Publicidad

La batalla no sólo es LCD versus OLED: en los paneles LCD LED hay importantes diferencias entre Edge LED, Direct LED y FALD
Televisores

La batalla no sólo es LCD versus OLED: en los paneles LCD LED hay importantes diferencias entre Edge LED, Direct LED y FALD

Publicidad

Publicidad

Cuando hablamos de un televisor siempre nos centramos en el panel como el núcleo respecto al que crece todo el conjunto. Hay infinidad de propuestas y tecnologías y en este artículo que vimos en su día repasamos algunas de las tendencias en paneles OLED que más importancia tendrán en un futuro próximo.

Pero aunque el OLED y sus variantes representan al futuro más inmediato, no podemos dejar a un lado a los paneles LCD LED. Hablar de un panel LCD LED es referirse a una pantalla de cristal líquido que para iluminarse y a diferencia de los paneles OLED, es iluminada por diodos LED. Y la situación de estos diodos o bombillas en el panel, determina el uso de tres grandes sistemas: Edge LED, Direct LED y FALD (Full Array Local Dimming).

Edge LED

Edge Led

Es el sistema más económico y por lo tanto el empleado en los televisores más básicos que podemos encontrar en el mercado. Se sirve de una tira de diodos LED que se sitúan en la zona inferior de la pantalla que extiende su iluminación gracias al uso de una especie de placa que hace que la luz llegue a las distintas zonas de la pantalla con independencia que estas estén más o menos alejadas de los focos de LED.

Este sistema es económico pero también ofrece un resultado más discreto, pues dada la situación del sistema de diodos LED es más complicado iluminar o dejar a oscuras según que zonas del panel y por lo tanto lograr un buen contraste y unos negros más auténticos.

El sistema Edge LED tiene, eso sí, una importante ventaja, y es que junto a un precio más reducido, los modelos que lo usan suele ser televisores con un consumo energético menor y un diseño más estilizado (son menos gruesos) que el que ofrecen los basados en Direct LED o FALD.

Direct LED

Hisense B7500

El segundo sistema en la lista es el denominado como Direct LED. Empleado igualmente en televisores básicos, Direct LED es un sistema que hace uso de una serie de diodos LED que en esta ocasión se encuentran en la parte trasera del televisor. Esto provoca que los modelos que lo usan tengan más grosor por la situación de los LEDs en la zona trasera y un menor contraste al no poder contar con "Local Dimming".

Con "Local Dimming" nos referimos a un sistema que realiza una mejora de la iluminación de forma local con varias fuentes de luz que se encargan de dar luz a las distintas zonas de la pantalla para evitar que queden lugares oscuros. A mayor número de zonas de iluminación, más brillo y mejor imagen.

Direct LED no es un tipo de tecnología que abunde en el mercado, pues los fabricantes han optado bien por el anterior sistema Edge LED en sus modelos básicos, o por FALD (Full Array Local Dimming) para los televisores más completos.

Full Array Local Dimming (FALD)

Fald

La tecnología más potente es la llamada Full Array Local Dimming, de ahora en adelante FALD. Es la que usan los fabricantes para sus modelos de gama media o gama alta (la vimos en los modelos LED 8K de Sony) y es la que mejores prestaciones ofrece. Gracias a la situación de los diodos LED, se aumenta el contraste y se mejora el color y la imagen mostrados en pantalla.

En los televisores FALD, los diodos LED se encuentran en la parte trasera pero a diferencia del sistema Direct LED, el número de diodos es mucho mayor. La consecuencia es que la zona retroiluminada es mayor y más uniforme, lo que provoca la mejora en la calidad de imagen ya que el control en las zonas iluminadas y las que permanecen a oscuras es más preciso que en los anteriores sistemas. El nivel de contraste es mayor que en Edge LED y Direct LED, al igual que el nivel de brillo.

En estos modelos podemos encontrar, eso sí, diferencias. El sistema Local Dimming puede incorporar más o menos zonas de atenuación local. Hay modelos que tienen poco más de 150 zonas de atenuación a otros que pasan de 500. Una diferencia que repercute en la calidad de imagen y también en el precio, pues hablamos de distintas gamas de producto.

De hecho, en el CES 2020 hemos visto la serie X10 de TCL con 768 zonas de atenuación o un monitor de Dell con panel mini LED, una evolución del sistema FALD que lograr aumentar el número de zonas de atenuación local hasta las 2.000 zonas de atenuación.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios