Esta es la temperatura ideal del frigorífico y congelador para ahorrar en la factura de la luz y conservar bien los alimentos

Esta es la temperatura ideal del frigorífico y congelador para ahorrar en la factura de la luz y conservar bien los alimentos
2 comentarios

A la hora de comprar un frigorífico, muchos son los factores y especificaciones técnicas en los que conviene fijarse antes de elegir nuestro modelo ideal. Luego nos lo traen a casa, lo instalamos y hay un detalle importantísimo que quizá se nos olvide configurar: la temperatura de enfriado más adecuada.

Se trata de un factor de gran relevancia para que el electrodoméstico pueda cumplir adecuadamente su función de conservar los alimentos, tanto en la parte de la nevera como en la del congelador, y que también nos permitirá ahorrar cada mes en la factura de la luz o gastar de más si no seleccionamos un valor óptimo.

Elegir una temperatura adecuada permitirá que los alimentos se mantengan más tiempo frescos, que duren más y desperdiciemos menos comida. Gracias al proceso de refrigeración se consigue un retraso en el crecimiento de microorganismos como bacterias que pudieran encontrarse en los alimentos, manteniendo así unas buenas condiciones de seguridad para poder consumirlos sin riesgo.

frigorífico

Pero al contrario de lo que podríamos pensar, no siempre es conveniente elegir la temperatura más fría que nos permita el equipo, ya que podemos estropear algunos alimentos y sobre todo gastaremos energía de forma innecesaria.

Mantener un frigorífico funcionando durante todo un mes puede llegar a costar aproximadamente entre 3,5 y 7 euros en función del tamaño, características y prestaciones. Cifras que incluso se pueden superar con la nueva factura de la luz y si nuestro modelo es de tipo americano, side by side o uno antiguo muy poco eficiente y que no cuente con buen aislamiento.

Además, cada grado centígrado extra que le pidamos bajar al compresor puede suponer un gasto adicional de electricidad de entre el 7 y el 10%, lo que redundará en un incremento de coste a final de mes.

Cuál es la temperatura ideal en el frigorífico

A la hora de elegir la temperatura ideal nos encontramos con diferentes estudios, expertos y recomendaciones de fabricantes, aunque la mayoría se centran en el mismo rango tanto para la parte de la nevera como la del congelador.

Por ejemplo, según la OCU e Iberdrola, la temperatura óptima se sitúa en torno a 4°C, aunque puede oscilar entre los 3 y los 5 grados, en función de lo vacía o lo llena que esté la nevera. Por su parte, la temperatura ideal del congelador se sitúa entre los -17°C o - 18°C.

Campmod Temperaturafrigorificoycongelador2

Por su parte LG recomienda mantener el frigorífico a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados, mientras que otras marcas como AEG hacen lo propio en el rango de 3 y 5 grados. Este fabricante también nos da recomendaciones concretas para el congelado de ciertos alimentos como el pescado o la carne.

Así, recomiendan fijar la temperatura del congelador en -18º C y congelar cualquier alimento al menos durante 5 días antes del momento de consumo. De este modo nos aseguramos de que posibles parásitos (como el anisakis del pescado o el toxoplasma gondi de la carne) no supongan un riesgo para la salud.

Cómo seleccionar la temperatura ideal

frigorífico

Los frigoríficos modernos suelen ofrecer unos mandos de control digitales que permiten seleccionar de forma muy precisa cuál es la temperatura que queremos tener en su interior.

Es suficiente con ir al botón de control correspondiente en la consola principal del frigo y seleccionar la temperatura deseada. El sistema interno se encargará de controlar que se mantiene constante, ajustando el compresor como corresponda.

frigorifico

Muy bien pero, ¿y si mi frigorífico es más antiguo o de gama baja y no cuenta con este tipo de selectores digitales? En estos casos lo habitual es que cuenten con una rueda de control con diferentes indicadores con el que podemos regular la temperatura.

Estos indicadores suelen ser números del 1 al 10 que no tienen relación directa con la temperatura elegida. Por ello, en estos casos conviene introducir un termómetro en la nevera para ir observando a qué temperatura corresponde cada valor de la rueda hasta encontrar un punto en el que nos acerquemos a esos 4 grados centígrados ideales.

Temas
Inicio