Compartir
Publicidad

¿Aún no has protegido tu proyector con un SAI? Descubre por qué es importante hacerlo

¿Aún no has protegido tu proyector con un SAI? Descubre por qué es importante hacerlo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los aficionados al cine en casa que tenemos actualmente o hemos disfrutado un proyector sabemos que la lámpara es la responsable de la mayor parte del coste derivado del mantenimiento. Si no tiene ningún defecto de fabricación y se utiliza correctamente, un proyector no tiene por qué dar problemas de funcionamiento.

Eso sí, al margen de lo cuidadosos que seamos, cuando la lámpara alcance su umbral máximo de horas de uso (entre 2.000 y 4.000 horas según los fabricantes), tendremos que cambiarla, y no son precisamente baratas (prácticamente todas las de las primeras marcas superan los 250-300 euros). Por esta razón, todo lo que podamos hacer para dilatar su vida útil será bienvenido.

Uno de los contratiempos que puede mermar la vida útil de la lámpara es un corte del suministro eléctrico. Como sin duda sabéis, cuando apagamos el proyector el ventilador incrementa su régimen de giro para completar el ciclo de refrigeración de la lámpara y reducir su temperatura de forma homogénea. Y, como es lógico, si la responsable del apagado es una interrupción del suministro, el ventilador no se pondrá en marcha y la lámpara permanecerá caliente mucho más tiempo.

¿La solución? Instala un SAI

Una forma eficaz y relativamente económica de prevenir este problema consiste en conectar nuestro proyector a un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI). Por fortuna, no es imprescindible gastarse un dineral en uno de estos equipos, por lo que un SAI para informática de elevada calidad que nos garantice que va a ser capaz de entregar la potencia suficiente para mantener encendido nuestro proyector durante todo el ciclo de refrigeración de la lámpara (dos o tres minutos habitualmente), será suficiente.

Además, estos dispositivos también evitarán que un pico de tensión o un transitorio dañe la fuente de alimentación, o, lo que es peor aún, la circuitería o la lámpara. Algunas marcas con productos interesantes y precios razonables a las que podéis echar un vistazo son APC, Salicru, Trust o MGE, entre otros fabricantes.

Un último apunte: no mováis el proyector mientras la lámpara esté caliente. Las vibraciones pueden acortar sensiblemente la duración del filamento, y, por tanto, también la vida útil de la lámpara.

En Xataka Smart Home | Los proyectores D-ILA de JVC por fin son compatibles con señales de vídeo 4K

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio