Compartir
Publicidad

La falta de actualizaciones de seguridad hacen que casi todos los routers del mercado puedan ser vulnerables a ataques

La falta de actualizaciones de seguridad hacen que casi todos los routers del mercado puedan ser vulnerables a ataques
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de seguridad en la red del hogar el router es el primer punto que debemos vigilar. Hay una serie de pautas, tanto vía software cómo la que podemos llevar a cabo nosotros mismos con algunos pasos muy sencillos, que pueden mejorar algunos aspectos. Uns pequeños trucos que a veces son inservibles debido a fallos en la fabricación de los routers y de hecho, hemos visto alguno.

Y es que el router es un tipo de aparato muy susceptible frente a amenazas externas. Un elemento muy delicado por lo esencial que es en nuestro día a día, tanto a nivel profesional como a nivel doméstico y por la cantidad de datos que circulan por sus circuitos. De hecho acaban de publicar un estudio que asegura que el una inmensa mayoría de los modelos que podemos encontrar ofrecen grandes debilidades.

El estudio ha sido publicado por The American Consumer y las cifras que arroja son estremecedoras: el 83% de los routers de los que hacemos uso no son seguros. De hecho aseguran que cinco de cada seis modelos ofrecen grandes brechas de seguridad, favorecidas por la falta de actualización por parte de los fabricantes. Y es que pensemos un poco, ¿cuantas actualizaciones ha recibido nuestro router?

Un 83% de los routers del mercado son inseguros y ofrecen agujeros de seguridad que no han sido parcheados y ojo, que para llegara a esta conclusión se han analizado hasta 186 modelos de las marcas más conocidas cómo son Asus, AVM, Belkin, Cerio, D-Link, Linksys TrendNet, NetGear, TP-Link, Zyxel. Y en ellos se han detectado hasta 32.003 vulnerabilidades diferentes, ahí es nada.

Esta falta se seguridad se agrava no sólo por la cantidad de vulnerabilidades encontradas, sino porque de todas ellas, hasta un 28% son calificadas cómo críticas. De hecho cada modelo puede estar afectado por hasta 12 vulnerabilidades críticas que no han sido corregidas y que pueden ser usadas por ciberdelincuentes.

Además, el estudio no sólo se limita a los routers, pues otro de los elementos que cobra protagonismo en nuestras vidas, el hogar conectado, también aparece reflejado en el mismo. Los dispositivos IoT ofrecen enormes agujeros de seguridad, bien ocasionados por defectos en su diseño por parte de los fabricantes o por nuestro comportamiento. Y ojo, porque dada la conectividad Wi-Fi que ofrecen, suponen una puerta de entrada muy apetitosa para delincuentes en la red.

De hecho los ataques a este tipo de productos se han disparado un 600% en 2017. Una cifra que irá creciendo, pues aún estamos en mantillas en lo que se refiere a la implantación de este tipo de dispositivos.

Estas cifras ponen de manifiesto la importancia, ahora más que nunca, de contar con las últimas actualizaciones en nuestros dispositivos y con la necesidad de que los fabricantes las ofrezcan para sus productos en el mercado más allá de los nuevos modelos van lanzando periódicamente.

Fuente | The American Consumer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio