Compartir
Publicidad

Winbot, el robot limpiaventanas sin imán [Innorobo 2013]

Winbot, el robot limpiaventanas sin imán [Innorobo 2013]
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque tiene nombre de spyware, Winbot es un robot limpiaventanas. No es el primero, porque ya lleva un par de años en el mercado Windoro, a quien conocimos en la IFA 2011, solo que a diferencia de aquel, este funciona sin necesidad de un imán al otro lado del cristal.

Para poder limpiar superficies verticales sin caer, Winbot utiliza un elaborado sistema de succión que le permite sujetarse a la vez que deslizarse. Parece sencillo, pero no lo es tanto, porque conseguir el vacío es fácil, basta con sacar el aire, pero una vez logrado desplazarse sin deshacerlo es más complicado.

Winbot - robot limpiaventanas - 2

Gracias a este sistema de sujección, Winbot es más fácil de utilizar, ya que no necesitamos emparejar las dos piezas a cada lado de la ventana. La pega, sin embargo, es que al depender de un sistema de aspirado para mantenerse adherido y a la potencia que éste necesita, no puede funcionar únicamente con baterías, así que un largo cable lo acompaña siempre en su recorrido.

A pesar de este pequeño inconveniente, más estético que práctico, Winbot es un limpiaventanas bastante bien pensado, especialmente en cuanto a medidas de seguridad se refiere.

Por ejemplo, en el caso hipotético de que se fuera la luz en casa, dispone de una batería de reserva que le permite mantenerse 30 minutos sujeto a la espera de que vuelva la electricidad o lo rescatemos. Además, el robot deja de limpiar, se desliza hasta la parte más baja de la ventana para minimizar daños en caso de una eventual caída y emite sonidos periódicos de alarma.

Winbot - robot limpiaventanas - 4

Por si esto no fuera suficiente, cuenta también con una ventosa de seguridad en la que podemos anclar el cable, por lo que es prácticamente imposible que el robot acabe cayendo.

En cuanto a limpieza se refiere, es bastante low-tech. Cuenta con dos paños intercambiables en la parte frontal y trasera, que debemos humedecer con limpiacristales en cada uso. Luego el robot mide la ventana bajando y subiendo hasta encontrar los bordes, recorre el cristal con un patrón rectilíneo dos veces y emite un sonido cuando ha acabado.

Quizás se echa en falta un pequeño depósito que humedeciera el paño con líquido limpiacristales de vez en cuando, porque hacerlo nosotros para cada nueva ventana puede ser un poco engorroso, pero bueno.

Winbot - robot limpiaventanas - 2

Otro aspecto a destacar es que dispone de un mando a distancia con el que podemos manejarlo. Es útil por ejemplo para cuando al robot le da por acabar la limpieza en una parte de la ventana a la que no llegamos. En fin, que parece estar todo bastante pensado.

Actualmente existen dos modelos de la serie 7 de Winbot. El más económico es para ventanas con marco --reconoce los bordes con un parachoques--, y si no recuerdo mal se comercializa por 299 euros. El otro añade un sensor que le permite detectar el final de espejos, mesas de cristal y ventanas sin marco, y su precio asciende a 349 euros.

Limpiar ventanas siempre ha sido una de las cosas que más he detestado. Sobre todo las grandes correderas, que tenemos que descolgar para poder limpiar la cara exterior, porque hay una a la que nunca podríamos acceder desde dentro, así que Winbot me parece una buena opción para aquellos a los que les guste ver a través de sus cristales pero odien limpiarlos.

Más información | Ecovacs En Xataka Smart Home | Innorobo 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio