Compartir
Publicidad
¿Merece la pena que invirtamos nuestros ahorros actualmente en un proyector 4K?
Televisores

¿Merece la pena que invirtamos nuestros ahorros actualmente en un proyector 4K?

Publicidad
Publicidad

Aun teniendo presente que hoy en día apenas hay contenidos 4K, si un amigo con un presupuesto ilimitado me preguntase qué proyector le aconsejaría para montar una instalación de cine en casa de «altos vuelos», le recomendaría sin dudarlo un instante el VPL-VW1100ES de Sony. He podido verlo en acción varias veces y con bastante calma, y, con total honestidad, es el mejor proyector doméstico (los profesionales quedan excluidos) que he tenido ocasión de ver en funcionamiento.

Su hermano mediano, el VPL-VW500ES, que es algo más barato, también es una gran opción (no os perdáis nuestro análisis de este estupendo proyector). Aunque apenas hay contenidos 4K nativos, el escalado de estos proyectores desde Full HD es tan eficaz que incluso las películas 1080p se ven mejor que en un proyector 1080p nativo, lo que hace la espera por la llegada de los contenidos 4K más llevadera. Sin embargo, a pesar de todo lo que os acabo de contar, si un amigo con un poder adquisitivo normal, y no «rico» como el de mi primer supuesto, me pidiese consejo, no le recomendaría comprar ahora un proyector 4K. Os diré por qué.

Desde un punto de vista estrictamente cualitativo los proyectores 4K son la mejor opción. Actualmente, y a corto y medio plazo. Sin embargo, se enfrentan a tres problemas importantes. El más evidente es, como he recordado antes, la ausencia de contenidos 4K. El segundo es la escasísima variedad de proyectores con esta resolución que podemos encontrar actualmente en el mercado, lo que limita mucho nuestro abanico de opciones. Y, por último, el que para mí es el principal inconveniente: su precio.

Ahora no es el momento

El primer problema desaparecerá, esperemos que lo antes posible, porque los contenidos 4K llegarán, vía descarga o en los tan cacareados Blu-ray Disc 4K, que posiblemente estarán listos antes de que acabe 2015. Y los otros dos problemas se desvanecerán simultáneamente cuando fabricantes como Panasonic, BenQ u Optoma entren en el mercado de los proyectores 4K. La competencia será mucho mayor que ahora, y los precios bajarán drásticamente.

Jvc Dla X700

Actualmente las opciones más interesantes son los proyectores 4K nativos de Sony, cuyo modelo más económico, el VPL-VW300ES, cuesta casi 7.000 euros, los modelos de JVC con tecnología e-shift y el Epson PowerLite Pro Cinema LS10000. Tanto este último como los JVC no son equipos 4K nativos, pero pueden reproducir contenidos 4K con una calidad realmente fantástica (el Epson no lo he visto en funcionamiento, pero tengo muy buenas referencias de él).

Los 4K nativos de Sony son caros, pero los proyectores de JVC y Epson, a pesar de utilizar paneles Full HD con la tecnología de desplazamiento «inteligente» que les permite incrementar su resolución efectiva, también lo son. El JVC más barato, el DLA-X500RBE, cuesta unos 4.500 euros, y Epson aún no ha dado a conocer el precio de su solución, pero parece ser que costará algo menos de 8.000 dólares (unos 6.500 euros).

Epson4k

En mi opinión, aunque solo es una conjetura, 2015 marcará un punto de inflexión en el mercado de los proyectores 4K. Es probable que en el CES, que se celebrará en enero, lleguen nuevos modelos, y también durante IFA, en septiembre. Antes de que acabe el año estoy convencido de que tendremos proyectores 4K nativos, o con tecnología de desplazamiento de píxeles como las que utilizan JVC y Epson, mucho más económicos que los de ahora. No hará falta que esperemos más. Para los usuarios que tenemos un presupuesto moderado, que somos la mayoría, ese será el momento de comprar nuestro primer proyector 4K.

Más información | Sony | JVC | Epson
En Xataka Smart Home | Sony VPL-VW500ES, analizamos el proyector 4K de Sony

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio