Qué electrodomésticos conviene desenchufar cuando nos vamos unos días de vacaciones
A fondo

Qué electrodomésticos conviene desenchufar cuando nos vamos unos días de vacaciones

Ya lo tienes todo listo para salir unos días de vacaciones y llega el momento de hacer las maletas y preparar la casa para que esté unos días sin nadie al timón. ¿Conviene hacer algo especial con nuestros queridos electrodomésticos para encontrarlo todo en perfectas condiciones a la vuelta y ahorrar en la factura de la luz?

Es una pregunta que muchos nos hemos planteado alguna vez al irnos fuera y para la que hay consejos de todo tipo. Desde los que explican que es mejor no tocar nada e irnos sin más, hasta los que prefieren apagar directamente el interruptor general de la luz para ahorrar al máximo.

La mejor opción dependerá de cada caso en concreto, de qué electrodomésticos tengamos, de cuánto tiempo vayamos a estar fuera y de lo que prioricemos. Por eso, a continuación os proponemos un repaso por las opciones más habituales con las que mantener el mejor equilibrio entre ahorro de energía y seguridad de nuestros equipos.

Cuadro Luz1366

Según el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE), un hogar medio en España consume unos 4.000 kWh al año en electricidad, siendo la mayor parte debido al uso de grandes electrodomésticos con alrededor del 61,8% del total y el resto a otros pequeños dispositivos de uso diario y al "consumo fantasma" o de equipos en modo de espera, que supone hasta un 6% del total.

Y podríamos pensar que si nos vamos a ir unos días fuera de casa para evitar este consumo fantasma lo mejor es bajar la palanca general en el cuadro de luces de casa, pero no siempre es la mejor opción, aunque es cierto que sí podemos jugar con algunos de los diferenciales en según que secciones de la vivienda para tener el máximo ahorro.

Frigorífico y congelador

frigo

En este artículo calculamos cuánto puede llegar a gastar un frigorífico funcionando durante todo un mes, y obtuvimos como resultado una cifra que rondaba entre 6 y 15 euros en función del tamaño, características y prestaciones, cifras que incluso se pueden superar con la incesante subida en el precio de la luz y si nuestro modelo es de tipo americano, side by side o uno antiguo muy poco eficiente y que no cuente con buen aislamiento.

Por ello, si vamos a estar muchos días fuera de casa (por ejemplo alrededor de un mes o más), lo más recomendable es desenchufarlo o apagarlo completamente, para lo cual deberemos haber consumido previamente todo su contenido, limpiado sus superficies internas y dejado las puertas abiertas para que no haya malos olores a la vuelta.

Si estamos pensando en salir fuera solo unos días, como por ejemplo un fin de semana largo, podemos elegir una opción intermedia que es activar el "modo vacaciones", en el caso de que nuestro modelo lo tenga.

frigo

Lo que hace esta función es subir unos grados la temperatura objetivo del frigo de los entre 3 o 5 habituales a entre 10 y 15 grados, bajando el consumo eléctrico, pero también, no debemos olvidarlo, conservando peor los alimentos que en él almacenemos. Por ello es una medida interesante si solo vamos a dejar cosas no susceptibles de estropearse fácilmente a esa temperatura como bebidas, panes, frutas, verduras, embutidos y similares, pero no si queremos guardar carnes o pescados frescos.

Otro punto a considerar es el de los modelos más antiguos sin tecnología "no frost". Debemos tener en cuenta que el descongelado de estos equipos no es un proceso rápido. El tiempo depende de cómo de lleno tengamos el congelador, de forma que el tiempo final puede ir desde las 24 a las 48 horas.

Lo primero es vaciar el congelador de alimentos, bien para consumirlos o llevarlos a otro sitio en el que conservarlos. También sacar los cajones. Llegados a ese punto basta con desenchufar el congelador y poner en el suelo paños que absorban el hielo que se va a ir derritiendo al dejar la puerta abierta.

