Extensor WiFi o PLC con WiFi: qué diferencias hay, ventajas e inconvenientes de usar cada uno de ellos
Redes locales

Extensor WiFi o PLC con WiFi: qué diferencias hay, ventajas e inconvenientes de usar cada uno de ellos

Las redes WiFi son ya imprescindibles en nuestras vidas digitales. Nos permiten conectarnos a Internet y sus múltiples servicios cuando estamos en casa y no queremos usar datos de nuestra operadora móvil o conexiones cableadas. Sin embargo, no siempre su rendimiento dentro de la vivienda es el óptimo, teniendo ralentizaciones, cortes en la conexión, áreas que se quedan sin cobertura o simplemente incrementos en el retardo de los paquetes que nos impiden jugar online.

Normalmente la conexión suele ser buena cuando estamos cerca del router, pero en las habitaciones más alejadas generalmente es difícil que nos llegue bien la señal, situación en la que es conveniente recurrir a alguna ayuda en la forma de routers adicionales, puntos de acceso, extensores de señal, sistemas Mesh o redes PLC, como ya vimos en este artículo más en detalle.

Hoy vamos a centrarnos en señalar las diferencias entre dos de las alternativas más sencillas y económicas que tenemos a nuestra disposición, los extensores WiFi y los PLC con WiFi integrado, para ver qué nos ofrecen, sus ventajas e inconvenientes.

Extensores WiFi: qué son, ventajas e inconvenientes

Wifi Amplificador

La forma más sencilla, rápida y económica para mejorar la cobertura inalámbrica dentro de casa es un extensor o amplificador de la señal WiFi. Se trata de equipos de pequeño tamaño que podemos conectar directamente a un enchufe o regleta y son capaces de amplificar la señal de una red WiFi ya existente.

Para ello detectan la señal de la red WiFi que ya tengamos en casa y la amplifican para que llegue más lejos, ampliando así el radio de cobertura por las habitaciones. La red resultante tendrá habitualmente el mismo nombre o identificador que la original y se copiará la contraseña de forma automática, sirviendo el extensor como una especie de puente bidireccional entre la red antigua y la nueva generada por él mismo.

En algunos casos, además de ampliar las redes existentes los extensores también crean su propia red WiFi totalmente independiente, con un nombre diferente y otra contraseña. Esto tiene la desventaja de que tendrás que reconfigurar tus dispositivos para conectarte, aunque si siempre vas a tener esos dispositivos conectados al extensor, es un mal menor a cambio de un mejor funcionamiento.

repetidor wifi

Su principal ventaja es la sencillez. Basta con enchufar a la corriente el adaptador y poco más. No importa si lo hacemos a una regleta, SAI, ladrón de toma de corriente o similar, ya que no afectará al rendimiento. En la mayoría de los casos la configuración se realiza de forma automática teniendo quizá solo que cambiar algunos parámetros si queremos por ejemplo una nueva contraseña.

Además, los extensores WiFi se caracterizan por ser equipos relativamente baratos, por lo menos si lo comparamos con el resto de opciones disponibles en el mercado.

Su inconveniente es que no suelen contar con las últimas prestaciones del mercado o si lo hacen ya no son tan económicos. Tampoco saben analizar el estado general de las redes inalámbricas de casa y si queremos un área de cobertura muy amplia deberemos recurrir a instalar varios de estos equipos que quizá no se lleven muy bien entre sí reduciendo la velocidad máxima ofrecida.

Su rendimiento también dependerá de la forma y dimensiones de la vivienda así como de la distribución de los tabiques y configuración de las habitaciones. Así, por ejemplo, si queremos llevar la conexión a una habitación muy alejada del router por un largo pasillo sin enchufes para conectar el extensor, puede que la señal original no llegue correctamente a la habitación del fondo para ser amplificada por el extensor y no lograremos buenos resultados.

Es decir, para poder extraer todo su potencial necesitaremos que esté situado en un lugar intermedio entre el router y la habitación donde queremos llevar la conexión, y que además la señal original del router le llegue con un nivel de potencia adecuado. De lo contrario no lograremos mucha más velocidad de conexión.

Además, no podremos aprovechar la conexión en su totalidad si el router de casa es poco potente, puesto que estaremos limitados en un cuello de botella a la máxima velocidad que la interfaz inalámbrica del router sea capaz de gestionar. Por ejemplo, de poco nos servirá comprar un amplificador con WiFi 6 de alta velocidad si el router cuya señal amplifica solo es capaz de trabajar con WiFi 4.

Adaptadores PLC con WiFi integrado

plc

Otra de las opciones disponibles en el mercado son los adaptadores PLC con WiFi integrado. Se trata de sistemas muy sencillos de instalar que utilizan la red eléctrica de casa ya existente para llevar la conexión de forma cableada hasta las distintas habitaciones.

Constan de un primer adaptador PLC generalmente sin interfaz WiFi que se conecta al router de la operadora por Ethernet y de diferentes nodos o adaptadores satélite adicionales repartidos por las habitaciones.

plc wifi

El adaptador principal envía la señal de datos a través de los cables eléctricos de la vivienda hasta las distintas salas de la casa. Una vez allí, el adaptador PLC satélite con capacidades WiFi recoge la señal de datos procedente del enchufe eléctrico y establece un punto de acceso inalámbrico al que se conectarán nuestros dispositivos como móviles, ordenadores, etc.

Suelen ser una muy buena opción y ofrecen un excelente rendimiento en instalaciones eléctricas relativamente modernas, aunque no están tampoco exentos de problemas y posibles situaciones de cortes y fluctuaciones de la velocidad que pueden llegar a resultar en un auténtico quebradero de cabeza.

Plc Wifi1366

Su principal ventaja es que son muy sencillos de instalar y configurar. Basta con enchufarlos a una toma libre en la pared y poco más como emparejarlos en algunos modelos o ajustar algunos parámetros por medio de una aplicación móvil. Además, también nos suelen ofrecer puertos Ethernet integrados para conectar equipos por cable en las habitaciones.

Su desventaja es que son soluciones más caras que los simples amplificadores de cobertura. Si buscamos por modelos con lo último en estándares de conectividad y que incluso sean compatibles con redes en malla, entonces el precio sube rápidamente.

Además, su rendimiento real dependerá del estado de la red eléctrica de la casa, de los electrodomésticos que tengamos enchufados y de si los dos nodos están bajo el mismo circuito eléctrico en el cuadro de luces. Esto puede hacer que, dependiendo de cada caso particular, el rendimiento sea excelente o muy deficiente, algo que no sabremos hasta haberlos comprado e instalado en casa.

Temas
Inicio