Compartir
Publicidad
LG y Vizio confirman que algunos televisores de 2016 y 2017 no admitirán la última versión de Dolby Vision usada en Xbox One
Televisores

LG y Vizio confirman que algunos televisores de 2016 y 2017 no admitirán la última versión de Dolby Vision usada en Xbox One

Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de fragmentación en el mundo de la tecnología a todos nos viene a la cabeza, casi de forma instantánea, el ecosistema Android. Centenas, casi miles de modelos en el mercado y cada gama con una versión de Android diferente, tardando casi siempre más de lo esperado a la hora de actualizar, si es que actualizan...

Una fragmentación que ahora parece, llegará al mercado del HDR. Y es que como cuentan en Forbes, LG y Vizio serían las empresa que se atreverían a dejar de lado a algunos de sus usuarios en lo que al uso de las últimas mejoras en HDR se refiere. En concreto, hablamos de las últimas especificaciones de Dolby Vision en su versión más reciente.

Tanto LG como Vizio han confirmado que los poseedores de algunos de los modelos de Smart TV lanzados en 2016 y 2017 dejarán de tener acceso a la última versión de Dolby Vision, la cual ya estaba disponible para la Xbox One por medio de la actualización del sistema 1810.

Recordamos que la última actualización de Dolby Vision planteaba una serie de problemas en televisores de marcas como Vizio o LG. El problema provocaba una baja latencia al descargar la mayor parte del procesamiento HDR en el dispositivo de reproducción. Esto se solucionó con una actualización que descargaba todo el proceso en el dispositivo fuente.

¿La culpa es de las consolas?

Xbox

Hasta ahora existía una lista de televisores compatibles con la última versión Dolby Vision en el sitio web de Dolby. Sin embargo y en palabras de LG, la llegada de Dolby Vision al mundo de las consolas ha provocado cambios en el estándar que hacen que se pongan de manifiesto las limitaciones del hardware a la hora de adoptar las nuevas actualizaciones lanzadas.

Los televisores de estas marcas producidos en 2016 y en algunos casos de 2017, plantean restricciones de hardware que limitan la efectividad de últimas actualizaciones para abordar la compatibilidad con Dolby Vision. Y es que en estos modelos Dolby Vision se limita a contenido en 4K a 30 FPS, mientras que en la Xbox One ya soporta el 4K a 60 FPS.

Este cambio provocará que nos encontremos con dispositivos compatibles sólo con versiones anteriores de Dolby Vision y por lo tanto con un estándar capado que no tendrá acceso a las últimas mejoras que vayan llegando al mercado.

La única parte positiva, es que Dolby Vision en la Xbox One, por ahora sólo puede ser aprovechado por Netflix, de forma que estos televisores pueden usar su aplicación nativa para evitar el problema. Lo malo es que en un futuro cercano, los videojuegos también se acojan al estándar Dolby Vision y ahí será cuando esta falta de compatibilidad se ponga de manifiesto de forma más diáfana.

No es la primera vez que Dolby Vision presenta problemas. En el caso de LG ya tuvieron que salir al paso para corregir los negros pálidos, un caso que incluso requirió el trabajo de Dolby para corregir el problema.

Fuente | Forbes
Vía | FlatPanels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio