Compartir
Publicidad
Publicidad
Si estás pensando en comprar un robot aspirador estos son algunos aspectos que debes estudiar
Electrodomésticos innovadores

Si estás pensando en comprar un robot aspirador estos son algunos aspectos que debes estudiar

Publicidad
Publicidad

¿Eres de los que aún usas en casa cepillo, recogedor y fregona? En ese caso podría decirte que estás a un paso de ser un dinosaurio tecnológico y que conste que yo mismo me podría aplicar ese adjetivo puesto que sigo conviviendo en casa con esos utensilios cuyo uso hemos aprendido y heredado de padres y abuelas.

Y digo dinosaurio tecnológico de forma cariñosa, pues si hay un elemento en la cocina que está llegando con una fuerza imparable en los últimos tiempos ese es el robot de limpieza. Un aparato que a muchos puede recordar a esas máquinas que corrían por los pasillos de las naves de Star Wars o Battlestar Galactica y que ahora pueblan las casas de muchos usuarios planteando de forma autónoma una lucha diaria contra las pelusas, polvo y suciedad en general.

No hace mucho era sólo una marca la que dominaba el mercado. Hablamos de Roomba, tanto es así que para muchos el concepto de robot limpiador aún se sigue asimilando con dicha marca al igual que identificamos tableta con iPad. Sin embargo la realidad hoy día es bien distinta y son muchas las marcas que ofrecen productos en este terreno. Aparatos de buenas prestaciones que ponen a prueba al consumidor a la hora de decidirse por uno u otro modelo.

Y es que llegado el caso, a la hora de optar por uno u otro modelo, existen una serie de consideraciones a tener en cuenta. Aspectos en los que es conveniente fijarse para elegir el que más se ajuste a nuestras necesidades, siempre claro sin perder de vista un elemento básico como es el precio.

Consideraciones previas, factores a observar

Los robots de limpieza han experimentado una evolución desde que llegaron los primeros modelos que ofrecían un rendimiento que, seamos sinceros, dejaba bastante que desear. Ahora los existentes han mejorado en funcionalidad y prestaciones gracias a la inclusión de tecnologías avanzadas que les ayudan a optimizar su funcionamiento. Ya sea con sensores de navegación, detectores de nivel de suciedad o equipados con luz ultravioleta para desinfectar superficies, la variedad es enorme. Así por lo tanto hay una serie de aspectos, de funciones que podemos tener en cuenta a la hora de optar por uno u otro modelo.

Sistema de guiado
Robot 5

El elemento que determina en mayor medida la autonomía en los quehaceres de un robot de limpieza es el sistema de navegación que equipa. Y es que gracias a este sistema se determinará la forma en la cual se mueve para llevar a cabo las labores de limpieza.

Encontramos en este sentido modelos básicos que se mueven de forma aleatoria. Chocan contra un obstáculo y con una especie de efecto rebote siguen la limpieza por otra parte. No es un robot inteligente, no tienen sistema de navegación y su rendimiento es menor pero claro, son más baratos.

En un segundo escalón encontramos modelos que cuentan con un sistema de navegación inteligente gracias a la incorporación de distintos tipos de sensores (ya sean mecánicos, acústicos u ópticos) con los que analizan lo que les rodea de forma que mapean su entorno para moverse por así sin chocar por las distintas habitaciones del hogar.

Y así llegamos a un tercer nivel, los más dotados que ofrecen sistemas de navegación que además son capaces de determinar la cantidad de suciedad existente. De esta forma pueden dedicar más tiempo a trabajar en una zona que ofrece mayor cantidad de suciedad a eliminar. Son los modelos más caros del mercado.

Incluso podríamos determinar aquí un nivel superior englobado por aquellos modelos que cuentan con accesorios para crear paredes virtuales para moverse por zonas acotadas. Y es que con estos complementos se pueden delimitar virtualmente en qué zonas de la casa no queremos que actúe nuestro robot. Podemos colocar el accesorio para crear esa frontera invisible de forma que el robot limpie por ejemplo el salón y los dormitorios pero no entre en los baños.

