Cuáles son los electrodomésticos y dispositivos que más energía gastan en casa: guía para ahorrar con la nueva factura de la luz
Iluminación y energía

Cuáles son los electrodomésticos y dispositivos que más energía gastan en casa: guía para ahorrar con la nueva factura de la luz

Las lavadoras, frigoríficos, hornos, lavavajillas, vitrocerámicas, etc. son nuestros mejores aliados a la hora de realizar las tareas del hogar, pero también los que más electricidad gastan. ¿Cuáles consumen más y qué medidas podemos tomar para adaptar su uso a la nueva factura de la luz que ha entrado en vigor en junio de 2021 para ahorrar al máximo?

Según el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE), un hogar medio en España consume unos 4.000 kWh al año en electricidad, siendo la mayor parte debido al uso de grandes electrodomésticos con alrededor del 61,8% del total y el resto a otros pequeños dispositivos de uso diario y al "consumo fantasma" o de equipos en modo de espera, que supone hasta un 6% del total.

Entre los electrodomésticos típicos del hogar podemos diferenciar claramente dos clases de equipos en función de su tiempo de uso y del gasto energético. En primer lugar tenemos los que consumen mucha potencia de forma puntual (típicamente más de 1.000 vatios) necesitando gran energía durante periodos cortos, como por ejemplo el horno, la plancha, la vitrocerámica o la lavadora.

horarios

Y en segundo lugar están los que tienen un bajo consumo (muy por debajo de 1.000 vatios) pero su tiempo de utilización es de muchas horas a lo largo del día, como por ejemplo sucede con los frigoríficos, congeladores o la televisión. Además, como en el caso de los frigos, no se pueden apagar para ahorrar, lo que nos obliga a tenerlos encendidos todo el día.

Por ello, si queremos ahorrar al máximo, debemos tratar de trasladar el uso del primer grupo de equipos a los periodos horarios valle y llano. Si recordamos, el tramo llano tiene un coste intermedio y se sitúa entre las 8 y las 10 horas, las 14 y las 18 horas y entre las 22 y 24 horas. El tramo valle es el más barato y comprende entre la medianoche y las 8 de la mañana así como durante todas las horas de los fines de semana y festivos.

Si puedes, haz la colada los fines de semana

Novelty Banner Laundry 2

La lavadora es responsable de aproximadamente el 7,3% del gasto energético en los hogares (frente al 2-3% de las secadoras), estando hasta el 80% de esta cifra relacionada con el calentamiento del agua para el proceso del lavado.

Por ello, si la ropa no está muy sucia lo recomendable es utilizar programas "eco" que lavan con menos temperatura, así como reducir el número de revoluciones por minuto en los procesos de centrifugado si vivimos en un lugar soleado y podemos tender las prendas fuera para que se sequen.

Por supuesto, siempre que sea posible debemos intentar trasladar la colada a los fines de semana, festivos, o si nuestra lavadora no es muy ruidosa también nos conviene ponerla a partir de las doce de la noche o a primera hora de la mañana.

La plancha también forma parte de la colada y es un aparato que consume de forma puntual gran cantidad de energía al calentarse, por ello lo recomendable es trasladar su uso a los fines de semana y cuando nos pongamos a planchar hacerlo para el máximo de prendas que se posible, de forma que aprovechemos el calor generado por su resistencia.

Es decir, es mucho más costoso encender la plancha para un par de prendas cada día que esperar al fin de semana y esta una hora planchando todas a la vez.

Adaptar tus horarios de cocinado puede suponer una gran ahorro

El punto de los horarios de la comida es problemático, puesto que en cada hogar hay distintos horarios de trabajo, los colegios, incluso influyen nuestras manías personales. Pero lo que si podemos tratar de hacer es cambiar los horarios en los que elaboramos la comida.

El horno representa según el IDAE el 5,1% del consumo energético, frente al 9% de las placas de vitrocerámica y el 2% del microondas. Los tres deben generar gran cantidad de calor durante cortos periodos de tiempo, pero podemos tratar de ahorrar de dos modos diferentes.

Banner Novedades Steakmaster 3 Scaled

En primer lugar, aprovechando el calor residual apagándolo unos minutos antes de tiempo. También podemos aprovechar para cocinar varios platos al mismo tiempo o uno detrás de otro, no abrir la puerta si no es necesario y si el plato a elaborar requiere estar más de una hora, no es necesario ponerlo a precalentar.

Además, si podemos trasladar el cocinado a los horarios valle y llano podremos ahorrar hasta un 95% con respecto al uso de estos electrodomésticos en horario punta. Por ejemplo, si es posible empezar a cocinar a partir de las 14:00 horas o dejarse hechos algunos platos o pasos de la comida por la mañana, podremos lograr un ahorro importante.

Directsense Izq Novedades

Y por supuesto, tras cocinar y comer toca limpiar. Si tenemos lavavajillas estaremos gastando aproximadamente el 2% del consumo mensual en este aparato, que sobre todo gasta al calentar el agua. De ahí que resulte conveniente usar programas ecológicos que lavan a menor temperatura, estando los programas de más de 65 grados recomendados solo para casos en los que queramos lograr la máxima desinfección.

