque hay propuestas interesantes) y constan sólo de una máquina que en la ventana hace de compresor exterior y climatizador interior.
  • Portátil: sin necesidad de instalación, es el más económico pero a la vez el menos eficiente. Sólo precisa de una unidad interior que se comunica con el exterior por un tubo.
  • Split: el más habitual hoy día, consta de dos unidades, una interior y otra exterior. La interior se compone de evaporador, ventilador, filtro de aire y sistema de control; la unidad exterior, de compresor y condensador.

Tendremos en cuenta clasificación energética y la potencia
Eficiencia

Algo que hoy día tienen todos los aparatos que compramos, una clasificación en base a la electricidad que consumen, siendo siempre más valorable la clase "A", cuyos integrantes consumen casi un 50% menos de energía eléctrica, algo más que interesante pese a que son más caros.

Puede que tengamos que llevar a cabo un desembolso superior, pero a al larga lo vamos a agradecer con una factura de la luz más reducida, algo a tener muy en cuenta sobre todo por el precio de la energía eléctrica.

Además para optimizar el consumo energéticos es más que valorable, por no decir necesario, que tengamos un buen aislamiento de exteriores en casa. Es decir, ventanas que eviten la salida del aire frío y la entrada del caliente. De nada sirve que invirtamos en el mejor dispositivo de aire acondicionado si luego no tenemos nuestra casa bien acondicionada y con una pérdida de temperatura reducida al máximo.

Para determinar la potencia que vamos a precisar deberemos tener en cuenta los metros cuadrados de la estancia que queremos climatizar. Así si queremos enfriar una habitación de 30m2 necesitaremos un aparato de 3000 y 4.000 frigorías (3,48W/h y 4,65W/h respectivament), algo que tendremos que compaginar con la eficiencia energética.

Frigorías
Ac

No es lo mismo enfríar una estancia grande que una pequeña de la misma forma que no es igual una casa bien aislada que otra con unas puertas o ventanas que no ajustan y que por lo tanto dejan escapar el frío o la calor. Igualmente si nuestra casa está sometida al sol directo es algo que tendremos que tener en cuenta.

No obstante y como base, vamos a precisar entre 100 y 140 frigorías por cada m2 a cubrir de forma que en un piso de unos 60 m2 vamos a precisar un aparato (o varios en las habitaciones) que nos generen unas 3000 frigorías (FR).

Debemos tener en cuenta que tanto potencia como frigorías tienen por objetivo el lograr un ambiente agradable y no convertir nuestra casa en un iglú. Tengamos presente que en verano la temperatura de nuestra vivienda debe estar entre los 24ºC y los 26ºC (no es saludable que haya una diferencia térmica con el exterior superior a 12ºC).

La contaminación acústica
Aire Ii

Si nuestro aire acondicionado está homologado no hay que temer, si bien y con el paso del tiempo debemos tener en cuenta los ruidos que puede generar, tanto en el interior (ocasionando molestias) como en el exterior, molestando a vecinos y pudiendo ser motivo de sanciones económicas.

Debemos por lo tanto tener en cuenta el nivel de ruido que provoca y en el caso del split que va dentro de la casa buscaremos uno lo más silencioso posible, que no interfiera con nuestra actividad cotidiana, sobre todo a la hora de descansar.

Y es que ir a dormir con un avión en la pared no resulta agradable ni saludable, por lo que buscaremos un modelo que no exceda de un máximo de 24 decibelios de presión sonora.

¿Filtros fijos o renovables?
1366 2000

Ya hemos hablado de los filtros en los aires acondicionados y de cómo proceder para su limpieza. Se trata de una parte y un aspecto fundamental para cuidar la salud en nuestra casa y de paso mejorar el consumo de energía.

Así podemos encontrar filtros de plasma o neoplasma, capaces de purificar y desodorizar el aire, indicados para personas alérgicas y asmáticas ,filtros de carbón activo que, con una duración limitada, se encargan de absorber el humo del tabaco, filtros fotocatalíticos que absorben las partículas que crean mal olor o filtros ionizadores, que emiten iones negativos para equilibrar el exceso de iones positivos y así mejoran la calidad del aire.

Si son filtros fijos o sustituibles periódicamente es algo que ya depende del aparato y de cada marca, debiendo el comprador elegir entre el que más se adapte a sus intereses. No obstante, lo más habitual es el uso de filtros que podemos desmontar y limpiar nosotros mismos.

Bonus extras para determinar en la compra

  • No podemos pretender enfriar el salón y también el dormitorio con un único split (la máquina que va dentro de casa), por lo que es mejor contactar con un especialista que determine una instalación compleja con una máquina exterior más potente para alimentar varios split o bien varias máquinas (una para cada split)

    Inverter

  • Es más valorable si cuenta con tecnología Inverter, pues esta maximiza y mejora el funcionamiento de los sistemas de refrigeración, pues se encarga de potenciar la capacidad de refrigeración y mantenerla constante, aminorando por lo tanto el consumo energético.

Por lo tanto si acertamos con al aire acondicionado adecuado vamos a obtener un equipo eficiente energéticamente, un modelo que se ajusta a nuestras necesidades que a la vez que enfría, regula la humedad de la estancia y cuida de nuestra salud eliminando partículas nocivas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos