Publicidad

El coronavirus podría afectar también a la producción mundial de televisores y la subida de precios sería el efecto más probable

El coronavirus podría afectar también a la producción mundial de televisores y la subida de precios sería el efecto más probable
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

"La producción mundial de televisores se verá afectada por COVID-19 hasta mayo": es lo que sostiene el medio especializado thelec en función de la información que recibe de fuentes de la industria. Y es que el Coronavirus (COVID-19) está causando problemas mucho más allá de los derivados de la salud de los afectados.

Cuando en China parece que comienzan a estabilizarse los casos (en el momento de redactar este artículo), en países como Italia y en menor medida España, Alemania o Francia, las cifras se disparan viendo como se aíslan poblaciones o se cierran colegios, universidades... Medidas ya adoptadas en China que han provocado la falta de suministros cuando del fabricante asiático dependen muchas empresas de todo el mundo.

Menos paneles en producción

Xiaomi

Desde China salen buena parte de los componentes y la industria tecnológica es una de las principales afectadas. De hecho, se estima que a lo largo de febrero y marzo las fábricas han visto caer la producción en un 30%, una cifra que en mayo estiman seguirá siendo negativa con pérdidas de producción de un 15%.

En el informe usan a Xiaomi como ejemplo. El fabricante asegura que en febrero ha reducido los suministros a nivel nacional un 20%, cifras que en abril sería de entre un 10 y un 15%. A partir de junio de 2020 esperan empezar a recuperar terreno gracias a la incursión en nuevos mercados como el indio o incluso el estadounidense.

Samsung

El caso de Samsung es distinto, pues el gigante coreano cuenta con las principales fábricas fuera de China, más concretamente en Mexico, Hungría o la República Checa y aunque Corea del Sur se ha visto fuertemente golpeada por el COVID-19, el suministro interno proviene de la fábrica que la empresa tiene en Vietnam.

La producción de paneles se reduce y esto podría tener dos consecuencias: subida de los precios de los mismos y a la vez se da prioridad a las marcas de primer nivel, de forma que marcas con menos potencial serían las más afectadas ante la posible pérdida de suministro.

En el mercado estadounidense, citan, no hay por ejemplo problemas de stock, si bien no descartan que sus suministros comiencen a flaquear en abril si la situación con el COVID-19 no se ha estabilizado para esas fechas.

Los frentes abiertos con el COVID-19 son muy numerosos. Los primeros y más importantes, de salud, pero más allá los hay económicos, laborales, financieros... todas las miradas están puestas en la evolución de la enfermedad a nivel global y si consiguen atajarla o empezar a controlarla en los países más afectados.

Vía | Thelec

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios