Me acabo de comprar una tele nueva: siete pruebas para comprobar que funciona todo bien
Televisores

Me acabo de comprar una tele nueva: siete pruebas para comprobar que funciona todo bien

HOY SE HABLA DE

Quizás uno de los momentos que más ilusión nos hace a los que más cacharreamos con la tecnología es cuando nos compramos una nueva televisión. Generalmente suele ser un producto que la mayoría de la gente cambia cada mucho tiempo, siendo además una pieza que le da personalidad y cuerpo a nuestro salón o habitación.

Cuando por fin la tenemos en casa, no podemos esperar a colocarla y enchufarla para ver que todo funciona correctamente. Es por ello que en este artículo os hemos traído siete pruebas para conocer que el televisor funciona a la perfección y comprobar que no existe ningún defecto o imperfección que nos haga realizar una devolución.

Vigilemos que no cuenta con ningún defecto físico

Muchas veces, debido al transporte de un aparato de tal magnitud, pueden surgir deterioros físicos debido a golpes, arañazos y demás. En nuestro caso no es la primera vez que recibimos un producto dañado por este tipo de circunstancias. Es por ello que nos vendrá muy bien echarle un buen vistazo a toda la superficie, así como en el panel, para comprobar que ninguna de las partes ha recibido daños.

Deberemos de tener mucho cuidado también a la hora de desembalar la televisión, pues aunque este tipo de productos disponen de un buen número de medidas en la caja para que no ocurra nada en el proceso, siempre hay que hacerlo con delicadeza y realizarlo en un espacio amplio.

Comprobar la calidad del panel

Una vez hayamos instalado la televisión y visto que todo cumple a nivel superficial, es hora de conocer lo más importante: ¿Cómo se ve nuestro televisor? Para ello mencionamos una serie de comprobaciones a tener en cuenta que nos garantizarán el correcto funcionamiento de nuestro panel.

Para cerciorarnos de que la imagen se presenta acorde a las características de nuestro televisor, es importante comprobar que no existen defectos tales como píxeles muertos, banding, una mala uniformidad del panel, o incluso fugas de luz.

Image

Los píxeles muertos son aquellos que se presentan en un mismo estado, ya sean apagados o encendidos emitiendo el mismo color. Para ello basta con echar un buen vistazo a la pantalla encendida, y sobre todo mientras se exhibe una imagen estática. A través del siguiente vídeo podréis realizar un rápido test para comprobar este defecto.

El banding es un defecto donde se aprecian barras verticales con una tonalidad distinta. Para comprobar de manera adecuada que no existe este defecto en nuestro televisor, basta con poner una imagen estática y ver que esta imagen se representa de manera clara y uniforme.

Ejemplo de banding

La uniformidad del panel suele ir de la mano del ejemplo mencionado anteriormente, y básicamente es una comprobación para ver que el panel representa la imagen de forma adecuada y sin diferencias de color en las distintas zonas del panel.

A través del vídeo que os dejamos bajo estas líneas podéis hacer un test rápido para comprobar que la televisión carece de este tipo de efectos.

Las fugas de luz son defectos que principalmente se encuentran presentes en televisiones con retroiluminación LED. Para comprobar que no existen fugas, bastará con poner una imagen totalmente en negro y fijarnos si en las esquinas hay más luz de la necesaria.

Bleeding Tv

Dependiendo de la magnitud de los problemas presentes, tendremos que valorar si devolver nuestro televisor o no. En caso de que todo funcione con normalidad, viene bien dedicarle un momento a calibrar la imagen de nuestro televisor para sacarle el máximo partido.

El sonido también es muy importante

Ya tratadas todas las cuestiones referentes al panel, también deberíamos de realizar una comprobación al sistema de sonido que incorpora nuestro televisor.

Comprobar que todos los altavoces funcionen correctamente es el primer paso para saber que no existen problemas de sonido. Para ello bastará con reproducir cualquier tipo de contenido, subir el volumen a un nivel decente y ver que por ambos lados se aprecia y se escucha correctamente. Es posible que os parezca una obviedad, pero es mejor ir sobre seguros y descartar este tipo de cosas en caso de que tengamos algún problema.

En el vídeo que os dejamos bajo estas líneas podréis comprobar qué tal rinde la televisión en este aspecto. Además, también podéis echarle un vistazo a nuestro artículo sobre nueve escenas de películas para probar nuestro sistema de sonido.

Generalmente las televisiones también disponen de un sistema de autodiagnóstico. El acceso a esta herramienta difiere del fabricante, pero en la gran mayoría de casos los televisores nos ofrecen esta opción, la cual vendrá muy bien para saber si el sonido o imagen de nuestra televisión funciona de manera adecuada.

Si no estamos conformes con la calidad del sonido, siempre podemos acceder al ecualizador de nuestra televisión y ajustar los distintos parámetros que nos ofrece. También conviene tener presentes las tecnologías de sonido que incorpora la televisión y conocer si se está transmitiendo adecuadamente en cada salida.

Comprobar la conectividad y la integridad del software

Se trata de un apartado que cada vez hay que tener más presente, pues ahora las televisiones incorporan un sinfín de tecnologías que solamente son accesibles a través del propio software. Conocer todos los apartados de nuestra plataforma Smart TV y saber qué funciones tenemos a nuestro alcance es también importante. Por ello es bueno saber que todo está donde tiene que estar y comprobar que no hay ningún problema.

En este apartado es preferible que tras configurar una conexión a Internet, comprobemos si existen actualizaciones de software y las instalemos. Hacer esto puede ahorrarnos un quebradero de cabeza, ya que las compañías son casi siempre conscientes de los errores en sus productos y muchos de ellos pueden solucionarse vía software.

También es bueno conocer que la descarga de aplicaciones no nos supone ningún problema, y que las plataformas de streaming, véase YouTube, Netflix, Prime Video, HBO, Twitch, y demás, funcionan correctamente.

Habiendo realizado todas estas comprobaciones iniciales, ya podemos estar tranquilos de saber que hemos adquirido un producto acorde a las características que se ofrecen. Y es que si no estamos conformes por cualquier otra razón ajena a los defectos que pueda presentar el televisor, quizás la decisión no haya sido acertada. Es por ello que aquí os dejamos con una guía de compra de los últimos televisores del mercado.

Temas
Inicio