El frigorífico, ese gran consumidor de electricidad

Los frigoríficos son enormes aparatos que pese a su tamaño tienen un gasto energético reducido. Con unos consumos que rara vez superan los 200-300 vatios, la clave con estos electrodomésticos es que están encendidos las 24 horas del día, lo cual supone hasta el 18,9% del total del gasto.

No podemos apagarlos y pasar su uso a horarios de bajo coste, pero podemos aplicar algunos turcos para rebajar el gasto que producen. Para empezar, dejar espacio en los laterales y en su parte trasera siempre que sea posible para mejorar su refrigeración y mejorar su eficiencia. También es conveniente limpiar las resistencias traseras, si las tiene, al menos una vez al año.

electrodomésticos

Es útil evitar que le dé la luz solar directa para evitar calentamientos y si es posible no es recomendable tener instalado el horno junto a la nevera. Por supuesto, hay que intentar minimizar la apertura de las puertas. Es este sentido, los modelos que cuentan con 4 puertas pierden menos frío que los de dos puertas y a la larga gastan menos.

Además, siempre que podamos debemos evitar introducir alimentos calientes directamente en la nevera y si nuestro modelo cuenta con un modo de enfriamiento rápido, podemos activarlo en los horarios valle o llano para forzar a la máquina a funcionar en esos momentos de menor coste eléctrico, generando un frío que se mantendrá durante el resto del día.

Calefactores, aire acondicionado y termos

Otros de los grandes consumidores energéticos de la vivienda son los equipos de climatización, los calefactores, radiadores eléctricos, sistemas de aire acondicionado fijos y portátiles así como los termos eléctricos para agua caliente.

En aquellos casos donde sea posible es recomendable trasladar su encendido a los horarios de menor consumo, ya sea comprando equipos con acumuladores de calor o mediante programadores externos, aunque también podemos hacerlo manualmente si no nos importa estar pendientes cada día.

Luz 1366 2000

Por ejemplo, los termos eléctricos necesitan mucha energía durante un par de horas para poner a calentar el agua y luego van consumiendo muy poco a poco a lo largo del día para mantener el agua a punto. Podemos optar por encenderlos a partir de las 12 de la noche para que hagan este gran consumo en horario de tarifa reducida y que tengan el agua lista para la ducha de la mañana y luego dejarlos apagados durante el día o ponerlos a la mínima temperatura posible.

Algo parecido sucede con los aires acondicionados y bombas de calor, podemos programar o gestionar su encendido en las horas valle para que produzcan más frío o calor del que necesitamos durante un par de horas y luego rebajar esas temperaturas al mínimo posible en los horarios más costosos para ahorrar unos céntimos cada día.

La tele, la ladrona silenciosa de vatios

En mucho hogares, incluido el mío, hay la costumbre de encender la tele por la mañana y dejarla puesta casi todo el día, como para "crear ambiente", gastando y gastando muchas veces sin que estemos viendo algún programa concreto.

Esto hace que el consumo se dispare y que el televisor suponga hasta el 7,5% del gasto eléctrico en los hogares. ¿Qué podemos hacer? Pues lo más inmediato sería encenderla solo cuando vayamos a verla de verdad. Pero también hay más opciones.

Teles 1366 2000

Por ejemplo, la mayoría de modelos modernos permiten apagar la pantalla pero dejar funcionando el sonido, algo que nos permite crear ese sonido ambiental sin gastar más de la cuenta.

También es recomendable configurar un nivel de brillo del panel poniéndolo en bajo para cuando el uso sea generalista y un modo de máximo brillo cuando realmente vayamos a aprovecharlo con alguna película o serie, con independencia de que nuestro modelo sea LCD-LED u OLED.

Los modelos más grandes consumen más, por ello si hay ocasiones en las que podemos optar por una tele más pequeña donde la calidad de imagen no sea prioritaria, como por ejemplo una para poner en la cocina, en la salita o el cuarto de estar, a la larga estaremos ahorrando sobre todo si la tenemos encendida con frecuencia.

Pequeños gadgets, gran consumo

Tenemos un enjambre de pequeños dispositivos y gadgets que necesitan electricidad, a veces enchufados forma directa a la pared y otras por medio de baterías. Móviles, mandos, reproductores musicales, radios, electrodomésticos como batidoras, aspiradores, robots de cocina, altavoces inteligentes, auriculares, tabletas, ordenadores portátiles, etc.

Son un grupo numeroso de equipos que en conjunto sí suponen un gasto importante, sobre todo si no nos fijamos en cuándo los enchufamos para su recarga. Con los nuevos tramos horarios es conveniente ponerlos a cargar por la noche y en festivos, algo que nos ahorrará hasta el 95% de su consumo.

Fantasma 1366 2000

En cuanto a los LEDs de estado y el consumo en modo de espera, como señalábamos al principio puede llegar a suponer hasta el 6% del total del gasto y la solución en la mayoría de ocasiones es sencilla: usar una regleta para dejarlos completamente apagados.

Sin embargo, esto no siempre es posible hacerlo, ya que hay equipos como los televisores OLED que necesitan estar en modo standby para efectuar tareas de mantenimiento de los píxeles. Los routers también conviene dejarlos siempre encendidos durante el día, aunque si no los usamos por la noche podemos apagarlos para ahorrar unos céntimos cada día.

Más información | IDAE
Foto | Ralph (Ravi) Kayden

Temas
Inicio