Posibilidades de limpieza
Irobot Roomba 980 Carpet Boost

No todos los modelos ofrecen la misma capacidad de limpieza. Así en función de los mecanismos que incorporen encontramos algunos que sólo limpian el polvo como si fueran una mopa mientras que otros, mas avanzados, al mismo tiempo cuentan incluso con filtros para evitar que el polvo se extienda.

Además según la marca y el modelo vamos a encontrar una variedad grande en lo referente al tipo de escobillas y cepillos (de rodillo, de pincel...) usados así como a la disposición en el aparato, ofreciendo una distribución que puede ofrecer mejor o peor resultado.

Y junto a la forma de aspirar hay que estudiar también cual es la potencia de aspiración que ofrece uno u otro modelo. Se trata de buscar una potencia que se combine de forma acertada con la forma de limpieza y es que aquí también se podría aplicar eso de "potencia sin control no sirve de nada". No sirve mucha potencia si el modelo no cuenta con un sistema de navegación óptimo o una buena disposición de los cepillos.

Capacidad del depósito
Robot 4

Otro factor a estudiar es la capacidad que ofrece el depósito para recoger los residuos. Y es que contar con un robot aspirador autónomo del cual tengamos que estar cada dos por tres vaciando el depósito de residuos no tiene mucho sentido.

En este sentido tenemos que valorar el tipo de casa o estancia a limpiar, si es más o menos grande, así como la cantidad de suciedad que se suele acumular. Es el caso de una casa con mascotas, que gracias al pelo que sueltan van a requerir de un robot con una capacidad mayor de almacenaje de residuos. Es más, algunos modelos más caros incluyen un avisador de depósito lleno que nos evita el tener que estar pendientes. No obstante y por regla general, lo más adecuado es partir de una capacidad de 0,400 centilitros.

 Autonomía
Robot 3

El caballo de batalla de muchos aparatos hoy día que aquí cobra mayor importancia. Si nuestra casa es grande debemos buscar un robot de limpieza que ofrezca una autonomía que le permita trabajar tras una carga completa sin tener que volver a la base. Es cierto que hay modelos, la mayoría, que vuelven a la base de forma automática cuando se comienza a agotar la batería para volver a cargarse pero lo ideal es contar con la mayor autonomía posible para minimizar el tiempo que dura la limpieza.

Además es un factor más que interesante el que nuestro robot cuente con la posibilidad de establecer programas de limpieza. Se trata ante todo que el robot trabaje autónomamente y para ello la posibilidad de establecer programas es importante.

En los modelos más básicos no vamos a encontrar casi esta función o si existe es demasiado básica. En los modelos más caros si podemos encontrar una función de programación más eficiente con la que determinar desde la horas o días en los que limpiar e incluso de programar que zonas de la casa queremos que limpie en momentos determinados.

Ruido

Un factor que no debemos pasar por alto es el ruido que genera en la limpieza y es que muchas veces mientras se está llevando a cabo el proceso estamos descansando en casa. Por eso es interesante buscar un modelo que genere un nivel bajo de ruido.

Normalmente la cifra habitual de un robot de limpieza está entre los 50 y los 80 dB, de forma que cuanto más cercana sea esa cifra a esos 50 dB más cómodo será el uso de nuestro robot.

Filtros que usa
Irobot Roomba 980 Aeroforce

Lo hemos comentado antes de pasada y es que cuando el robot limpia hace que los cepillos puedan levantar polvo y partículas que se añaden a la corriente de aire de succión. En este sentido es importante que el robot cuente con un sistema de filtros por los que pasen las partículas y es que aunque cuenta con un deposito en el que se almacenan los residuos, el aire de la succión vuelve a salir y puede arrastrar cierta cantidad de elementos.

De esta forma la integración de sistemas de filtrado en un circuito por el que pasa el aire impide que vuelvan a salir al ambiente. Algo muy importante para evitar sobre todo problemas de respiración y alergias por lo que es aconsejable optar por modelos que hagan uso de un filtro HEPA. Se trata de un sistema que permite retener y fijar partículas de hasta 0,3 μm de forma que ofrecen un mayor limpieza del aire en casa.

Y una vez vistos algunos parámetros básicos a la hora de decantarnos por uno u otro modelo, llega el turno de elegir entre el catálogo de alternativas que podemos encontrar en el mercado, pero eso lo dejamos ya para otro artículo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos