Qué tele comprar para ver los Juegos Olímpicos, Eurocopa y cualquier deporte: guía y modelos recomendados
Televisores

Qué tele comprar para ver los Juegos Olímpicos, Eurocopa y cualquier deporte: guía y modelos recomendados

Los televisores son equipos multifuncionales que sirven para reproducir y visualizar todo tipo de contenidos, incluyendo cine, series, concursos, noticias, juegos y, por supuesto, deportes. Cada una de estas categorías tiene sus propias cualidades y exige cosas distintas de nuestras pantallas.

De ahí que no todos los televisores se comporten de igual modo a la hora de por ejemplo reproducir una película en una sala a oscuras que mostrando un partido de fútbol, o una carrera de atletismo en una habitación muy iluminada.

Por eso, si tu uso preferente del televisor va a ser disfrutar de eventos deportivos, ya sea desde la TDT o en plataformas de fibra y cable, deberás fijarte y valorar las clásicas características técnicas de forma diferente que para otro tipo de contenidos. ¿Qué tienes que considerar a la hora de comprar una tele para ver deportes?

Tamaño de la pantalla y distancia de visionado

tele

Uno de los factores más importantes a la hora de comprar nuestro nuevo televisor es el tamaño del panel. En principio podríamos pensar que "cuanto más grande mejor", aunque puede que no siempre sea así, ya que dependerá de la distancia de visionado, el ángulo de visualización y la resolución de la pantalla.

La opción más eficiente es apostar por un tamaño que se adapte a la distancia de visionado, es decir, a la que separa nuestra tele del sofá o el sillón donde vayamos a sentarnos. Si hablamos de resoluciones UHD (3.840x2.160 píxeles) o 4K, la ciencia nos recomienda multiplicar la altura física de la pantalla por un factor de 1,5 para para obtener la distancia de visionado óptima.

Por ejemplo, para un modelo típico de 55 pulgadas en 4K, la distancia de visionado óptima sería de 1 metro, punto en el que podríamos aprovechar al máximo cada uno de los píxeles.

teles

Sin embargo, esto no siempre es así y sobre todo en el caso de los deportes. Con este tipo de contenidos, donde hay mucho movimiento constantemente de un lado a otro de la pantalla, corremos el riesgo de sufrir el llamado "efecto partido de tenis". Es decir, que la pantalla sea tan grande con respecto a nuestra posición que al final nos pasemos el rato moviendo la cabeza y los ojos para poder abarcarla.

Si queremos instalar una tele de 75 o más pulgadas deberíamos tener por lo menos 2,9 metros de distancia entre la pantalla y el asiento

Esto es algo muy conocido por la ciencia, produce fatiga visual y está claramente relacionado con el ángulo de visualización. El ser humano medio a partir de 60 grados empieza a perder percepción cromática y a los 124º deja de ver bien con los dos ojos. Por ello la SMPTE propone considerar el ángulo de visionado óptimo de 30 grados.

Tabla

Por ello, debemos considerar como regla general que la distancia mínima de visionado ha de ser tres veces la altura del televisor o 1,6 veces la diagonal de una pantalla 16:9. Así, por ejemplo, para distancias de menos de 2 metros sería recomendable un tamaño de hasta 50 pulgadas, las 55 pulgadas quedan reservadas para distancias de 2,1 metros, las 65 pulgadas son recomendables para unos 2,5 metros y si queremos meter 75 o más pulgadas deberíamos tener por lo menos 2,9 metros de distancia entre la pantalla y nuestra posición real en la sala.

Revisa la luminosidad de la tele

No debemos olvidarnos de valorar qué luminosidad nos ofrecerá la tele, aspecto que hay que considerar sobre todo si compramos una de gran tamaño. Los modelos LCD actuales superan fácilmente los 1000-1500 nits y los OLED de gama media rondan los 700-800 nits dependiendo del modelo.

Subir en nits es una cualidad que está muy bien para ver películas en HDR con espectaculares escenas muy controladas y editadas que pueden llegar a alcanzar estas cifras en ciertos instantes puntuales. Pero ver deportes con esta luminosidad de forma continuada en una pantalla de grandes dimensiones puede llegar a resultar molesto, sobre todo si lo hacemos de noche y sin más iluminación en la sala.

tele

Probablemente nos producirá fatiga visual y finalmente debamos recurrir a la clásica solución de bajar el nivel de la luz LCD u OLED. Entonces, ¿no es recomendable una tele muy luminosa para ver deportes? Pues depende. Si la vas a usar de día en una sala con mucha luz ambiental procedente por ejemplo de las ventanas, entonces sí merecerá la pena apostar por un modelo con muchos nits.

Si de lo contrario lo tuyo es más ver deportes por la tarde-noche y con el nivel de luz ambiental medianamente controlado, entonces puedes apostar por un modelo con menos potencia luminosa y ahorrarte algunos euros en el presupuesto.

Tecnología del panel: LCD vs OLED

Una vez que ya hemos decidido el tamaño de nuestra nueva tele pasamos a valorar qué tipo de tecnología es la más apropiada para ver contenidos deportivos: ¿LCD y sus variantes u OLED?.

OLED (Organic Light-Emitting Diode) es la tecnología presente en los modelos de más alta gama que ofrecen la mejor calidad de imagen en todo tipo de contenidos gracias a la autoiluminación de cada uno de los píxeles que forman la superficie del panel.

tele

A diferencia de las pantallas LCD, en OLED no es necesario contar con una luz trasera que ilumine hacia delante las diferentes capas que conforman el grueso del panel. Por ello no hay luces residuales de fondo que produzcan problemas de blooming o halos molestos alrededor de imágenes brillantes sobre fondos oscuros.

Los negros de OLED son perfectos, con lo que denominan como "contraste infinito", ya que el televisor puede apagar el píxel por completo para generar un punto negro, obteniendo así unos colores que destacan más, parecen más realistas y con una mejor sensación de tridimensionalidad.

La tecnología OLED ofrece tiempos de respuesta casi instantáneos sin rastros, estelas o figuras borrosas con el movimiento

Ofrecen unos ángulos de visualización muy cercanos a los 180 grados prácticamente sin degradación en los colores, pérdida de contraste, brillo o nitidez y su tiempo de respuesta es espectacular, casi instantáneo, situándose muy por debajo de 1 ms (típicamente de 0,01 ms), lo que se traduce en transiciones de imagen muy rápidas sin rastros, estelas, figuras borrosas y demás problemas de la tecnología LCD, algo que es claramente perceptible en deportes con movimientos muy rápidos como carreras y desplazamientos laterales de la cámara.

Los "deportes de pelota" como el fútbol, el tenis o el baloncesto, son unos de los más sensibles a este tiempo de respuesta, ya que el esférico suele desplazarse a una velocidad elevada por la pantalla, forzando al panel a cambiar el color de los píxeles que la representan a un ritmo muy rápido.

tele oled lcd

En el caso de las teles OLED este tiempo es casi instantáneo, con lo que no habrá problemas, pero en algunos modelos LCD de gamas más bajas que aparentemente se comportan bien con contenidos relativamente estáticos como programas de TV y cine, pueden ofrecer transiciones borrosas, con poca nitidez y efecto "fantasma" a la hora de visualizar deportes.

Sin embargo, no todo en OLED son ventajas. La tecnología, que ha mejorado considerablemente en los últimos dos o tres años, presenta ciertos inconvenientes como una menor capacidad de luminosidad con respecto a LCD, lo que no la convierte en buena candidata si estás pensando en ver deportes por el día con mucha luz en el salón.

Además, todavía arrastra la mala fama de las posibles retenciones y/o quemados de la imagen que pueden echar para atrás a algunos usuarios. De todas maneras, la situación ha mejorado mucho desde las primeras teles que se vendieron hasta 2016-2017.

Ahora los fabricantes han implementado mejoras en los paneles con estructuras de subpíxeles más resistentes, algoritmos para el control de la estabilidad de los píxeles que se activan al apagar la tele y sistemas que atenúan las zonas estáticas de la imagen como los logotipos para reducir estos potenciales inconvenientes en la mayoría de situaciones, por lo que haciendo un uso "normal" de la tele no debería haber problemas.

Sin embargo, si vas a ver deportes con mucha, mucha frecuencia, este uso "normal" puede que no se dé, ya que los marcadores y letreros muy contrastados de las retransmisiones deportivas pueden llegar a causar, con el paso del tiempo, posibles marcados en la pantalla.

Pero si eres de ver partidos de fútbol los fines de semana, algunas carreras de F1 y disfrutar de eventos puntuales como los Juegos Olímpicos, algún campeonato o similar, no habrá problema y la tecnología OLED será la que mejor calidad de imagen puede ofrecerte.

teles

Si por el contrario tu uso de la tele va a estar enfocado preferentemente a visualizar múltiples canales de deportes constantemente cada día, entonces mejor pensar en un modelo LCD, ya sea con retroiluminación LED o los más modernos miniLED que te ofrecerán un mejor contraste.

En estos casos de elegir un modelo LCD deberás valorar, además, qué tipo de panel te conviene más. Los dos más habituales son el VA y el IPS, característica que en ocasiones cuesta encontrar en las especificaciones del fabricante.

El primero se caracteriza por su mayor nivel de contraste nativo a costa de unos peores ángulos de visualización que rondan un punto óptimo situado a unos 30 grados de la vertical. Los segundos ofrecen unos mejores ángulos, casi tan buenos como OLED, pero a costa de un menor contraste, por lo que no son muy recomendables si lo que andamos buscando es calidad de imagen pero sí pueden ser una muy buena opción para ver deporte en pantalla grande si vamos a ser múltiples espectadores en casa.

Prueba el "modo deporte"

Los modos de configuración predefinidos por los fabricantes son una importante herramienta que nos permite adaptar la configuración y la calibración de nuestro televisor a los contenidos que estamos disfrutando en cada momento.

Aunque en la mayoría de ocasiones solemos tener uno escogido de forma general para la mayor parte de contenidos, la verdad es que si realizamos diferentes ajustes en los modos básicos podemos sacar un mayor partido de nuestras teles.

Sports Mode

Lo habitual es que se nos ofrezcan uno o varios modos de "cine o película" con un toque más neutro y realista, un modo "dinámico" con gran saturación y el procesado de imagen al máximo, el "modo para juegos" que reduce la latencia al mínimo posible, algunos modos especiales que eliminan el procesado como el "modo cineasta" y, por supuesto, el "modo deportes" para la visualización de este tipo de contenidos en su máximo esplendor.

El modo deportivo en general se encarga de realzar los bordes de la imagen, incrementa la tasa de refresco del panel hasta la máxima disponible, aplica algoritmos de interpolación de fotogramas para mejorar las transiciones, incrementa la saturación de ciertos colores como el verde y el blanco y ajusta la iluminación para que todo destaque más, incrementando el contraste y el nivel de brillo.

También suele seleccionar una temperatura de color más fría, con blancos más intensos que transmiten un aspecto más espectacular y llamativo, algo que puede no gustar a todo el mundo pero que puede cambiarse fácilmente.

Cada marca aplica ajustes diferentes en su "modo deporte" en cada gama y modelo concreto de televisor. Por ello, siempre que sea posible, es recomendable ver en directo en una tienda cómo afecta a este tipo de contenidos activar esta opción en nuestra futura tele antes de comprarla, ya que puede que en algún caso no nos termine de gustar el efecto ofrecido.

TV recomendadas para ver deporte

De 75-77 pulgadas

LG OLED77CX6

Lg Oled

En tecnología OLED si buscamos una tele de gran formato, una de las gamas más atractivas del año pasado en calidad-precio es la Serie CX de LG, que cuenta con un tamaño de 77" con un precio de 2999 euros. Tiene panel OLED de 10 bits compatible con contenidos HDR10+, HLG y Dolby Vision, con configuración de sonido de 2.2 canales con 40W de potencia y Dolby Atmos para lograr un sonido más envolvente. Como sistema operativo incorporan WebOS 5.0, vienen con 4 puertos HDMI 2.1, frecuencia de actualización variable (VRR), modo automático de baja latencia (ALLM), FreeSync de AMD y G-SYNC de NVIDIA.

LG 75NANO996NA

Lg Nanocell

Si prefieres un modelo con panel LCD-IPS también de gran diagonal puedes optar esta LG 75NANO996NA NanoCell con 75 pulgadas y resolución 8K, con inteligencia artificial, HDR Dolby Vision IQ, tecnología Full Array Dimming Pro, procesador de imagen Alpha9 Gen3 y Smart TV webOS 5.0. Su precio ronda los 2464 euros.

Samsung QE75Q80T

Samsung

Siguiendo por las teles grandes, esta Samsung QE75Q80T, una de las teles más polivalentes de 2020 que ofrece un panel LCD-VA con puntos cuánticos QLED de 75" con FALD, compatible con HDR10, HDR10+, con Tizen 5.5, HDMI 2.1 y tecnologías específicas para juegos como el modo automático de baja latencia o la tasa de refresco variable. Su precio es de 1699 euros.

Samsung 75Q60T

Samsung 81ycevkl8wl Ac Sl1500

Si queremos dar preferencia al tamaño de la pantalla frente a otros aspectos como las capacidades de procesamiento y los ángulos de visualización podemos optar por este modelo de Samsung 75Q60T de 2020, una tele LCD de 75 pulgadas con tecnología de puntos cuánticos QLED y resolución 4K que promete un brillo máximo en HDR de 1500 nits, gestión de imagen basada en algoritmos de inteligencia artificial y control mediante comandos de voz. Su precio ronda los 849 euros.

Samsung QLED 4K 2020 75Q60T - Smart TV de 75" con Resolución 4K UHD, con Alexa integrada,Inteligencia Artificial 4K Wide Viewing Angle, Sonido Inteligente, One Remote Control

Samsung QLED 4K 2020 75Q60T - Smart TV de 75" con Resolución 4K UHD, con Alexa integrada,Inteligencia Artificial 4K Wide Viewing Angle, Sonido Inteligente, One Remote Control

De 65 pulgadas

LG OLED65GX6LA

Lg Gx

Uno de los televisores OLED más destacados de 2020 es el LG OLED65GX6LA, la serie GX de 2020 en 65 pulgadas con resolución 4K, procesamiento de imagen basado en inteligencia artificial, HDR10, Dolby Vision IQ y plataforma Smart TV Web OS de LG. Esta semana lo podemos encontrar con un descuento cercano al 45% y un precio de 2127 euros.

TV OLED 65'' LG OLED65GX 4K UHD HDR Smart TV - TV OLED - Los mejores precios

TV OLED 65'' LG OLED65GX 4K UHD HDR Smart TV - TV OLED - Los mejores precios

LG 65NANO996

lg

En tecnología LCD contamos también con la LG 65NANO996, un modelo con panel IPS de puntos cuánticos Nano Cell de 65 pulgadas que ofrece resolución 8K, tecnología Full Array Dimming Pro y unos amplios ángulos de visualización para ver deportes en familia. También es compatible con sonido Dolby Atmos, tiene plataforma SmartTV webOS 5.0 y cuenta con un sistema de altavoces de 60 vatios. Su precio es de 2059 euros.

LG 65NANO996

LG 65NANO996

Philips 65OLED854/12

philips TV

Otro televisor interesante rebajado esta semana es el Philips 65OLED854/12, un modelo OLED 4K UHD de 65 pulgadas con Android TV, sistema de iluminación dinámico Ambilight de 3 lados, compatible con HDR10+, Dolby Vision, Google Assistant y Alexa que tiene un precio de 1.549,99 euros.

Philips 65OLED854/12 - Televisor Smart TV OLED 4K UHD, 65 Pulgadas, Android TV, Ambilight 3 Lados, HDR10+, Dolby Vision, Google Assistant, Compatible con Alexa, Color Gris

Philips 65OLED854/12 - Televisor Smart TV OLED 4K UHD, 65 Pulgadas, Android TV, Ambilight 3 Lados, HDR10+, Dolby Vision, Google Assistant, Compatible con Alexa, Color Gris

Hisense 65U7QF

Hisense

En la gama media nos encontramos con el televisor Hisense 65U7QF, una versión de 65 pulgadas del modelo que pudimos probar en su día en 55 pulgadas pero que mantiene las mismas características como tecnología ULED de puntos cuánticos sobre panel VA con FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos y sistema operativo Vidaa U 4.0 con IA. Su precio hoy es de 849 euros frente a los casi 1.200 euros habituales.

Hisense ULED 2020 65U7QF - Smart TV 65" Resolución 4K, Quantum Dot, FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos, Vidaa U 4.0 con IA, Alexa Built-in, Gris

Hisense ULED 2020 65U7QF - Smart TV 65" Resolución 4K, Quantum Dot, FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos, Vidaa U 4.0 con IA, Alexa Built-in, Gris

De 55 pulgadas

Samsung QE55QN95A

Samsung

Una de las novedades de este 2021 en LCD-miniLED es la gama Neo QLED de Samsung, y en la cumbre de las versiones 4K está el televisor Samsung QE55QN95A, un modelo de 55 pulgadas con inteligencia artificial, brillo Quantum HDR 2000 y sistema de sonido OTS+ (Object Tracking Sound+). Ofrece muy buenos ángulos de visualización y bajo tiempo de respuesta con un precio de unos 1749 euros.

Sony KD/KE-55A89

Sony

Para iniciarse en el mundo de los televisores OLED tenemos también este Sony KD/KE-55A89, un modelo de 55 pulgadas con sistema operativo Android TV, resolución 4K, HDR, procesador X1 Ultimate, sistema de color Triluminos y sistema de sonido desde el propio panel Acoustic Surface. Su precio es de 1.399 euros.

Philips 55OLED705

Tv Philips 55quot 55oled705 Uhd Oled Android Ambil P5

Otro modelo OLED de gama media es este Philips 55OLED705/12, el televisor de entrada del fabricante a esta tecnología y que ofrece resolución 4K con Ambilight, procesador P5, sonido Dolby Atmos, HDR10 y Dolby Vision. En 55 pulgadas tiene un precio que ronda los 1099 euros.

Televisor Philips 55OLED705

Televisor Philips 55OLED705

Sony KD-55XH9096

Soy9

En el catálogo de televisores LCD-VA de 2020 uno de los más interesantes con tecnología FALD es este modelo Sony KD-55XH9096. Ofrece 55 pulgadas con resolución UHD 4K, HDR, procesador X1, Android TV y el Asistente de Google. Tiene una clara orientación a los videojuegos y al deporte con bajos tiempos de respuesta pero pobres ángulos de visualización, por lo que es recomendable si vamos a ser solo uno o dos espectadores. Su precio ronda los 949 euros.

TELEVISOR SONY 55" UHD 4K HDR X1 Full Array LED Android TRILUMINUS Panel 100HZ

TELEVISOR SONY 55" UHD 4K HDR X1 Full Array LED Android TRILUMINUS Panel 100HZ

Hisense 55U7QF

Hisense

En la gama media-baja nos encontramos con el televisor Hisense 55U7QF, una versión de 55 pulgadas que pudimos probar en su día y que cuenta con tecnología de pantalla ULED con puntos cuánticos sobre panel VA con FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos y sistema operativo Vidaa U 4.0 con IA. Su precio ronda los 529 euros.

Hisense 55U7QF - Smart TV 55", ULED 2020, Resolución 4K, Quantum Dot, FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos, Vidaa U 4.0 con IA, Alexa built-in

Hisense 55U7QF - Smart TV 55", ULED 2020, Resolución 4K, Quantum Dot, FALD, Dolby Vision, Dolby Atmos, Vidaa U 4.0 con IA, Alexa built-in

Hisense 55AE7400F

hisense

Otro modelo interesante si no contamos con mucho presupuesto es este Hisense 55AE7400F, un televisor LCD de 55 pulgadas con resolución 4K, HDR10, Dolby Vision, audio DTS Virtual-X, sistema de control de luz Ultra Dimming, sistema operativo Vidaa U 4.0 y con Alexa integrada. Su precio ronda los 480 euros.

Hisense UHD TV 2020 55AE7400F - Smart TV 55" Resolución 4K, Dolby Vision, Wide Color Gamut, audio DTS Virtual-X, Ultra Dimming, Vidaa U 4.0, con Alexa integrada

Hisense UHD TV 2020 55AE7400F - Smart TV 55" Resolución 4K, Dolby Vision, Wide Color Gamut, audio DTS Virtual-X, Ultra Dimming, Vidaa U 4.0, con Alexa integrada

De 50 pulgadas o menos

Sony KD-43XH8196

Sony 71uuilq3rks Ac Sl1500

Si no tenemos mucho espacio disponible en la sala podemos optar por un modelo como el Sony KD-43XH8196, una tele LCD de 43 pulgadas que ofrece resolución 4K con HDR, sistema operativo Android TV y compatibilidad con Alexa. Cuenta con el procesador X1, la tecnología de color Triluminos, el sistema de gestión de movimiento MotionFlow XR, Dolby Vision, Dolby Atmos y calibración automática calMAN. Su precio es de 529 euros.

Sony KD-43XH8196 - HDR Android TV (procesador X1 4K HDR, Triluminos, X-Reality PRO, MotionFlow XR, Dolby Vision, Dolby Atmos, calibración automática caIMAN, control por voz), Compatible con Alexa

Sony KD-43XH8196 - HDR Android TV (procesador X1 4K HDR, Triluminos, X-Reality PRO, MotionFlow XR, Dolby Vision, Dolby Atmos, calibración automática caIMAN, control por voz), Compatible con Alexa

Samsung 50TU8005

Samsung

Si no podemos gastar mucho en nuestra nueva tele, esta Samsung 50TU8005 nos ofrece 50 pulgadas con resolución 4K, alto rango dinámico HDR 10+ con un panel LCD-VA, tecnologías Crystal Display y PurColor, One Remote Control y asistente de voz Alexa integrada. Su precio es inferior a los 399 euros.

Samsung UHD 2020 50TU8005 - Smart TV de 50" 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, One Remote Control y Asistentes de Voz Integrados, con Alexa integrada

Samsung UHD 2020 50TU8005 - Smart TV de 50" 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, One Remote Control y Asistentes de Voz Integrados, con Alexa integrada

Hisense 43AE7000F

Hisense 71zfufzz8wl Ac Sl1500

Un modelo económico y de diagonal discreta es este Hisense 43AE7000F de 2020, con 43 pulgadas en panel LCD-VA de resolución 4K y que viene con Alexa integrada, tecnología Precision Colour para mejorar la viveza en contenidos SDR y HDR, audio DTS Studio Sound y sistema operativo Vidaa U 4.0. Su precio ronda los 300 euros.

Hisense 43AE7000F UHD TV 2020 - Smart TV Resolución 4K con Alexa integrada, Precision Colour, escalado UHD con IA, Ultra Dimming, audio DTS Studio Sound, Vidaa U 4.0

Hisense 43AE7000F UHD TV 2020 - Smart TV Resolución 4K con Alexa integrada, Precision Colour, escalado UHD con IA, Ultra Dimming, audio DTS Studio Sound, Vidaa U 4.0

Temas
Inicio