Calentadores, aire acondicionado y termos eléctricos

Termo1366

Son equipos que dejamos encendidos con mayor frecuencia en invierno para tener agua caliente en la vivienda, pero puesto que no vamos a estar en ella durante días es conveniente dejarlos apagados o directamente desenchufados de la red.

En cuanto a los equipos de climatización, tanto de aire acondicionado como de calefacción fijos o portátiles, también es conveniente dejarlos todos completamente desenchufados. Estos equipos, al apagarse habitualmente desde un mando a distancia se quedan en modo de espera consumiendo una cierta cantidad de vatios que puede incrementarse si además son modelos inteligentes.

Si podemos, conviene desenchufarlos, pero si no podemos porque están instalados directamente en una toma de enchufe, podemos averiguar a qué palanca del cuadro de luces corresponden y bajarla, suponiendo que se encuentre en otro circuito diferente al de otros equipos que queramos dejar en marcha, como un frigorífico.

Hornos, lavadora y lavaplatos

hornos

En el caso de los electrodomésticos más comunes en la cocina, como lavadora, lavavajillas, horno y microondas, lo conveniente es dejarlos "limpios y secos" antes de salir de casa durante unos días para evitar posibles malos olores al volver y la proliferación de microorganismos durante nuestra ausencia.

Por ejemplo, no es recomendable dejar platos y cubiertos sucios en el lavavajillas, ropa sucia en el tambor de la lavadora o el horno sin limpiar, ya que todo esto hará que florezcan las colonias de bacterias.

Además, si queremos ahorrar al máximo podemos también optar por desenchufarlos, con lo que nos evitaremos posibles consumos fantasma de por ejemplo los indicadores LED o los relojes digitales.

Quizá sea un proceso difícil si no tenemos fácil acceso directo a los enchufes, aunque nos queda la opción de bajar la palanca en el cuadro de la luz, pero probablemente estará en el mismo circuito que el frigorífico y tenemos que tener en cuenta que haciendo esto lo dejaremos también apagado.

Televisor y multimedia

tele

Son los reyes del salón, pero si vamos a estar sin usarlos durante semanas podemos directamente apagarlos o desenchufarlos para ahorrar unos euros durante nuestra ausencia.

Ordenadores, decodificadores de televisión por cable, reproductores, equipos de sonido, receptores de la TDT, videoconsolas, altavoces inteligentes, barras de sonido, etc. tienen modos de espera que pueden llegar a suponer entre el 7 y el 11% del total de toda la luz que consumimos al año. De ahí que convenga dejarlos fuera de servicio cuando nos vayamos.

Dispositivos de conectividad y seguridad

router

El caso de los routers y equipos de red es un tema recurrente que muchas veces nos preguntamos por temas de seguridad y de consumo eléctrico: ¿es mejor dejarlos apagados o encendidos? Pues depende del uso que les demos y de los sistemas que tengamos a ellos conectados.

Si lo que nos preocupa es que algún vecino molesto intente aprovechar nuestra ausencia para hacer ataques a nuestra red inalámbrica y aprovecharse de nuestra conexión siempre podemos apagar la WiFi y en caso de que tengamos un NAS o servidor dejarlo conectado por cable Ethernet.

Si no tenemos ningún servidor, NAS o similar que deseemos esté funcionando para por ejemplo subir fotos o ver contenidos desde la casa del pueblo, lo mejor es apagarlo todo por completo, incluidos adaptadores de PLC y amplificadores WiFi.

También puede darse el caso de que tengamos montado algún sistema avanzado de seguridad con cámaras IP, mirillas electrónicas o timbres inteligentes que nos avisen de quién ha venido a casa, a qué hora, etc.

En estos casos no podremos bajar "la general" directamente, ya que lo más probable es que cada equipo esté en un circuito eléctrico diferente. Además deberemos dejar el router funcionando para poder acceder a las emisiones de las cámaras desde nuestro lugar de vacaciones.

Imagen portada | Bryan Boatright

Temas
Inicio